Compartir
Publicidad
Telemetría, diagnóstico en tiempo real o un mecánico listo para coger un avión: así es la asistencia de Bugatti
Superdeportivos

Telemetría, diagnóstico en tiempo real o un mecánico listo para coger un avión: así es la asistencia de Bugatti

Publicidad
Publicidad

Puede que el concepto de coche conectado con el propio fabricante te suene muy a Tesla -la firma de Musk recopila datos de sus coches de forma remota-, pero otras marcas también cuentan con soluciones parecidas, como la telemetría de Bugatti, estrenada por primera vez en un coche de serie con el Veyron.

Ahora la firma francesa del grupo Volkswagen detalla cóm funciona este evolucionado sistema de telemetría en el Bugatti Chiron, uno de los coches más caros y exclusivos del planeta. Si tu coche tiene un problema, por pequeño que sea, la marca probablemente lo sabrá incluso antes que tú.

En este nuevo Chiron -al que su precio de 2,4 millones de euros no le ha evitado una llamada a revisión- el sistema de telemetría transmite información a la fábrica en tiempo real, como lo haría un coche de carreras al box del equipo, para entendernos. Por supuesto, este sistema sólo está operativo si el cliente da su consentimiento. La privacidad es lo primero, y más a estos niveles.

Bugatti Chiron

Bugatti pone el ejemplo del propietario que aún no sabe que su rueda delantera izquierda no tiene la presión adecuada, pero el sistema de telemetría ya ha informado a la fábrica de Molsheim y un técnico ha llamado al cliente para informarle de que debe revisar la presión de su supercoche de 1.500 CV. Así de sencillo. El coche informa y la marca toma nota.

Comunicación bidireccional

El sistema en sí está basado en radiofrecuencia y monitoriza el estado de cada Bugatti en cualquier parte del mundo y a cualquier hora del día. En el Chiron una de las novedades es que transmite la información en tiempo real, aunque para que funcione correctamente el coche ha de encontrarse en un lugar con cobertura telefónica.

Según la marca, este sistema es capaz de obtener información de hasta 10.000 aspectos del vehículo y de todo tipo de componentes, desde el motor o la transmisión hasta los neumáticos, el sistema de aire acondicionado, el apartado multimedia o las luces, por poner algunos ejemplos. Además, la comunicación es bidireccional, pudiendo Bugatti hacer cambios en la configuración del vehículo de manera remota, o realizar actualizaciones de software.

Bugatti Chiron

El corazón del sistema es una pequeña y ligera caja de aluminio integrada en el vehículo, con unas dimensiones de 14 centímetros de ancho por 5 de alto y 10 de largo, que recibe información de al menos 30 unidades de control, para después enviarla a los ordenadores del servicio de atención al cliente de Bugatti.

"Doctores voladores" al rescate

En caso de que algo no esté funcionando como debe en el vehículo, Bugatti cuenta con una figura denominada "flying doctor" o doctor volador, que es en efecto un mecánico encargado de la buena salud de los coches de los clientes. Bugatti tiene tres en plantilla, cada uno responsable de una zona del mundo: Europa y Rusia, Oriente Medio y Asia-Pacífico, y Norteamérica.

Desde el momento de comprar el Bugatti, el cliente tiene a uno de estos doctores como el contacto directo para cualquier consulta técnica. Según la marca, estos mecánicos están listos para subir a un avión en cualquier momento del día y llegar hasta el vehículo en cuestión que necesite de sus cuidados.

Bugatti Chiron

Si surge un problema, reciben un aviso en su teléfono móvil. Y no están tan solos como podría parecer, ya que cuentan con el apoyo de los mecánicos de la compañía en Molsheim y las instalaciones de los 34 concesionarios de Bugatti que hay repartidos por el mundo.

Desde 2004 en el Bugatti Veyron

Fue hace casi una década y media cuando Bugatti desarrolló este sistema de análisis y transmisión de datos que permite la comunicación entre el vehículo del cliente y el servicio de atención al cliente y mantenimiento del fabricante. Desde 2004 la marca francesa ha podido monitorizar cada uno de los Bugatti que han salido de sus instalaciones.

"Por entonces sí que fue algo novedoso. Bugatti es el primer fabricante de automóviles que aplicó la telemetría a un vehículo de producción. Y aún somos únicos en este sentido", afirma Norbert Uffmann, ingeniero responsable del desarrollo de este sistema de telemetría. Además, la telemetría también jugó un papel fundamental en la fase de desarrollo del Chiron.

Bugatti Chiron

Entre las funciones de esta telemetría que son únicas para el nuevo Chiron destaca el sistema de seguimiento en caso de robo, que es capaz de detectar situaciones como el transporte en un camión, y dar un aviso.

Según Uffmann, todos los clientes a excepción de unos pocos han dado su consentimiento y hacen uso del sistema de telemetría, si bien la transmisión de datos entre el vehículo y el servidor se efectúa mediante los protocolos de seguridad más avanzados de los que dispone el Grupo Volkswagen.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos