Compartir
Publicidad

Qué son los coches "zombies" que tanto preocupan a la DGT y por qué el tuyo podría serlo

Qué son los coches "zombies" que tanto preocupan a la DGT y por qué el tuyo podría serlo
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada año se dan de baja en España un total de 700.000 vehículos, pero en los últimos años las bajas temporales se han incrementado de manera importante, pasando a suponer la mitad del total de bajas, frente al 5 % que suponían en el año 2004. Y esto preocupa a la DGT.

Los denominados coches "zombies", que son aquellos dados de baja temporal y cuyo paradero es incierto, son una preocupación para la Dirección General de Tráfico debido al desmesurado incremento de este tipo de bajas en los últimos tiempos, y se sospecha que muchos de ellos podrían seguir en circulación.

La baja temporal de un vehículo, ideada para ahorrar al propietario los diferentes costes asociados al uso del vehículo (seguro, impuestos, etc...), supone la retirada temporal del vehículo de la circulación y se puede solicitar por tres razones principales: por motivos personales (no se va a utilizar el coche, por ejemplo), por haber entregado el vehículo a un compraventa o por sustracción del mismo (en la mayoría de ocasiones se hace de manera automática al presentar la denuncia).

Además, el proceso para dar de baja temporal un vehículo es muy sencillo, y requiere únicamente un trámite y el pago de una tasa de 8,50 euros, que no es necesaria en caso de que la baja se tramite automáticamente debido al robo del vehículo.

Coches 2

Vehículos en circulación o en el mercado negro

La DGT contempla la posibilidad de que muchas de estas bajas temporales amparen transacciones fraudulentas o al margen de la legalidad, ya que los vehículos podrían seguir en circulación, podrían estar siendo exportados a otros países o bien sus piezas podrían estar siendo revendidas y reutilizadas.

En muchas ocasiones los propietarios se desprenden de sus vehículos confiando en que la baja definitiva la tramite un tercero, pero algunos de estos centros irregulares podrían desguazar el vehículo sin atenerse a la normativa europea de descontaminación de vehículos para la reventa de piezas en el mercado negro, por ejemplo.

Y es que cuando se tramita la baja definitiva de un vehículo, que supone la retirada definitiva del mismo de la circulación, han de ser achatarrados y descontaminados por un CAT o Centro Autorizado de Tratamiento. En caso de no ser así, pueden seguir de baja temporal y por tanto se pierde su rastro, por lo que podrían acabar en mercados de otros países, ya sea enteros o por piezas, e incluso en la calle.

A partir del mes de octubre la DGT tiene previsto enviar una carta informativa a los ciudadanos que hayan dado de baja temporal sus vehículos con el objetivo de hacerles saber que dichos coches no han llegado a ser nunca dados de baja de manera definitiva en el Registro de la Dirección General de Tráfico y, por tanto, podrían seguir en circulación.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio