Compartir
Publicidad
Publicidad

Renault Latitude, presentación y prueba en Lisboa (parte 2)

Renault Latitude, presentación y prueba en Lisboa (parte 2)
Guardar
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Al encender el Renault Latitude los indicadores de velocidad y revoluciones van hasta el tope y vuelven a su posición. Un efecto habitual en los coches de aspiraciones pasionales actuales, que el Latitude también adopta.

Sin embargo no es un coche para exprimir la carretera, sino para pasar por encima de ella. Un gran y tranquilo barco en el que cargar equipamiento de serie y opcional, además de cinco pasajeros de forma cómoda. La gama de motores empieza con dos versiones eco2 y se corona con un potente pero tranquilo 3.0 V6 de 240 CV.

Y cerraremos esta presentación con una reflexión interesante, ¿a quién va dirigido el Renault Latitude?

Equipamiento del Renault Latitude

El Latitude está disponible en tres niveles de equipamiento: Expression, Privilège e Initiale. El nivel Expression cuenta con llantas de 16 pulgadas, Bluetooth, entrada USB y retrovisores eléctricos plegables automáticamente, entre otros, como equipamiento destacado.

El nivel Privilège añade llantas de 17 pulgadas, taloneras de aluminio, tapicería mixta cuero/tela, freno de mano de botón, entrada y arranque manos libres y faros bi-xenón direccionales, entre otros.

Por último, el acabado Initiale lleva de serie pintura metalizada, llantas de 18 pulgadas, control de presión de neumáticos, tapicería de cuero, volante de cuero con inserción lacada, asientos eléctricos calefactables, difusor de perfume, ionizador de aire, etc.

Renault Latitude

Respecto al navegador se da la circunstancia de que el que viene de serie con el acabado más alto parece ser más incómodo y menos funcional que el que se puede pedir como opción en las dos primeras versiones. Ambos son de Carminat.

En los acabados Expression y Privilège se puede tener el Carminat TomTom Live! por menos de 500 euros, con funciones adicionales como la información en tiempo real de tráfico, meteorología y una integración con los servicios de Google Maps. Es una muy buena opción en relación a su precio. Además también se maneja desde los mandos situados al lado de la palanca de cambio.

En la versión Initiale, el navegador es el Carminat DVD Bluetooth con cartografía de Europa y pantalla de 7 pulgadas en color, que cuenta también con reconocimiento de voz. Su integración en la consola es mucho mejor, pero como navegador resulta peor que el TomTom Live!, menos intuitivo y sin servicios añadidos.

Algunas de las opciones son el techo panorámico practicable (dividido en dos partes, la de delante se puede abrir) o el sistema de ayuda al aparcamiento con sensores y cámara trasera.

Puede contar también con un sistema de sonido premium Bose, diseñado específicamente para el Renault Latitude, teniendo en cuenta la forma específica de su interior. Cuesta 407,33 euros (sin impuestos) e incluye el equipo de audio con MP3 y entrada USB.

Renault Latitude

Motores y comportamiento del Renault Latitude

Si hay algo que define al Renault Latitude respecto a su comportamiento en carretera es el confort. Tiene una suspensión tirando a blanda, que proporciona confort en marcha y conducción muy tranquila: te mece en la carretera pero responde razonablemente bien en curvas si hay que buscarle los límites.

La dirección tiene un tacto bastante blando y no transmite demasiado al conductor. Tampoco es lo que se persigue en este coche.

El motor que pude probar es el 3.0 V6 de 240 CV, el más potente de la gama. Va asociado siempre a un cambio automático de seis velocidades. Tiene un consumo mixto homologado de 7,2 litros a los 100 km. Entrega la potencia de forma muy progresiva, su comportamiento se puede definir como señorial.

Aunque no he podido probarlos, posiblemente sean más recomendables el resto de motores de la gama, más modernos y eficientes, especialmente en un coche donde no buscamos una respuesta contundente.

Hay otro gasolina y dos diésel, los de potencia más baja son el 2.0 16V de 140 CV y el 2.0 dCi de 150 CV. Ambos asociados a una caja de cambios manual de seis velocidades y con el distintivo eco2 (versión de consumo reducido). El primero consume 7,9 litros a los 100 km (no se puede decir que sea reducido en absoluto) y el diésel 5,3.

Por último, hay un motor intermedio, el 2.0 dCi de 170 CV bien con caja manual o automática de seis velocidades, con un consumo de 6,5 litros a los 100 km.

Renault Latitude

Seguridad

En el apartado de seguridad todas las versiones cuentan de serie con seis airbags, ABS, ESP, cinturones con pretensores y limitador de esfuerzo, encendido automático de las luces de emergencia en caso de frenada de emergencia y reposacabezas anti-whiplash (protección de las cervicales en caso de alcance trasero). El Renault Latitude todavía no ha realizado los test de EuroNCAP.

Precio y descuentos del Renault Latitude

  • Renault Latitude Expression 2.0 16V 140 eco2 25.800
  • Renault Latitude Privilège 2.0 16V 140 eco2 28.000
  • Renault Latitude Expression dCi 150 FAP eco2 27.100
  • Renault Latitude Privilège dCi 150 FAP eco2 29.300
  • Renault Latitude Privilège dCi 175 FAP 30.600
  • Renault Latitude Privilège dCi 175 FAP Auto. 33.300
  • Renault Latitude Initiale dCi 175 FAP 34.600
  • Renault Latitude Initiale V6 dCi 240 FAP Auto. 41.400

Se ha anunciado un descuento promocional de 2.000 euros sobre estos precios para su lanzamiento.

  • Pack TECHNOLOGY Freno de parking asistido + Carminat TomTom Live + Radar de proximidad trasero + Cortinillas parasol en plazas traseras y luneta trasera
  • Pack TECHO Techo eléctrico acristalado panorámico + Parabrisas atérmico
  • Pack ZEN Sistema de control de la calidad del aire con ionizador y difusor de perfume + Cámara trasera + Asiento del conductor eléctrico, calefactable y con función de masaje

El precio de cada pack es de 814 euros sin impuestos.

¿A quién va dirigido el Renault Latitude?

Los compradores de un Renault Laguna buscan un coche moderno, dinámico, con un diseño con cierta tendencia hacia un coupé. Sigue siendo una berlina, pero huye de la línea más clásica.

Y para gustos complementarios está el Renault Latitude: un diseño clásico de berlina de tres cuerpos, un comportamiento cómodo y tranquilo.

Seguro que en los próximos años veremos unos cuantos Renault Latitude por las calles, y posiblemente la gran mayoría no sean de particulares sino que vengan a través de flotas. Por ejemplo, como coche de representación en versión low-cost (o al menos no cuesta lo mismo que un Audi A6). O incluso como taxi, por tamaño y comportamiento.

Y quizás haya bastantes particulares que se enamoren de su tamaño y de su diseño clásico. Desde luego, por aquí preferimos el Renault Laguna, más acorde a nuestros gustos pasionales.

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión | Renault Latitude, presentación y prueba en Lisboa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos