Compartir
Publicidad

Este superdeportivo chino y eléctrico es la apuesta de Techrules para Ginebra, pero... ¿se hará realidad?

Este superdeportivo chino y eléctrico es la apuesta de Techrules para Ginebra, pero... ¿se hará realidad?
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hemos visto en muchas ocasiones cómo pequeñas empresas prometían potentes y espectaculares deportivos que finalmente nunca se hicieron realidad, pero parece que la compañía de automoción china Techrules va a cumplir en el próximo Salón del Automóvil de Ginebra su promesa de presentar la variante de producción de un superdeportivo eléctrico de autonomía extendida.

El modelo está basado en un chasis desarrollado por la firma italiana L.M Gianetti y bajo la carrocería se esconde un sistema de propulsión eléctrico pero algo fuera de lo común (Turbine-Recharging Electric Vehicle o TREV), puesto que a modo de generador -de ahí lo de autonomía extendida- utiliza una microturbina de gasolina.

Diseñado por Giorgetto Giugiaro y su hijo Fabrizio, este GT96 (así se llamaba el prototipo del año pasado que adelantaba el coche, si bien el modelo definitivo no tiene aún nombre) luce un aspecto futurista -faros láser, LED traseros o cámaras en lugar de retrovisores- y de inspiración aeroespacial, especialmente en el habitáculo, claramente basado en la cabina de una aeronave -con cubierta de cristal, pensando en la visibilidad-, y con un diseño modular, que permite modificar la configuración interior, siempre con el conductor en el centro del habitáculo.

Este superdeportivo chino y eléctrico es la apuesta de Techrules para Ginebra, pero... ¿se hará realidad?

El prototipo que anticipaba este modelo de producción contaba con una turbina capaz de girar a 96.000 revoluciones por minuto para cargar una batería de litio de 20 kWh y a su vez alimentar seis motores eléctricos -dos delante y cuatro detrás, para un total de unos 1.045 CV de potencia y unos espectaculares 8.640 Nm de par motor máximo, que se dice pronto-. Y claro, con estas cifras y 1.380 kilogramos de peso, promete un 0-100 km/h en 2,5 segundos, 350 km/h de punta y una autonomía teórica de 2.000 kilómetros, aunque habrá que ver cuánto de todo esto se traduce a la realidad.

La compañía ha anunciado que la producción del coche la llevará a cabo la propia L.M Gianetti en Italia, y sólo se fabricarán 25 unidades anuales. Habrá una variante sólo para circuito y después llegará una homologada para la calle. Además, el objetivo de Techrules es poder lanzar modelos más asequibles en un futuro para cubrir diferentes segmentos del mercado.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos