Compartir
Publicidad
Todos los modelos de SEAT que hablaban de tu pueblo
Seat

Todos los modelos de SEAT que hablaban de tu pueblo

Publicidad
Publicidad

Que si Tecta, que si Aran... El nuevo SUV de SEAT, que ya se ha dejado ver no sabemos si antes de tiempo o precisamente justo a tiempo de crear expectación, podría seguir rompiendo la tradición de designar modelos con nombres de ciudades españolas... o no, dependiendo de si Aran hace referencia al valle o si finalmente se impone Tecta como denominación para el esperado SUV.

¿Son tantos los modelos de SEAT que hacen referencia a un topónimo? Pues la verdad es que no, pero, por si acaso, nos ha dado por recoger todos los modelos de SEAT que hasta la fecha han nombrado a diferentes lugares de nuestra geografía, y los hemos plasmado en un mapa como este:

Vamos a desgranarlos en orden alfabético, aunque el primer modelo en iniciar esta tendencia, de los 11 que la han seguido desde 1982, fue el SEAT Ronda. En alusión al pueblo malagueño que es capital de la comarca de la serranía que lleva el mismo nombre, claro.

De hecho, Andalucía encabeza la lista de Comunidades Autónomas que más ha reflejado SEAT en las denominaciones toponímicas de sus modelos, seguida de las Islas Baleares. A veces se discute sobre si SEAT es española o alemana... Si nos dejamos llevar por el origen de los nombres que llevan sus modelos, por encima de todo SEAT es mediterránea.

Alhambra, palaciego como la fortaleza granadina

Seat Alhambra 1996 2000

La Alhambra es una ciudad palatina andalusí compuesta por un conjunto de palacios, jardines y un alcázar, a modo de ciudadela construida dentro de la ciudad de Granada. La integración de esta ciudad fortificada en su entorno, y la gran muestra artística que alberga en su interior, hacen que la Alhambra sea uno de los monumentos más conocidos de España. Con 250.000 unidades vendidas desde 1998, el SEAT Alhambra nunca ha gozado de tanta popularidad, a pesar de las sensaciones palaciegas e historicistas que evocaba su distinguido nombre.

Altea, el mar y la deportividad

Seat Altea

Municipio que perteneció a la taifa de Denia, hoy Altea se sitúa administrativamente en la provincia de Alicante, en la comarca de la Marina Baja. Pueblo de pescadores con casas encaladas, Altea combina ese carácter histórico con una dimensión más deportiva, gracias a su Club Náutico. Quién sabe si no fue ese rasgo el que causó que el SEAT Altea se hiciera con ese nombre, intentando que el emblemático monovolumen de la casa adquiriera tintes de deportividad.

Arosa y la toponimia bilingüe

Seat Arosa

¿Arosa o Arousa? En SEAT prescindieron de la denominación oficial en gallego para poner nombre a su pequeñín SEAT Arosa, y con él nos trasladaron mentalmente hasta la mayor de las rías pontevedresas, allí donde emerge la Illa de Arousa, para que nos deleitáramos con uno de los más bellos paisajes que ofrece la Península Ibérica. Por su parte, con 178.940 unidades vendidas entre 1997 y 2004, el SEAT Arosa nunca acabó de encontrar su hueco comercial en el segmento A. Al menos no al nivel que estuvo su predecesor, otro utilitario de regusto marinero: el SEAT Marbella.

Córdoba la llana frente al Ibiza con culo

Seat Cordoba

“¡Tus sendas de cabras
Y tus madroñeras,
Córdoba serrana!
¡La del romancero,
Córdoba la llana!...
Guadalquivir hace vega,
El campo relincha y brama”

Así recordaba Antonio Machado en Poemas sobre el olivar la tercera ciudad de Andalucía, en tamaño y en población, y la primera en conocerse con ese nombre: Córdoba, un topónimo cuyo origen se remonta a tiempos prerromanos, fenicio o cartaginés dependiendo de la fuente que se consulte, y que dio nombre a la berlina media que estaba llamada a ser la versión sedán del SEAT Ibiza, después de los tiempos del SEAT Málaga y en un segmento, el B, que en el mercado europeo y en España en particular se medía en proporciones hatchback. Quizá por eso en SEAT optaron por diferenciar ambos modelos con denominaciones dispares, aunque resultara difícil olvidar la relación entre ambos. Finalmente, las ventas del SEAT Córdoba se saldaron con 969.199 unidades repartidas entre dos generaciones que corrieron de 1993 a 2009.

Ibiza era una fiesta, y lo sigue siendo

Seat Ibiza
People from Ibiza, boys from Wonderland

Antes de los años 70, Ibiza era una tranquila isla mediterránea perteneciente al archipiélago balear que veía pasar el tiempo al ritmo de la naturaleza. La cosa comenzó a cambiar cuando abrió Pachá en 1973, El Taller del Olvido (después, Amnesia) en 1976, y KU en 1978. Las discotecas más emblemáticas de s'illa blanca dieron paso al auge de las noches de fiesta a partir de los años 80. El SEAT Ibiza supo recoger aquel espíritu al convertirse en el subcompacto más vendido de SEAT. Desde su estreno en 1984, han sido más de cinco millones de unidades, y la fiesta no ha acabado.

