Publicidad

¿Cómo comprar un coche de superlujo o un superdeportivo? No es tan sencillo como parece

¿Cómo comprar un coche de superlujo o un superdeportivo? No es tan sencillo como parece
47 comentarios

Quien más y quien menos hemos soñado alguna vez con poder comprarnos un coche de la categoría superlujo o superdeportivo. No hablamos de las versiones más exlusivas de las marcas Premium, hablamos de los coches que sólo pueden comprarse los ricos más ricos de cada país.

Comprar un coche así no es algo al alcance de cualquiera por varios motivos. El primero y más evidente, es que no todo el mundo tiene el poder económico para comprarse un coche que en muchas ocasiones supera el millón de euros. Pero si tengo el dinero ¿qué tengo que hacer para comprarme el coche de mis sueños?

Lo primero, antes de continuar con el artículo, quiero definir muy bien a que tipo de coches me refiero. Estoy hablando de los coches casi artesanales como Pagani, Bugatti, Koenigsegg, las ediciones más exclusivas de Porsche como el 918 Hybrid, de Ferrari como el LaFerrari o de Lamborghini como el desafortunado Veneno.

Porsche 918 Spyder

También hablamos de coches del segmento superlujo como los Rolls-Royce Phantom, los Bentley como el Mulsanne o los deportivos y elegantes al mismo tiempo Aston Martin One-77, por citar algunos. Son lo más de lo más, y por eso no todo el mundo puede hacerse con uno.

Una de las principales características de estos coches tan exclusivos, es que suelen hacerse únicamente por encargo y en muchas ocasiones se fabrican en ediciones muy limitadas. Por eso, comprar el coche de tus sueños puede ser algo más complicado que llegar al concesionario, pagar la entrada y esperar a que llegue tu coche.

Los clientes de la casa tienen preferencia

Hemos hablado con varias compañías especializadas en la venta de este tipo de coches en nuestro país y todas nos han confirmado nuestras sospechas. Para comprar un coche como por ejemplo el Porsche 918 Spyder, no sólo hay que tener el dinero suficiente.

Rolls-Royce Phantom

Los clientes fieles a la marca suelen tener preferencia respecto al resto de candidatos, y por ello se les da preferencia a la hora de asignar las pocas unidades que suelen llegar a un mercado como el nuestro. Ellos son avisados personalmente por los comerciales de la marca que les informan de que hay un nuevo modelo que podría adaptarse a sus gustos. Por supuesto le dicen que si lo desea podrían reservarle uno casi de forma inmediata.

Es lógico que las marcas apliquen este tipo de medidas. Por un lado, al tener ese trato preferente con los clientes "de la casa", consigues tenerlos más contentos que si los tratases como a cualquier otro novato que quiere empezar a formar parte de la familia en cuestión.

Es justo lo contrario de lo que hacen por ejemplo las compañías telefónicas, dónde los nuevos clientes consiguen precios y condiciones que por lo general suelen ser mucho mejores que las de los clientes fieles que llevan años pagando mes a mes.

Porsche Carrera GT

Sin desviarnos el tema principal, al darle preferencia a los clientes fieles a la marca también consigues tener "tus" coches más controlados, algo importante en este tipo de vehículos. Me explico evocando a nuestra conocida sección Dolorpasión.

Los coches superdeportivos y de superlujo suelen despertar el interés allá por dónde pasan, despiertan mucha expectación y a nada que alguien se pase de la raya con ellos saldrán en las noticias.

A una marca que vende coches que van desde los 120.000 euros hasta los 2 millones de euros, no le suele interesar que se vincule su imagen con actitudes irresponsables al volante, con escándalos e incluso con accidentes. Así pues, si tienes un selecto grupo de clientes que se portan bien con sus coches, mejor venderle a ellos también los más exlusivos.

Rolls-Royce Phantom Jet

Los pagos casi al contado

Otra de las diferencias entre el proceso de compra de un coche superdeportivo o de superlujo respecto a un coche normal y corriente, es que en los primeros suele ser necesario pagarlos casi al contado para que comiencen a fabricarlo.

Tal vez eso no parezca un problema para los ricos compradores de este tipo de coches, pero si que lo es, casi igual que para cualquier otro mortal. Es cierto que las cuentas de los ricos suelen estar mucho más saneadas que las del resto de conductores, pero ellos también necesitan tener un buen cash flow.

Así pues, un millonario cuya riqueza se estime en varios millones de euros puede tener más de un problema para pagar íntegramente y de una sola atacada un coche que puede superar el millón de euros. Ese dinero que deja de estar en su cuenta deja también de ser invertido en sus productos financieros u otros negocios.

Maybach

El problema viene porque en este tipo de coches, la financiación suele brillar por su ausencia. Para comprar uno de los coches italianos más exclusivos de cuantos se comercializan en España es necesario pagar casi el 80% por adelantado para que comiencen a fabricarlo siguiendo los gustos el cliente.

El 20% restante, que en el caso de este coche que supera con creces el millón de euros supone una cantidad semejante a la que tienes que pagar por todo un Porsche 911 Turbo, es el único importe que podrás pagar una vez que te entreguen el coche.

¿Dónde me compro yo este coche?

Como es lógico, de las marcas más exclusivas de coches no hay casi concesionarios en nuestro país. Es más, los pocos concesionarios suelen concentrarse en las grandes ciudades o zonas frecuentadas por sus potenciales clientes, mientras que la riqueza tiende a repartirse por todo el país.

Guarnieri San Pedro de Alcántara

El hombre más rico de España vive en A Coruña, pero allí ni hay un concesionario de Pagani, ni de Rolls-Royce ni siquiera de Ferrari. Eso puede suponer un problema entre comillas, ya que no es posible ir al concesionario y pedir el coche.

Realmente no es tanto problema porque basta con descolgar el teléfono, llamar al importador de cada una de las marcas en España y automáticamente se presentará un comercial en tu ciudad para atenderte con todo tipo de cariños.

El mayor problema de que apenas haya concesionarios y servicios oficiales de este tipo de marcas llega cuando el coche tiene que pasar las revisiones oficiales. Ya sabes que las revisiones no van a ser baratas, pero lo peor es que el coche tendrá que irse en grúa cada vez que tenga revisión, y por tanto no podrás usarlo durante una buena temporada.

Pagani Zonda Cinque Guarnieri

Estos son solo algunos ejemplos que demuestran que no basta con que te toque el premio gordo del Euromillón o la Lotería Primitiva para poder comprarte el coche de tus sueños. Eso si, si tu problema es que no tienes el pedigree necesario para hacerte con un coche tan exclusivo, siempre podrás optar a los especialistas que se dedican a comprar estos modelos tan exclusivos para luego venderlos al mejor postor a un precio muy superior al de tarifa. Son como los reventas de entradas de fútbol, una opción poco lícita pero que te permitirá cumplir tu sueño sobre ruedas.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios