Compartir
Publicidad

Rolls-Royce Ghost y Wraith Black Badge, todo al negro para Goodwood

Rolls-Royce Ghost y Wraith Black Badge, todo al negro para Goodwood
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Jugando en casa, no se podía esperar menos de Rolls-Royce, y este fin de semana, durante la celebración del Goodwood Festival of Speed la firma británica celebrará el evento con la presencia de dos versiones especiales. El Rolls-Royce Ghost y el Rolls-Royce Wraith se visten de negro en la edición especial Black Badge.

Exteriormente el color elegido es el nuevo Black Badge Black, una pintura compuesta por múltiples capas de pintura y laca pulidas a mano que crean el efecto del color negro más profundo e intenso que se hay visto sobre la carrocería de un coche. Pero los retoques no son sólo superficiales. Hagan juego.

Las versiones Black Badge de los Rolls-Royce Ghost y Wraith mejoran no sólo su aspecto, sino también sus prestaciones

Podremos ver al Wraith Black Badge no sólo en parado, sino también subiendo la colina durante la Supercar Run conducido por Justin Law, estirando los 632 caballos del motor V12 de 6.6 litros y 70 Nm extra de par motor (ahora 869 Nm). Las novedades también incluyen una nueva suspensión neumática y una caja de cambios con una respuesta más deportiva.

Dentro del habitáculo, un oscuro interior de cuero en negro y rojo Mugello conjugan a la perfección con el exterior. Las molduras son de aluminio aeroespacial y fibra de carbono, mientras que en los tapizados encontramos el logo Black Badge ‘Unlimited’.

Rolls Royce Black Badge 1

Pasando al Ghost tenemos unas nuevas cifras bajo su capó con un incremento de potencia de 40 caballos hasta alcanzar los 610 CV y 60 Nm adicionales de par motor. La entrega de potencia también ha cambiado gracias a una caja de cambios automática de ocho velocidades revisada.

Con un aspecto más amenazador que de costumbre, los Rolls-Royce Black Badge hacen un guiño a la deportividad

El Ghost Black Badge por fuera está terminado igual que su hermano, en color Black Badge Black, pero el interior contrasta el cuero negro con azul Cobalto, mientras que las molduras están realmente producidas en aluminio aeroespacial y fibra de carbono.

Estas dos unidades han sido producidas expresamente para el FoS 2016, lucen un Espíritu del Éxtasis en negro brillante y nuevos logotipos de la doble erre en unas llantas específicas de fibra de carbono y 21 pulgadas. Las piezas que en los modelos de producción son cromadas ahora están acabadas en negro como la parrilla, los marcos de las entradas de aire o los escapes.

Pero los Black Badge no estarán solos en Goodwood, una flota de exclusivos Rolls-Royce los acompañarán durante el Festival of Speed con unos cuantos invitados VIP de la marca.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio