Compartir
Publicidad
Publicidad

Toyota Auris Híbrido, prueba (exterior e interior)

Toyota Auris Híbrido, prueba (exterior e interior)
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante el pasado mes de Septiembre el fabricante nipón Toyota presentó en el Salón de París la segunda generación del Toyota Auris, su apuesta en el segmento de los compactos, que copa casi una cuarta parte de las ventas en el mercado español de automóviles.

Nuestro compañero Josep Camós ya nos trajo hace meses un primer contacto con el modelo desde Portugal (parte 1 y 2), pero teníamos pendiente todavía una prueba a fondo para descubrir todos sus secretos. En este caso nos hemos puesto al volante de la versión híbrida, una de las más apropiadas si vamos a darle un uso urbano. ¿Te subes con nosotros?

Si la primera generación del Auris fue un Corolla con otro nombre, la segunda llega con otras intenciones bien distintas. Ya no busca atraer sólo por su fiabilidad y por el buen nombre de la marca. Ahora tiene más bazas, como su diseño, su dinámica mejorada y un equipamiento más generoso.

Toyota Auris Híbrido, prueba

En el mercado español Toyota ofrece el Auris con dos motorizaciones diésel y una gasolina, pero quizá la opción más interesante sea el Auris Híbrido, que combina un motor de gasolina con otro eléctrico. Lo mejor de todo es que los motores no sólo se complementan. También pueden trabajar por separado, por lo que resulta realmente interesante la posibilidad de circular en modo exclusivamente eléctrico.

Diseño acertado

He de reconocer que nunca me gustó el diseño del anterior Auris. Tiene rasgos que sólo pueden tener modelos japoneses y que, sinceramente, no acaban de ser de mi agrado. El cambio en el diseño me parece muy acertado, aunque ya se sabe que para gustos, colores.

El frontal del Toyota Auris es quizá uno de los puntos más atractivos de su nueva estética, aunque no es precisamente un frontal revolucionario. De hecho, me recuerda ligeramente al Honda Civic, cuyo frontal tiene ciertos rasgos compartidos con el de este nuevo Auris. Y ya que estamos con las semejanzas, también recuerda por detrás a otros modelos como su primo el Lexus CT 200h.

Toyota Auris Híbrido, prueba

Por dimensiones, el Toyota Auris es 3 centímetros más largo que antes (4,275 metros), pero mantiene la misma distancia entre ejes. Además, es también 5,5 centímetros más bajo, lo que permite tanto mejorar la aerodinámica (pasa de un Cx de 0,292 a 0,277) como rebajar el centro de gravedad del vehículo, en pro de un mejor comportamiento dinámico.

De cualquier manera, el salto en términos de diseño es importante. La propia marca asegura que el cambio de rumbo es para que su producto resulte más atractivo para el cliente y, como hemos dicho antes, el cliente tenga más razones de compra que simplemente la buena fama de Toyota y sus modelos.

¿Lo consiguen? Pues yo creo que sí. El nuevo modelo luce mucho mejor que el anterior. Paragolpes delantero y trasero de formas más atractivas, marcada línea de cintura, grupos ópticos traseros de interesante apariencia y dos listones cromados en la parrilla que unen visualmente los faros delanteros.

Toyota Auris Híbrido, prueba

El punto más controvertido del nuevo Auris es su zaga, ya que debido a sus marcadas formas puede encantarnos o puede no gustarnos nada. Los citados faros traseros resultan muy atractivos por su envolvente forma y el paragolpes, aunque sigue la esencia de la anterior generación, no tiene una forma tan abombada.

Estéticamente la variante híbrida se diferencia del resto de sus hermanos por los contornos azules del fondo de los logotipos de Toyota, por los distintivos Hybrid y Hybrid Sinergy Drive, elementos en color grafito metálico (parrilla inferior y difusor trasero), grupos ópticos traseros LED y llantas de aleación plateadas de 15 pulgadas u oscurecidas de 17 pulgadas.

Interior claramente japonés

Si algo queda claro cuando te subes al Toyota Auris es que el interior es, definitivamente, el de un modelo japonés. De diseño sencillo, es mucho más atractivo y simple que el de la generación anterior. En este caso en concreto, la tapicería de tela es la específica del híbrido.

Toyota Auris Híbrido, prueba

Sin elementos que recarguen el habitáculo ni busquen adornarlo, el interior es funcional y los materiales utilizados son de buena calidad, predominando en la zona superior del salpicadero un plástico de tacto gomoso. No obstante, también encontramos plásticos más duros en las zonas inferiores o en las molduras de las puertas, por ejemplo. El nivel de acabados también está a la altura de lo que se espera de un modelo Toyota.

El Auris ya no tiene la voluminosa consola central que lucía en la anterior generación, la palanca del cambio de marchas está en una posición algo más baja (no tan "encima" del conductor, como antes) y el diseño, en general, resulta más agradable a la vista, sin tantas pretensiones como el saliente.

Resulta especialmente curioso el reloj digital que preside la consola, junto a los difusores de aire centrales, con los dos botones de ajuste para cambiar la hora. No sé si será un guiño al pasado, pero desde luego esa es la impresión que da. Sé que a vosotros en otros modelos no os ha gustado pero, oye, hoy en día hay quien agradece estos toques nostálgicos.

Toyota Auris Híbrido, prueba

Los asientos delanteros siguen la tónica del habitáculo, ya que tienen un aspecto simple, sin demasiadas formas que llamen la atención, aunque tienen los suficientes apoyos (laterales, en respaldo y banqueta) como para que te sujeten de forma apropiada. Son además bastante cómodos. Se pueden recorrer grandes distancias en el Auris sin que nuestra espalda se resienta.

La banqueta trasera sí es bastante más plana y ofrece tres plazas, con tercer reposacabezas incluído y respaldo central abatible a modo de reposabrazos. El espacio es suficiente para tres ocupantes, aunque el del centro no viajará demasiado cómodo si es corpulento, o si por el contrario son corpulentos quienes le flanquean. Un punto a favor es el suelo plano, que permite al pasajero del centro colocar los pies sin problema.

A pesar de la menor altura del coche con respecto a la generación primera, Toyota asegura que no afecta a la habitabilidad. En la práctica, tanto el espacio para la cabeza como para las rodillas, es bastante correcto. Vamos, que no nos encontramos apretados en absoluto (midiendo 1,80 metros, aproximadamente), salvo a lo ancho, en caso de viajar tres ocupantes.

Toyota Auris Híbrido, prueba

Como era de esperar, el híbrido cuenta con instrumentación propia, con un selector de cambio en "azul híbrido" y con el denominado "monitor de apoyo" de la consola central, que nos ofrece información en tiempo real sobre el funcionamiento del sistema de propulsión (qué motor trabaja en cada momento, los flujos de energía, etc...). En la parte baja de la consola encontramos además tomas auxiliar y USB.

En función del acabado elegido el coche puede contar con inserciones metálicas de aluminio pulido (es el caso de nuestra unidad de pruebas, con acabado Active) o bien con inserciones en cuero cosido, de color negro o gris, en el acabado superior de la gama. En el habitáculo hay diferentes compartimentos para guardar objetos, como guantera, portagafas, varios portabebidas, pequeños portaobjetos en el reposabrazos central y en la consola, etc...

El maletero de las diferentes variantes del Toyota Auris es de 360 litros, incluído el híbrido. En esta nueva generación el conjunto de baterías no se ubica en el maletero, sino bajo la banqueta trasera, por lo que el espacio de carga no se ve alterado en absoluto. Aún así, no es de los maleteros más generosos del segmento, pero ofrece una superficie de carga plana si abatimos los asientos (60:40) y colocamos la bandeja del doble fondo en la posición más elevada.

Toyota Auris Híbrido, prueba

Las paredes de la zona de carga cuentan con ganchos para asegurar lo que llevemos y también hay un doble fondo, útil para guardar objetos no demasiado grandes. El Auris no lleva rueda de repuesto, ya que cuenta con un kit antipinchazos. El espacio de carga es suficiente para llevar equipaje de fin de semana para cinco personas, aunque cargado hasta los topes y con objetos en el compartimento del doble fondo.

Continuará...

En Motorpasión | Toyota Auris Híbrido, prueba ("conducción y dinámica":https://www.motorpasion.com/pruebas-de-coches/toyota-auris-hibrido-prueba-conduccion-y-dinamica)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos