Así funciona Sigfox, la tecnología que permite usar localizadores de coche sin tarjeta SIM para actuar en caso de robo

Así funciona Sigfox, la tecnología que permite usar localizadores de coche sin tarjeta SIM para actuar en caso de robo
2 comentarios

Hace poco probamos el localizador Invoxia GPS Tracker, un pequeño localizador GPS que funciona como una alarma silenciosa en el fatídico caso de un intento de robo de nuestro coche.

Este tipo de dispositivos pueden funcionar sin tarjeta SIM, algo que sólo es posible gracias a las redes de Sigfox, así que vamos a explicar de qué trata esta tecnología.

¿Qué es Sigfox?

Sigfox 2

A medida que hemos ido avanzando en tecnología nos hemos ido obsesionando con un internet ultra rápido, con velocidades de bajada portentosas para transmisiones de paquetes de gran volumen en muy poco tiempo. Bueno, pues aparte hay otro internet mucho menos ambicioso pero extremadamente práctico.

Bajo el acrónimo IoT (internet de las cosas por sus siglas en inglés) encontramos redes que sirven para comunicaciones máquina-a-máquina. Transmisiones de información en lotes minimalistas que nos permitan realizar tareas como saber dónde está nuestro coche de manera independiente (sin recurrir a una tarjeta SIM), sensores remotos, domótica, logística, asistencia a personas mayores, usar relojes inteligentes o el soporte para centrales de alarmas.

Sigfox nació en 2009 como el proyecto de dos ingenieros franceses (Ludovic Le Moan y Christophe Fourtet) devotos de las señales. Tomaron como punto de partida las comunicaciones de baja potencia y baja velocidad para permitir relacionarse a dispositivos de cualquier tipo sin la necesidad de estar conectados a las redes convencionales de telefonía.

Sigfox 2

La red se articula alrededor de las tecnologías de radio de banda ultra estrecha. Utiliza codificación de desplazamiento de fase binaria diferencial y codificación de desplazamiento de frecuencia gaussiana a través de bandas de radio ISM (de investigación, científicas y médicas) libres de licencia y disponibles en todo el mundo.

Sigfox se basa por lo tanto en otra red asentada sobre la frecuencia que usamos en territorio europeo: 868 MHz. A través de ella los dispositivos transmiten sus datos a una antena específica que canaliza los datos a la nube de Sigfox y son sus sistemas los que a su vez dan soporte a las aplicaciones de avisos que podemos utilizar a través de nuestro smartphone.

Estas redes requieren de muy poca energía y de ahí su nombre LPWAN (Low Power Wide Area Network) y sólo requiere de un operador móvil para digerir el tráfico que generan sus comunicaciones a lo largo de áreas muy extensas e incluso dando cobertura bajo tierra.

Sigfox
Mapa de cobertura de Sigfox.

En España el operador encargado de ofrecer la cobertura de Sigfox es Cellnex, anteriormente conocida como Abertis

¿Qué ventajas tienen los dispositivos basados tecnología en Sigfox?

Aparte de la información que nos suministran aplicadas a los dispositivos de localización y similares, las redes de Sigfox no se ven afectadas por los inhibidores de frecuencia que los ladrones pueden utilizar contra dispositivos basados en otras redes como GSM/LTE, 3G o 4G.

Actualmente Sigfox da cobertura ya en 70 países y en una extensión de más de 5 millones de kilómetros cuadrados por todo el globo.

Otra ventaja de Sigfox es que los dispositivos que utilizan esta tecnología pueden permanecer en estado latente si no hay datos que transferir, lo que reduce notablemente el consumo y prolonga la autonomía sin requerir una fuente de alimentación más allá de pequeñas baterías.

Sigfox 1

¿Qué desventajas tiene Sigfox?

Las propias características de las redes de baja potencia determinan que estaremos limitados a la información que recibimos. Volviendo al ejemplo del localizador GPS no sería posible hacer un seguimiento constante de un vehículo robado porque superaríamos los límites de transmisión de la red. De ahí que su aplicación sea hacia localizadores más que a dispositivos de seguimiento en tiempo real.

Al basarse en frecuencias abiertas no se puede saturar la red, por lo que su uso se limita a 140 mensajes diarios por dispositivo de los que cada uno no puede tener un peso superior a 12 bytes y con una transmisión limitada entre 0,3 y 50 kbps.

Dentro de esta limitación diaria y en su aplicación a los dispositivos localizadores no es posible hacer un seguimiento segundo a segundo de la ubicación del vehículo, de ahí que normalmente el dispositivo esté en pausa y cuando se detecta movimiento los intervalos de posicionamiento son como máximo de cinco minutos.

En Motorpasión | Este hombre diseñó la máquina para renovar el carnet de conducir: "Fue un éxito total"

Temas
Inicio