Compartir
Publicidad

En Ecuador un tribunal ha tumbado dos radares de tráfico por considerarlos ilegales

En Ecuador un tribunal ha tumbado dos radares de tráfico por considerarlos ilegales
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado 23 de octubre se instalaron dos radares de velocidad en la carretera Panamericana Norte (E35) a la altura del cantón de San Pedro de Huaca que se ubica en la provincia de Carchi (Ecuador). Estos dos dispositivos han recibido no pocas protestas por parte de los conductores que culminaron en una demanda presentada ante el Tribunal Penal de Carchi, el cual ha fallado en favor de los denunciantes, solicitando a la empresa a que los retire y devuelva el importe de las sanciones aplicadas.

Así lo informa la publicación ecuatoriana La Hora: el juzgado ha aceptado la demanda presentada por los ciudadanos afectados a través del Defensor del Pueblo, así como varias por asociaciones como el Comité Cívico del Carchi, la Asociación de Transporte Pesado o la Unión de taxistas de la Provincia del Carchi.

En Ecuador un tribunal ha tumbado dos radares de tráfico por considerarlos ilegales

Desde que se colocaran estos dos dispositivos de control de velocidad, las quejas no han dejado de sucederse, llegándose a realizar hasta acciones de protesta como cortar el pasado mes de abril este tramo de la carretera que une Quito (Ecuador) con Rumichaca (Colombia), tal y como recoge el diario El Comercio.

Los conductores y las mencionadas asociaciones han expuesto ante el tribunal que estos dos radares no funcionaban correctamente y que fueron colocados sin realizarse los estudios técnicos pertinentes. Algo que ha negado la empresa responsable.

Podrían haber recaudado cerca de tres millones de dólares

En Ecuador un tribunal ha tumbado dos radares de tráfico por considerarlos ilegales

De esta manera, este tribunal ha dado la razón a los demandantes mediante una resolución en la que insta a que, de manera cautelar, se retiren ambos radares además de exigir que se anulen las multas que han impuesto en estos ocho meses.

Los dos dispositivos fueron colocados por la Empresa Pública de Movilidad del Norte (Movidelnor EP) que, según informa el medio ecuatoriano, aseguran no haber sido informados formalmente de la sentencia emitida por el Tribunal de Garantías Penales del Carchi. La entidad pública expone que esperarán a recibir la documentación para: "En base a la resolución, proceder de conformidad y, de acuerdo a lo que la Ley nos asiste".

Movidelnor tampoco ha facilitado cifras de lo recaudado por estos dos radares de control de velocidad durante este periodo, pero según el gremio de transportistas de esta provincia ecuatoriana la cantidad podría ser cercana a los tres millones de dólares (unos 2.670 millones de euros al cambio).

Uno de los abogados de los demandantes, Pedro Velasco, espera que el importe de estas multas sea reembolsado a los afectados en el menor tiempo posible, asegurando que en los próximos días se establecerá un calendario para hacer efectivas estas devoluciones.

Ajustados a 50 km/h

Y es que desde que fueran instalados, parece que estos radares se han hinchado a poner multas. Así lo demuestran los muchos comentarios al tweet que publicó la cuenta oficial de la Policía de Ecuador cuando el pasado 8 de abril este tramo de San Pedro de Huaca donde están colocados ambos radares fue cortado por los transportistas.

La mayoría denunciaba haber sido sancionados por estos dispositivos, en algunos casos varias veces, por ir a velocidades inferiores a 90 km/h. Al parecer, los radares estaban calibrados a 50 km/h, un límite que los conductores consideran excesivamente bajo al tratarse de una recta de la Panamericana. Aunque también es cierto que esta carretera es de un carril para cada sentido y que discurre entre numerosas poblaciones.

Tanto transportistas como automovilistas han señalado que estos radares estaba "prácticamente escondidos" y que no fueron anunciados a conductores y ciudadanos. En definitiva, más que herramientas para reducir la siniestralidad en carretera aseguran que su fin parece ser esencialmente recaudatorio.

Asimismo, profesionales del transporte, como es el caso de la empresa de autobuses de larga distancia Velotax, han defendido que, para reducir los accidentes sería mucho más efectivo colocar semáforos en ciertos tramos. Sea como fuere, han conseguido ganarle la partida a esta empresa pública.

Fotos: Policía Ecuador

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio