Compartir
Publicidad

Marcas viales de color verde: la medida de la DGT para reducir accidentes en carretera de la que nunca más se supo

Marcas viales de color verde: la medida de la DGT para reducir accidentes en carretera de la que nunca más se supo
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Dirección General de Tráfico está determinada a implementar nuevas maneras para reducir la siniestralidad desde hace años. En 2016 la DGT inició una medida un tanto atípica, introduciendo marcas viales de colores.

Se trató de un proyecto piloto que lleva años en gestación, aún sigue vigente, y del que aún no se tiene una conclusión precisa: pintar los carriles de colores para que los conductores reduzcan la velocidad. Te lo explicamos.

Marcas longitudinales de colores contra el exceso de confianza

Carreteras Colores Dgt 1

El proyecto piloto se inició en 2016 con la firma entre la Junta de Castilla y León y la DGT un convenio cuyo propósito era "la realización de actuaciones coordinadas para el calmado del tráfico". Dentro de este marco en las carreteras CL-615 y CL-613 de la red castellana se implementó un proyecto piloto que teóricamente se había probado con éxito en Suecia y Holanda.

La medida estrella consistía en pintar los márgenes interiores de los carriles con marcas longitudinales paralelas en un color diferente al blanco. El principio sobre el que se basa esta actuación se fundamente en la teoría de que al percibir un color (verde) por los laterales el conductor tiene la sensación de que el carril se ha estrechado, por lo que reduce la velocidad media del trayecto.

De manera accesoria y con el empleo de señalización específica, la DGT también reforzaría la vigilancia de la velocidad con la utilización de radares y la presencia de un helicóptero Pegasus. En su comunicado la Dirección General de Tráfico declaraba su intención de que las marcas viales de colores poco a poco se fuera asociando con carreteras de velocidad controlada hasta que no fuera necesario el uso de sistemas de control de velocidad.

Radar Velocidad

La Junta de Castilla y León y la DGT analizarían la siniestralidad de estas dos carreteras, pero llama la atención que tanto la CL-615 (Palencia-Guardo) como la CL-613 (Palencia-Sahagún) no son carreteras especialmente representativas debido a su baja siniestralidad, buena visibilidad y escasa dificultad.

En los 92 kilómetros de la CL-615, entre 2011 y 2016, se registraron fallecidos en accidentes de tráfico, mientras que en los 58 kilómetros de la CL-613 la cifra de personas fallecidas en el mismo periodo se quedó en dos.

Mesta Fusion Morpho Radar

Si el propósito de los organismos públicos es analizar una posible reducción de la siniestralidad y especialmente una bajada en el número de accidentes mortales, se antoja realmente complicado realizar un estudio representativo en carreteras tan poco relevantes a nivel de cifras. Desde noviembre de 2016 cuando se anunció el inicio de este programa no se ha vuelto a saber nada.

Esta medida de identificar marcas de colores con la presencia de controles de velocidad se asemeja mucho a la reciente implantación de la señalización de posible presencia de radares móviles. Estas señales marcan con pictogramas negros sobre fondo naranja la eventual presencia de radares durante un tramo más o menos prolongado de la vía en la que se instalan, pero no garantizan su presencia, simplemente informan.

Carreteras Colores Dgt 2

El propósito de la DGT con este tipo de actuaciones sería evitar el efecto de seguridad que generan estas carreteras con grandes tramos rectos y que anima a los conductores a pisar el acelerador más de la cuenta o a distraerse, forzando un extra de concentración a través del miedo a una vigilancia especialmente celosa de la velocidad.

Quizá sería más efectivo para reducir la velocidad media de los desplazamientos una solución salomónica como en Arnprior (Escocia) donde convirtieron una recta de la A811 en una sucesión de pequeñas curvas a través del serpenteo de las marcas viales.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio