Compartir
Publicidad

Mesa Redonda MotOh 2006!

Mesa Redonda MotOh 2006!
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Según la mesa redonda celebrada hoy en el Salón MotOh! y auspiciada Línea Directa y los organizadores de la Fira, la nueva normativa del carné B, que con más de tres años permite conducir automáticamente vehículos de dos ruedas de hasta 125 cc. y potencia limitada, no incide en la siniestralidad, según las cifras aportadas por la propia compañía de seguros. El estudio estadístico, según explicó su director del área motociclista, José Luis Díaz, se centró en aquellos conductores de la categoría A1 con una experiencia de conducción de cero años, al igual que en aquellos que accedían al carné B con la misma experiencia. Los datos estadísticos corresponden al acumulado desde octubre de 2004.

El citado estudio consideró importante vincular parámetros como la experiencia y la frecuencia siniestral en el primer año de conducción, y sus datos indicaron un doce por ciento de siniestralidad entre los conductores del carné A1 y de sólo un nueve por ciento entre los poseedores de la licencia B, por lo que además de ser positivo el resultado permitía valorar de manera optimista el aumento de la movilidad urbana sin que por ello se incrementase el riesgo.

El Director General de Tráfico, Pepe Navarro, reconoció que todos los estudios que han llegado a sus manos, no sólo en España sino de muchos países de la Unión Europea, anuncian un aumento del parque de motos por la movilidad que representan y la facilidad de acceso y uso en las grandes ciudades y una disminución de los coches, si bien quiso puntualizar la necesidad de usar el transporte público, aunque “siempre habrá un vehículo alternativo más rápido de dos ruedas” y que “el coche nunca podrá competir con la moto en la ciudad”.

En la mesa redonda también participaron Angel Mateos, Subdirector General de Circulación y Planificación de Infraestructuras del Ayuntamiento de Madrid, quien afirmó que la capital está haciendo “una apuesta clarísima por la moto como medio de transporte y que se plasma en medidas como la creación de trescientas reservas de aparcamiento en lugar de las setenta existentes, la erradicación en unos cinco años de pinturas resbaladizas en los pasos de cebra, sustituyéndolos por pasos punteados o la posibilidad del uso del carril bus por estos vehículos”. Angel López, Director de Serveis de Mobilitat del Ajuntament de Barcelona, lo tenía mucho más claro, al igual que Mercé Navarro (responsable del Pla Municipal de Seguretat Viaria) ya que la Ciudad Condal lleva más de veinte años considerando la moto como medio de transporte alternativo y de ahí que se esté elaborando un nuevo plan estratégico que abarca prácticamente todos los aspectos inherentes al uso de la moto, tanto en Seguridad Vial como Movilidad Urbana.

El Secretario General de la Asociación Europea de Constructores de Motos (ACEM), Jacques Compagne, puso como ejemplo Londres, donde con un plan de dos años han conseguido mejorar el transporte urbano sin apenas alterar sus infraestructuras y primando el uso de la moto con iniciativas incluso fiscales, al gravar los vehículos de cuatro ruedas con un impuesto de doce euros para los usuarios de coches no residentes que circulan por el centro y que no pagan las motos.

Francisco González, vicepresidente de la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados, hizo multitud de recomendaciones para mejorar determinados aspectos entre los usuarios de las motos y casi todas referidas a la mejora de las infraestructuras dependientes de las Diputaciones y Ayuntamientos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos