Compartir
Publicidad
Publicidad

Toyota Century, el buque insignia nipón

Toyota Century, el buque insignia nipón
Guardar
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hay que buscar un equivalente al británico Rolls-Royce o a la alemana Maybach en el mercado japonés, ese es el Toyota Century (1967). Toma ese nombre del centenario del nacimiento de Sakichi Toyoda (1867-1930), el fundador de la marca. Es uno de los sedanes más lujosos de Japón, y su imagen permaneció prácticamente inalterada durante 30 años.

Inicialmente fue propulsado por un 3.0 V8, con transmisión manual de 3-4 velocidades o automática de 3-4 velocidades. El peso en vacío era de unos 1.700 Kg y se pensó para mandatarios y altos ejecutivos, pues era el buque insignia de Toyota. El motor más potente que recibió fue un 4.0 V8. El diseño de los retrovisores es adelantado, una solución nada habitual.

Toyota Century II (1997)

En el año 1997 aparece la segunda generación, muy similar estéticamente a la primera, pero con el mismo estilo conservador. Sólo hay un motor, un 5.0 V12 de 276 CV, inicialmente con una transmisión de 4 velocidades automática. Es decir, un coche de lujo para que te paseen, sin ninguna ambición prestacional pero buscando la máxima suavidad.

El peso es de casi casi 2 toneladas. La carrocería ha sido pensada para ofrecer el máximo nivel de insonorización y aislamiento posible, con la exquisitez japonesa en ese campo. Pese a su imagen arcaica, por dentro cuenta con adelantos técnicos como el sistema VVT-i en el motor.

Con el tiempo ha recibido alguna actualización tecnológica, como una transmisión automática de 6 velocidades o sintonizador de TDT. Es el único coche japonés con motor V12 delantero y tracción trasera, hoy y ayer. Está posicionado por encima de los lujosos Lexus LS, aunque el LS 600h es 4.000.000 de yens (~34.000 euros) más caro.

Los pasajeros traseros se benefician de un enorme espacio interior, con asientos de masaje eléctrico. Las puertas se abren y cierran de forma totalmente eléctrica, como toque de distinción. Al igual que el Cadillac de Franco, los asientos son encargador de tela en vez de cuero en su mayoría por cuestión de olor. Unas cortinillas plegables aseguran la privacidad de sus propietarios.

Es un modelo básicamente para el mercado japonés en exclusiva, aunque se han vendido unidades al exterior. La mayoría pertenece a diplomáticos japoneses afincados en el extranjero. Se fabrica de forma prácticamente artesanal y el único rival claro que tiene es el Nissan President.

Toyota Century Royal

Existe una versión exclusivísima, el Toyota Century Royal, fabricado para la familia imperial japonesa. Inicialmente era un encargo de cinco unidades, pero por costes acabó reducido a cuatro. La tapicería es de lana, inserciones de granito y algunas piezas en papel de arroz. Vinieron para reemplazar los Nissan Prince Royal, que llevaban 30 años de servicio.

Llamadme pijotero, pero un coche de superlujo con algo que es/parece tapacubos, no me mola, no. El día que domine el Mundo, elegiré el LS 600h como montura medio de transporte y Daniel Seijo será mi chófer.

Fuente | Wikipedia, Youtube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos