Publicidad

El eléctrico Renault ZOE deja de ofrecer sus baterías en alquiler en Reino Unido, y quizá debería hacer lo mismo en España

El eléctrico Renault ZOE deja de ofrecer sus baterías en alquiler en Reino Unido, y quizá debería hacer lo mismo en España
11 comentarios

Publicidad

Publicidad

En Reino Unido, Renault ya no propone la opción de alquiler de batería para el nuevo Renault Zoe. Es el primer mercado en el que la marca francesa abandona esa modalidad de compra para su coche eléctrico más vendido.

Hasta ahora, Renault seguía siendo la única marca que proponía a sus clientes la posibilidad de comprar la batería o de alquilarla. En el caso de alquilar la batería mensualmente, el precio del coche se reducía notablemente (en una media de 8.500 euros, variable en función de los mercados y versiones).

En el Reino Unido, desde que se introdujo en 2014 la posibilidad de comprar la batería, el alquiler de batería representaba el 60 % de las ventas del Renault Zoe. Sin embargo, la marca tomó la decisión de eliminar el alquiler de batería debido al incremento del valor residual del coche.

«Una de las razones principales por las que se introdujo inicialmente la opción del alquiler de la batería era para reducir el precio de compra inicial de un Renault eléctrico, para que estuviera lo más cerca posible de un vehículo diésel equivalente. Las recientes mejoras en el valor residual del nuevo ZOE en Reino Unido significan que esta brecha financiera ahora se ha reducido y podemos ofrecer una opción simplificada a los consumidores».

Para Renault, el objetivo del alquiler de baterías siempre fue poder proponer el Renault Zoe a un precio de venta más atractivo, desde 22.235 euros en España, por ejemplo, gracias al alquiler de la batería, en lugar de los 30.115 euros con la batería en propiedad.

Por qué Renault quizá debería abandonar el alquiler de baterías

Renault Zoe

Y si bien es cierto que el cliente podría recuperar el sobrecoste que supone un Renault Zoe con la batería en propiedad en el momento de la reventa, la realidad es que en el mercado de segunda mano, los Zoe con batería en alquiler no tienen la misma salida que los Zoe con batería en propiedad. Según cuentan en PushEVs, en Portugal y España, muchos vendedores profesionales terminan comprando la batería para poder vender el Zoe.

Por otra parte, además de que sea más complicado vender de segunda mano un Zoe con batería en alquiler, el mensaje que se da es que la batería es frágil y no durará. El argumento de venta para el alquiler de la batería es que si hay que cambiarla, al cliente no le va a costar nada. Pero si la compra, el cambio fuera de garantía el precio del cambio podría ser superior al del coche. Es decir, sin querer están enviando un mensaje de fragilidad y corta vida útil de la batería.

Renault Zoe

Es como si en un coche de gasolina o diésel nuevo se tuviese que alquilar por separado el motor en el hipotético caso de tener que cambiarlo en algún momento... “¿Me estás diciendo que tendré que cambiar el motor en algún momento?”, podría pensar el cliente. Entonces, ¿Alguien se atrevería a comprar ese coche?

Renault junto con Nissan fueron de los primeros grandes fabricantes en vender coches eléctricos. Entonces, por 2012, la norma era que el cliente de un Renault Zoe, de un Nissan Leaf o de un Smart debía además de comprar el coche, alquilar mensualmente la batería. Muchos otros fabricantes no creyeron en el concepto de alquiler de baterías, mientras que Nissan y Smart ya lo abandonó. Hoy solo Renault sigue proponiendo esa opción en algunos países, aunque a corto plazo podría desaparecer definitivamente de todos los mercados.

En Motorpasión | Probamos el Renault ZOE: un coche eléctrico más allá de lo urbano con 135 CV y hasta 395 km de autonomía

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir