Compartir
Publicidad
Publicidad

Los controles de la Guardia Civil ya detectan a más conductores drogados que bebidos

Los controles de la Guardia Civil ya detectan a más conductores drogados que bebidos
Guardar
33 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Entre los días 5 y 11 del pasado mes de junio, la Guardia Civil ha llevado a cabo una campaña de de vigilancia de consumo de alcohol y otras drogas entre los conductores de todo el país, haciendo en total más de 158.000 pruebas de ambas sustancias entre los conductores, y los datos que se extraen de esta campaña son como mínimo preocupantes.

Podemos decir que en España ya se detecta a un mayor número de conductores que han consumido drogas frente a los que han consumido alcohol, lo cual no es precisamente bueno. De las 1.959 pruebas de drogas realizadas a conductores, el 33,5% dio positivo.

Se trata de un porcentaje extremadamente alto, aunque hay que tener en cuenta que este tipo de pruebas sólo se realizaron a conductores con algún síntoma de haber ingerido alguna sustancia, que habían cometido alguna infracción o que se habían visto implicados en un accidente.

Pim Pam Toma Lacasitos

De esos 657 que dieron positivo en el control de drogas, 442 lo hicieron por haber consumido cannabis, 268 por cocaína y 88 por anfetaminas. La idea de la Guardia Civil a través de la Dirección General de Tráfico es aumentar el número de este tipo de controles realizados hasta convertirlos en algo habitual como lo son hoy en día los controles de alcohol.

El alcohol todavía preocupa, y varios casos con un buen ejemplo de lo que no se debe hacer

En dicha campaña se llevaron a cabo 156.982 pruebas de control de alcoholemia y en ellas sólo 1.626 conductores dieron positivo. El mayor número, concretamente 1.438 fueron detectados en controles preventivos, el resto o estuvieron involucrados en accidentes o se saltaron alguna norma o mostraban síntomas de embriaguez.

Se trata de un porcentaje muy bajo si lo comparamos con los de hace solo unos años, pero evidentemente todavía es alarmante el número de personas que conducen bajo los efectos del alcohol. Sirvan como ejemplo estos tres.

Multa

Dos camioneros fueron detenidos tras quintuplicar la tasa máxima de alcoholemia permitida a conductores profesionales, fijada en 0,15 mg/litro.

Otro caso destacado fue el de un conductor interceptado en A Coruña que en la primera prueba dio 1,22 mg de alcohol / l. La segunda prueba no pudo ni realizarla porque se quedó dormido, y a pesar de que los agentes intentaron despertarlo, no lo consiguieron por lo que lo trasladaron a un hospital.

Otro conductor en bicicleta, también en A Coruña, dio 0.86 mg alcohol / l e iba circulando sin casco en vía interurbana, lo cual está prohibido.

Sin duda son solo ejemplos de actitudes poco responsables tanto con ellos mismos como con el resto de usuarios de la vía. Casos que afortunadamente van a menos, en parte gracias a la labor de las instituciones para concienciar sobre los problemas de mezclar alcohol y conducción, y en parte por la actitud responsable de la mayor parte de conductores.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos