Compartir
Publicidad
Publicidad

Peugeot 308 1.2 Puretech, toma de contacto

Peugeot 308 1.2 Puretech, toma de contacto
Guardar
59 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La sustitución paulatina de motores atmosféricos por otros más pequeños y turboalimentados, en lo que se denomina downsizing, es ya un hecho, tanto en modelos generalistas como en los de gama alta. Ahora es el Coche del Año en Europa 2014 el que renueva su oferta de motores de gasolina con dos nuevas opciones tricilíndricas, denominadas Puretech.

El Peugeot 308, que hasta ahora ofrecía motores VTi y Puretech atmosféricos en su gama de gasolina, introduce ahora un nuevo motor 1.2 Puretech turboalimentado, con dos niveles de potencia: 130 y 110 CV. Éste último no llegará hasta finales de agosto o principios de septiembre. Hemos probado el más potente y te lo contamos.

Aunque son novedad en formato turboalimentado, los motores Puretech de tres cilindros son ya conocidos tanto en el Peugeot 308 como en en el pequeño Peugeot 208. Para éste último, además, suponen ya más del 50% de sus ventas. Aunque en el segmento de compactos tira más el diésel, es necesario tener una oferta adecuada también en la gama de motores de gasolina.

Peugeot 308 1.2 Puretech

Gama Puretech

Tal y como hemos adelantado, la oferta de gasolina del Peugeot 308 contará con dos versiones Puretech turboalimentadas y tricilindricas, de 1.2 litros de cilindrada, aunque ya se ofrece actualmente una variante atmosférica, el Puretech 82. La opción de acceso tiene 110 CV y la más potente, que sustituye al VTi 120, desarrolla 130 CV. Ambos cuentan con sistema Stop & Start.

Según la propia marca, este nuevo motor incorpora hasta 121 innovaciones patentadas por Peugeot, todas dirigidas a mejorar el comportamiento del mismo, reducir fricciones, optimizar la combustión y, en definitiva, conseguir la máxima eficiencia posible. Entre estas innovaciones destaca un revestimiento de carbono en partes móviles del motor para reducir las fricciones en un 30% (Diamond like carbon) o la correa de distribución húmeda, que no se ha de sustituir hasta los 180.000 kilómetros.

La variante de 110 CV, que se combina con una caja de cambios manual de cinco velocidades, comenzará a fabricarse en el mes de julio y llegará a los concesionarios a finales de verano. Homologa un consumo medio de 4,6 litros a los cien kilómetros y emite 105 g/km de CO2. Por ahora Peugeot no ha ofrecido precios para esta versión.

Peugeot 308 1.2 Puretech
Peugeot 308 1.2 Puretech

Por otro lado, el 1.2 Puretech más potente (también para el 308 SW), de 130 CV y 230 Nm, es Euro6 y se ofrece con una caja manual de seis velocidades, con la que consume 4,7 litros a los cien kilómetros (109 g/km de CO2). Esto supone una reducción de un 23% en consumo con respecto al VTi 120 y unas emisiones un 18% más bajas.

De hecho, durante una prueba de eficiencia en circuito el Peugeot 308 1.2 Puretech 130 CV con cambio manual consiguió recorrer un total de 1.810 kilómetros con un sólo depósito, arrojando una media de consumo de 2,85 litros a los cien kilómetros. Eso sí, no fue en conducción real sino en conducción "ultraeficiente", con una velocidad media de en torno a 30 km/h y muchas horas de recorrido.

Junto a la versión de 110 CV llegará también a finales de verano una variante con transmisión automática de seis velocidades del Puretech 130, con unos niveles de consumo y emisiones un poco más elevados: 5,1 litros a los cien kilómetros y 117 g/km de CO2.

Peugeot 308 1.2 Puretech

Contacto 1.2 Puretech 130

Durante la toma de contacto con el Peugeot 1.2 Puretech de 130 CV pudimos mezclar tramos urbanos con vías rápidas y carreteras secundarias, para comprobar las bondades de este nuevo motor. Desde luego, es una opción más interesante que el VTi 120, no ya por consumo, sino también por nivel de prestaciones y agradabilidad a la hora de ponernos al volante.

A diferencia del motor atmosférico al que sistituye, y como es de esperar, el Puretech 130 ofrece bastante más fuerza en la zona baja del cuentavueltas, desarrollando hasta un 95% del par entre 1.500 y 3.500 RPM. Esto permite una conducción más despreocupada, ya que incluso en marchas largas el motor tiene respuesta suficiente como para salir del paso.

Circulando a baja velocidad, en ciudad, utilizar marchas altas no resulta un problema, precisamente por que el motor tiene fuerza desde abajo. Tampoco echamos en falta fuerza a velocidades de autovía, ya que recupera todo lo bien que se espera y permite circular a un ritmo alto sin demasiado problema.

Peugeot 308 1.2 Puretech

Con sólo dos personas a bordo y sin equipaje alguno, el pequeño Puretech de 130 CV mueve con agilidad al 308, que además no es un coche especialmente pesado (entre 1.000 y 1.200 kilogramos, según versión). La versión de 110 CV, que todavía no hemos probado, imaginamos que perderá algo de respuesta frente a éste, por lo que el 130, o incluso variantes más potentes como el THP 156, serían más indicadas si circulamos habitualmente a plena carga (y las diésel, claro).

Del Peugeot 308 ya nos sorprendió la puesta a punto del chasis durante la presentación del modelo en Francia (parte 1 y 2), el año pasado. Por entonces nos llamó la atención gratamente lo bien plantado que se muestra el coche y lo cómodo que resulta al mismo tiempo. En ese sentido nada ha cambiado, aunque sí es cierto que en el 1.2 Puretech 130 CV, ya sea por cuestión de peso o por cualquier otra razón, la suspensión parece algo más blanda.

También sorprende para bien el sonido del motor tricilíndrico, más grave y profundo de lo que esperábamos, y la ausencia de vibraciones molestas. Además, de forma opcional se ofrece el llamado Driver Sport Pack (algo menos de 400 euros), protagonizado por un botón Sport ubicado junto al del freno de estacionamiento eléctrico, que aumenta el sonido del motor, permite un tacto más deportivo, tiñe de rojo el cuadro de instrumentos e incluso agiliza los cambios de marcha en la variante automática.

Peugeot 308 1.2 Puretech

Durante el corto recorrido de pruebas, de unos 100 kilómetros aproximadamente, obtuvimos un consumo de ordenador de en torno a 7,6 litros a los cien kilómetros (con picos superiores a 8 litros en algún divertido tramo de curvas), que no es significativo puesto que durante la ruta comprobamos en diversas ocasiones tanto la aceleración como las recuperaciones del modelo, así que no es aplicable a un uso normal.

Precios Peugeot 308 1.2 Puretech

Los precios de la gama actualmente disponible para el Peugeot 308 son los siguientes, aunque todavía no se contemplan los de las versiones de 110 CV ni las automáticas.

  • Peugeot 308 1.2 PureTech 82 Access: 15.100 €
  • Peugeot 308 1.2 PureTech 82 Active: 16.750 €
  • Peugeot 308 1.2 PureTech 130 S&S Access: 17.450 €
  • Peugeot 308 1.2 PureTech 130 S&S Active: 19.100 €
  • Peugeot 308 1.2 PureTech 130 S&S Allure: 20.950 €
  • Peugeot 308 SW 1.2 PureTech 130 S&S Access: 18.050 €
  • Peugeot 308 SW 1.2 PureTech 130 S&S Active: 19.700 €
  • Peugeot 308 SW 1.2 PureTech 130 S&S Allure: 21.750 €

Podéis encontrar toda la información relacionada con la gama del Peugeot 308, acabados y equipamiento, siguiendo el siguiente enlace: Peugeot 308 2013.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos