Bebido, drogado, con el neumático completamente reventado y los airbags desplegados: premio cum laude a la temeridad

Bebido, drogado, con el neumático completamente reventado y los airbags desplegados: premio cum laude a la temeridad
9 comentarios

Por desgracia, hay conductores con los que jamás queremos toparnos en la carretera. Este temerario cazado en Málaga es un buen ejemplo de ello: circulaba en plena autovía sin un neumático y con los airbags activados. Dio positivo en alcohol y en tres tipos de drogas diferentes.

Gracias a este combo de imprudencias, está siendo investigado como presunto autor de dos delitos contra la seguridad vial: uno por conducción temeraria y otro por conducir bajo los efectos de las drogas.

Irresponsable es poco

Según detalla la Guardia Civil, el 2 de octubre varios automovilistas alertaron por teléfono de que un Audi A3 circulaba por la A-7 de forma errática y a una velocidad anormalmente baja. Además, según los usuarios iba cambiando constantemente de carril, provocando retenciones. Aunque había más.

En un vídeo publicado en Twitter por el cuerpo de seguridad vemos retratado a este temerario en varios cortes durante su peligroso periplo, se entiende de vídeos de denuncia enviados por estos usuarios.

En el mismo, se puede apreciar como discurría con el neumático completamente destrozado. Tanto, que iba reventando a su vez la carrocería del compacto alemán. Y posteriormente lo vemos chocarse contra las paredes de un túnel, aunque eso tampoco le detuvo, pues siguió circulando.

La Guardia Civil detalla que, finalmente, fue interceptado en el km 246 de la A-7. Ahí fue cuando descubrieron que además del neumático delantero izquierdo reventado, llevaba los airbags desplegados, quizá activados tras el choque lateral contra la pared del túnel.

Ante semejante cuadro, los agentes le sometieron a las pruebas de alcohol y drogas. Arrojó una tasa de alcohol de 0,40 mg/l de aire espirado y dio positivo en tres sustancias distintas: THC (cannabis o marihuana), cocaína y anfetaminas.

Afortunadamente, en su errático y totalmente irresponsable hacer al volante, no hubo que lamentar accidente alguno. Y bien podría haberlo ocasionado, ya que la Guardia Civil explica que el resto de automovilistas se vieron obligados a realizar maniobras evasivas para no chocar con él.

Posible cárcel y muchos años sin carnet

Sea como fuere, la imprudencia le puede salir muy cara. De momento está siendo investigado por dos posibles delitos de tráfico: conducción temeraria y circular bajo los efectos de las drogas.

En lo que toca al alcohol, la tasa registrada fue menor a la contemplada como delito en el Código Penal, que debe ser de más de 0,60 mg/l. Eso sí, de la multa no debería librarse: 500 euros y cuatro puntos del carnet.

Aunque muy posiblemente, el juez determine la retirada del permiso a este total insensato: conducir de forma temeraria se castiga con penas de cárcel de seis meses a dos años y la suspensión del carnet entre más de un año y hasta seis años.

No obstante, si el juez determina que además circulaba "con manifiesto desprecio por la vida de los demás", pueden ser mayores: prisión de uno a dos años, multa de seis a doce meses y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores entre seis a 10 años.

Por otro lado, circular estando bajo los efectos de las drogas puede suponer penas de cárcel de tres a seis meses o multa de seis a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, además asimismo de la retirada del permiso hasta durante cuatro años.

Temas