Inca y el trabajo a flor de piel

Seat Inca

Inca es la capital de la comarca del Raiguer, en la isla de Mallorca (Islas Baleares). Al público interesado por la moda le puede sonar por ser la casa madre de marcas como Camper, Barrats, Lottusse, George’s o Farrutx, entre otras firmas dedicadas a la marroquinera y el calzado de piel. Y esta fue la denominación que eligió SEAT para diferenciar la furgoneta que derivaba de su SEAT Ibiza. Antes, el SEAT Panda había conocido la SEAT Trans y el SEAT Marbella había conocido la SEAT Terra, como variantes comerciales. Con 173.133 unidades vendidas entre 1995 y 2003, la SEAT Inca superó ampliamente los resultados de sus predecesoras (82.832 unidades y 166.601 unidades, respectivamente, entre los años 1980 y 1995).

León, pilar fundamental

Seat Leon

Hacia el año 29 a.C., el campamento de la Legio VI Victrix es el primer vestigio de la ciudad de León, un municipio que vivió un gran esplendor a raíz de la Reconquista contra los musulmanes, llegando a convertirse en capital del Reino de León en el año 910 y tomando un papel predominante en la configuración de España. Por su parte, el SEAT León ha sido, desde su estreno en 1999, un pilar fundamental para SEAT, y es de hecho el actual núcleo de toda la gama compacta de la firma automovilística nacida en España.

Málaga, reinando bajo el cielo, sobre las aguas

Seat Malaga 1985 1992

En Grecia se llamó SEAT Gredos en alusión a la sierra del sistema Central, que abarca tierras de Salamanca, Cáceres, Ávila, Madrid y Toledo, para evitar confusiones con el término helénico malakas, de sentido tan amplio como a menudo malsonante, pero el SEAT Málaga buscaba con su nombre original recordar la luminosidad y el esplendor de la capital de la Costa del Sol, y de una de las ciudades más antiguas de Europa. Málaga tiene ese atractivo de lo sencillo, un atractivo que la berlina de SEAT, concebida a rebufo del último acuerdo con Fiat como puente hasta poder tener listo el SEAT Toledo, reprodujo en la tibia cifra de 231.852 unidades vendidas de 1984 a 1991.

Marbella, un lujo al alcance de pocos

Seat Marbella Yellow 1987

En 1980 terminó el periodo de colaboración entre SEAT y Fiat tras un sonoro portazo a la italiana, y la firma española tuvo que buscar rediseños y nuevas denominaciones para los modelos que hasta el momento se inspiraban en los coches de la Fabbrica Italiana Automobili Torino. Así nació el SEAT Marbella como sucesor para el SEAT Panda. Las ediciones Yellow, Black y Red (1989) fueron uno de tantos arietes comerciales para un modelo sencillo, cuya denominación evocaba un lujo que se quedaba en la Costa del Sol y no pasaba al interior del vehículo. Con todo, sus clientes obviaron este detalle e hicieron del utilitario un producto exitoso, con 596.170 unidades vendidas entre 1986 y 1998.

Ronda, resistiendo ataques desde tiempos antiguos

Seat Ronda 1982

Ronda es, seguramente, la mejor denominación que podía tener el primer modelo lanzado por SEAT tras su fracasada relación con Fiat. Inexpugnable como capital de su serranía, incluso hoy Ronda ofrece una buena pista sobre la extraordinaria defensa que debió de proporcionar a sus habitantes desde que los celtas la bautizaran como Arunda. El SEAT Ronda, por su parte, fue objeto de una operación de bloqueo por parte de Fiat para evitar la entrada de SEAT en el mercado internacional. El proceso abierto por plagio del Fiat Ritmo contra este modelo que utilizaba la plataforma italiana conocida como Progetto 138 se saldó judicialmente a favor del Ronda, y ahí arrancaron la dimensión internacional de SEAT y la utilización de las ciudades españolas para designar a sus modelos.

Toledo, el imperio y las tres culturas

Seat Toledo 1991 96

Toledo es un enclave muy singular que es preciso visitar al menos una vez en la vida. Un paseo alrededor de la zona amurallada nos brinda una bella panorámica y nos traslada de forma silenciosa a los tiempos en los que la ciudad era la capital de todo un imperio, donde cristianos, judíos y musulmanes compartían una misma sociedad. El SEAT Toledo, por su parte, fue el primer modelo desarrollado en la SEAT del imperio Volkswagen, combinando capital alemán, desarrollo español y vocación internacional. Parece una buena denominación para una berlina cuya vida comercial ha vivido dos fases: de 1991 a 2009, cuando desapareció en silencio debido a las catastróficas cifras de ventas que obtuvo la tercera generación (54.837 unidades de 2004 a 2009, frente a las 862.830 que se vendieron de 1991 a 2004), y de 2012 hasta la actualidad, cuando el modelo ha resurgido de la mano de la revalorizada firma checa Škoda. Todo un guiño a la multiculturalidad.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos