Compartir
Publicidad

Contestar un whatsapp al volante aumenta hasta un 134 % los accidentes en mayores de 55 años, según un estudio

Contestar un whatsapp al volante aumenta hasta un 134 % los accidentes en mayores de 55 años, según un estudio
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"Contestar un whatsapp al volante aumenta hasta un 134 % los accidentes en personas mayores de 55 años". Esta es la principal conclusión de una investigación realizada por científicos del departamento de Óptica de la Universidad de Granada, que analiza cómo influye el uso de este servicio de mensajería durante la conducción en función de la edad.

La sensibilidad ante el contraste de las pantallas, asignatura pendiente en los psicotécnicos

Universidad Granada Foto: Departamento de Óptica de la UGR.

Los resultados de la investigación demostraron que el uso del teléfono móvil durante la simulación de la conducción "empeoró notablemente" a las capacidades del conductor para mantener el vehículo dentro del carril. También aumentó la distancia recorrida invadiendo el carril contrario.

En el estudio participaron un total de 75 conductores, usuarios habituales de whatsapp, a quienes se dividieron en 4 grupos de edad: grupo 1 (18-24 años), grupo 2 (25-39 años), grupo 3 (40-54 años) y grupo 4 (mayores de 55 años).

La desviación estándar de la posición lateral del coche aumentó, según el estudio, siginificativamente para todos los grupos de edad evaluados excepto para aquellos cuya edad se comprendía entre los 25 y los 39 años. Así, el número de colisiones aumentó en los siguientes porcentajes a medida que la edad del conductor distraído era más avanzada:

  • Grupo 1: + 8,3 %.
  • Grupo 2: + 25 %.
  • Grupo 3: + 80,5 %.
  • Grupo 4: 134,5 %.

Finalmente, se recopilaron datos sobre la percepción subjetiva que estos conductores tenían de su propia conducción mediante una encuesta, que reveló que son los más jóvenes los que adoptan más conductas de riesgo al volante y más infracciones.

Lo cierto es que en conductores de edad avanzada se produce un acostumbramiento a los déficits que puede dificultar que no se valoren adecuadamente las capacidades al volante, por lo que el resultado es el mismo.

Esta evaluación también sirvió a las investigadoras que dirigen el estudio, Carolina Ortiz Herrera y Rosario González Anera, para poner de manifiesto la necesidad de evaluar durante los examenes psicotécnicos el rendimiento visual ante el deslumbramiento:

"Tanto el deterioro de la sensibilidad al contraste como el incremento del nivel de straylight (parámetro relacionado con la difusión de la luz en los medios oculares, que afecta a la sensibilidad al deslumbramiento), mostraron una correlación estadísticamente significativa con un mayor número de colisiones, una mayor distancia recorrida fuera del carril y un peor control lateral del vehículo".

Por lo tanto, el deterioro de la sensibilidad ante el contraste de las pantallas de los teléfonos móviles debería ser, según las investigadoras, incluidos en los examenes visuales para la obtención o renovación del permiso de conducir.

La DGT ya anunció hace meses que se detraerán hasta 6 puntos del carnet de conducir por usar el móvil mientras se conduce, equiparando el uso este dispositivo con el consumo de alcohol al volante.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio