Compartir
Publicidad

Paga tu multa en función de tus ingresos

Paga tu multa en función de tus ingresos
62 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Me lo contó Miores. Resulta que un tipo llamado Anders Wiklöf circulaba con exceso de velocidad y le multaron. Claro, que si te lo vendo así dirás que vaya porquería de tema para tratar en un fauna en ruta. Y si te digo que el límite era de 50 km/h y Wiklöf pasó a 77 km/h, me mandarás a tomar Fanta.

Así que toca darle peso a la razón de ser de la noticia. 95.000 euros. Sí. Por un exceso de 27 km/h en zona urbana. ¿A que la cosa cambia? Sabía que te iba a gustar el tema. Te garantizo que la historia tiene varios polos para generar discusión; algunos tienen que ver con la seguridad, otros no tanto, pero eso es lo que tiene hablar de multas de tráfico.

Sucedió en las Islas Åland. Eso queda en el mar (claro), entre Suecia y Finlandia, país al que pertenecen. A nivel histórico y turístico, las Åland tienen su interés. Se trata de un archipiélago formado por más de 6.700 islas, islotes y escollos, cuya única ciudad es Mariehamn (o Maarianhamina, en finés). Mariehamn tiene 11.446 habitantes conviviendo en 11,8 km² de tierra firme.

Como nos contaban años ha en Diario del Viajero:

Åland es prácticamente independiente dentro de Finlandia. Tiene su propio gobierno y parlamento, competencias totales en políticas internas, bandera, emite sellos e incluso tiene su dominio de internet .ax. Lo más importante, sin embargo, es su régimen fiscal especial (similar al de las Islas Canarias). En Åland no se paga IVA.
riesgo de muerte por atropello, según velocidad - fauna en ruta

¿Riesgo o percepción del riesgo?

Ahora que sabemos dónde ocurrió, vamos a por la infracción cometida por Anders Wiklöf. 77 km/h es una velocidad elevada para un núcleo habitado. Ya te comenté cómo iba esto de las velocidades de circulación y los riesgos derivados de un atropello, así que poca broma, que a 80 km/h (como referencia) prácticamente no hay posibilidad de sobrevivir si se nos lleva un coche por delante.

Como las estadísticas nos reducen a meros números --motivo por el cual siempre que puedo rehúyo hablar de balances de fallecidos-- la cosa está en que un conjunto de 11.446 unidades es particularmente sensible a cualquier pérdida. En números, me refiero. Además, está la extensión del territorio como argumento, y es que circular a 77 km/h en 11,8 km² de tierra supone un riesgo cierto de caer al mar en mitad de una racha de estornudos.

Así que quizá lo multaron "por su seguridad". Para evitar que se saliera. Que sí.

fauna en ruta - imprevistos

Claro, que cuando leo la noticia en su salsa sueca ("ve a la fuente original", me decían) veo un detalle interesante: la sanción se impuso por foto disparada en una salida de la población, "pocos centenares de metros" antes de que el límite de 50 km/h pasara a ser de 70 km/h.

"Nunca pensé que iba demasiado rápido", dijo Anders Wiklöf al periodista local que se hizo eco del suceso. Es decir, que hablamos de percepción del riesgo. Él no creía que fuera peligroso y yo no sé qué pensar. En una situación como esa es habitual darle al acelerador para ir adaptando el ritmo a las circunstancias del tráfico y de la vía porque la probabilidad de atropello es nula. Hombre, me chirría lo de los "pocos centenares de metros" y que la velocidad detectada fuera de 77 km/h (¿serían algo más de 80 km/h en el velocímetro?), pero estoy dispuesto a ser comprensivo.

Total, que quizá fue "por SU seguridad". La seguridad económica del gobierno de las Åland, digo.

Las multas, según el nivel de ingresos

Y es aquí donde dejamos de hablar de Seguridad Vial y nos plantamos en el terreno de la Economía. ¿95.000 euros es una cuantía aberrante para una sanción? Bueno... depende. Si lo asimilamos a la vida que se pierde cuando hay un atropello a esa velocidad, es una nimiedad, porque partimos de la base de que perder una sola vida es perder demasiado.

Pero claro, es que son 95.000 euros...

Y este es uno de los motivos por los que rehúyo hablar de cuantías de las sanciones --e incluso de si me pueden multar por esto o por aquello-- siempre que puedo. Porque entramos en un bucle denominado mercadeo de la seguridad. Y a mí la Seguridad Vial me merece más respeto que la reducción a la burda cuestión económica. Pero es que yo soy un idealista, y así me va.

pagar multas según los ingresos - fauna en ruta

Dentro de esta lógica del mercadeo, está el sistema que tienen en Finlandia, donde se pagan las sanciones en función de la renta que tienen los infractores. Aquí, depende de cómo encaremos la cuestión, nos posicionaremos a favor o en contra de esta forma de proceder. Si somos más o menos honestos, diremos: "Que pague más el que más tiene".

Pero las cosas no siempre son tan sencillas cuando hablamos de dinero.

Por un lado, está el argumento favorito de las gentes pudientes: "Si me tienen que cobrar un dineral, cojo el Scattergories y me piro con mi pasta fuera de este país". Que, ojo, eso es lo que decía Wiklöf: que en Suecia este exceso le había salido por el equivalente en coronas a 450 euros. Por comparar un poco, en Alemania la sanción sería de 100 euros, y en España --siempre tan europeos nosotros-- sería de 300 euros.

Pero es que luego está el otro argumento, el de la España pícara. Y es que si uno paga las multas en función de la renta que tiene... la solución está en ponerlo todo a nombre de la abuela moribunda y declararse insolvente. ¿O es que no ha habido trapicheo con el tema de los puntos del permiso de conducir? Pues esto de las multas es aún más sencillo: "Oiga, es que ni para echarle queroseno al Ferrari me llega, mire usté", y aún me darían una subvención por lástima.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos