Compartir
Publicidad

Menos multas, menos sueldo: se reaviva el debate de la caza de conductores de la Guardia Civil

Menos multas, menos sueldo: se reaviva el debate de la caza de conductores de la Guardia Civil
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este debate lleva en la mesa varios años, y cada vez que vuelve, se convierte en toda una hecatombe de opiniones. Unas declaraciones del portavoz de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), Juan Fernández a El Plural, ponen en tela de juicio la legitimidad de las sanciones impuestas por la Guardia Civil a los infractores. Relata que existe un baremo de puntos del cual depende el sueldo de los agentes: "dentro de esa puntuación las denuncias son las que más valen”.

Según Fernández, los agentes pueden llegar a perder hasta 140 euros al mes si no cumplen esta norma. El baremo de actividad de cada agente a lo largo del día tendría que reflejar el número de regulaciones de tráfico, el de auxilios en carreteras y el de multas. El secretario general de la asociación, Alberto Moya, ha declarado también "que muchos guardias civiles ponen multas innecesarias para no perder su complemento de productividad".

A la caza del conductor

Según las declaraciones, el trabajo de los agentes que prestan servicio en estas unidades se ve influenciado por un baremo de puntos que provoca que se lancen a la caza de conductores para no perder dinero. Fernández afirma que en las unidades se establecen tres grupos: Un 25% de los agentes estaría en la parte superior del ranking. En el medio se situaría un 50% y el otro 25% en la parte inferior”.

Multa

Esta norma produciría conflicto y rivalidad entre compañeros, ya que los que se encuentran en el grupo inferior podrían dejar de percibir entre 130 y 140 euros al mes.

Por su parte, el secretario general de la asociación ha declarado a La Opinión de Murcia que "lo que más vale son las multas. Y los guardias civiles están en un escalafón, de tal manera que el que haya puesto diez multas estará por debajo del que haya puesto veinte". Además reciben una carta en la que se señala el bajo rendimiento del agente, que tendrá que aumentar el número de sanciones los días siguientes. AUGC ha recurrido en varias ocasiones este sistema a los tribunales, sin llegar a conseguir que se cambie la forma de controlar el trabajo.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, se ha hecho eco de la información y ha expresado que le "consta que algo de esto hay" en Twitter. El comentario le ha valido numerosos insultos y la Asociación Pro Guardia Civil ha pedido una rectificación.

Cuando los tribunales condenaron este sistema

En 2012 hablamos del caso de un guardia civil de Badajoz que perdió parte de su sueldo por poner pocas multas y que llegó a los tribunales. El juez le dio la razón y condenó a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil a reponer la parte de la nómina que le habían retirado, ya que no se podía decir que el agente hubiera estado menos activo aunque hubiese puesto menos multas.

Velocidad

Meses más tarde, Castellón se sumaba al debate con ingredientes similares: dos agentes de Benicarló dejaron de cobrar pluses de productividad por poner menos multas que sus compañeros. Por su parte el juez tachó de inadmisible que los agentes sean “una especie de recaudadores” y que les retiraran los pluses como castigo por no multar lo suficiente.

El denominado Resumen de Actividades Individuales (RAI), engloba de una veintena de conceptos con los que la Dirección General de la Guardia Civil evalúa y valora la actividad que tienen los agentes en el ejercicio de sus funciones. En el contexto de los agentes de Tráfico, esta valoración tiene en cuenta el número de multas impuestas, en comparación con la media de los compañeros. En 2014 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) lo declaró nulo al "no ser ajustado a derecho".

En Motorpasión | Se acabaron (por ahora) las multas por cubrir el expediente

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio