Compartir
Publicidad
Publicidad

Opel Corsa 2010, presentación y prueba en Fráncfort (parte 1)

Opel Corsa 2010, presentación y prueba en Fráncfort (parte 1)
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A base de probar casi toda la gama Corsa (excepto los 1.0 y 1.2 gasolina) me he acabado doctorando en "Corsalogía". Por ese motivo me acerqué ayer a Fráncfort para probar la nueva gama del Opel Corsa, que se pone a la venta inminentemente. Se trata de un cambio que no se aprecia visualmente.

Es decir, el Corsa 2010 es estéticamente igual que antes. No cambia ni una sola pieza, la marca dice que en base a sus estudios de mercado el diseño sigue gustando y por eso no lo cambian. O eso, o que no está el horno para bollos en el departamento de diseño. Interiormente sólo cambian dos piezas.

¿Y dónde está el cambio? Para empezar, han cambiado todos los motores de una forma o de otra, mejorando su rendimiento. Para seguir, han cambiado la suspensión, dirección y el comportamiento del coche para hacerlo más satisfactorio. Como dijo el popular cuento de "La bella y la bestia", la belleza está en el interior.

Opel Corsa 2010

Motorizaciones del Opel Corsa 2010

En la gama vigente del Corsa hay una crítica unánime, los motores de gasolina van muy cortos de prestaciones por usar relaciones de cambio "muy largas". Opel ha aprendido la lección y por eso ha preferido sacrificar consumos (reales) para lograr un poquito más de nervio, especialmente en los atmosféricos.

Un motor se incorpora a la gama como término medio entre el 1.2 (85 CV) y el 1.4 (100 CV), es otro 1.4 de 87 CV. El resto de los motores no son nuevos pero tienen diversos cambios. Donde más se nota la diferencia es en los motores diesel gracias a la adopción de turbocompresores de geometría variable en vez de fija.

Los motores 1.2 y 1.4 tienen admisión y escape variables, una bomba de aceite de fricción baja y recalibración del termostato. Los 1.6 Turbo del GSi y OPC mantienen las prestaciones iguales pero han reducido sus consumos un poco. Sigue sin haber un escalón intermedio entre los 100 y los 150 CV en gasolina.

Opel Corsa 2010

En diesel tenemos escalones de 75 a 130 CV con los 1.3 CDTI (en imagen) y 1.7 CDTI. Los consumos son muy bajos en cualquier caso, especialmente en la versión más frugal, ecoFLEX. Las curvas de par de los motores se han aplanado, dan el par máximo durante más margen de revoluciones, y eso conduciendo se nota.

El Corsa ecoFLEX pasa de 75 a 95 CV. El modelo de 75 CV lo probé el año pasado y no gastaba ni de broma lo que decía, pero con el nuevo es más fácil conseguir consumos bajos, va más desahogado. De hecho, homologa 3,7 l/100 km de gasóleo. Además, tiene mérito, ninguna versión tiene Stop&Start, eso será para fin de año.

Eso sí, en toda la gama ya tenemos el indicador de cambio de marcha, que ayuda a gastar menos. Es un sistema muy poco intrusivo, si te has acostumbrado a conducir eficientemente, ni te enteras que lo tiene. A grosso modo, aquí van los datos de las diferentes motorizaciones:

Opel Corsa 2010 - Motorizaciones

NOTA: (*) significa "relación cerrada", si no es "relación abierta"

Podemos fijarnos que el 1.2 85 CV y el 1.4 87 CV homologan la misma potencia pero los resultados son muy diferentes, fundamentalmente la recuperación 80-120 km/h en quinta velocidad. Las cajas de relación abierta benefician el gasto a costa de lastrar las prestaciones, los motores van menos revolucionados.

Quien quiera mejor respuesta del motor a costa de penalizar el consumo debe elegir un motor con relación cerrada. La diferencia es muy superior a la que marca la homologación, especialmente en autopista, donde las diferencias afloran mucho. En la prueba dinámica tuve la oportunidad de comprobarlo.

Fijáos en el 1.3 CDTI ecoFLEX. Corre más que el 75 CV pero gasta menos debido a las optimizaciones que tiene. Respecto al de 90 CV tiene un par máximo menor, la programación de la ECU es diferente. Por cierto, los 1.3 CDTI se diferencian de los 1.3 Multijet en las centralitas e inyección (Bosch Opel, Magneti Marelli Fiat).

Opel Corsa 2010

Modificaciones en el chasis

De cara a satisfacer a los más exigentes, Opel ha cambiado todos los componentes de importancia de la dirección y la suspensión. El tacto del coche ha mejorado, ya tenía muy buena pisada, pero ahora he de reconocer que es todavía mejor. Tampoco la diferencia es excesiva, un profano no va a notarla.

En lo fundamental se basa en el mismo esquema mecánico, pero los componentes son mejores. Se aprecian diferencias de tacto entre versiones, por ejemplo entre el ecoFLEX y el Sport. En la presentación pude probar tres motorizaciones: 1.3 CDTI ecoFLEX, 1.4 87 CV Sport y 1.7 CDTI Sport. Las detallaré más adelante.

En general el coche es más cómodo y más efectivo en curva, aunque ese último extremo no he podido probarlo a fondo. Tiene dos reglajes de suspensión, uno es muy confortable y el otro, el más deportivo, es especialmente sensible a la calidad del asfalto que estamos pisando, no es recomendable para gente tranquila.

Opel Corsa 2010

La suspensión ahora es más rebotona a baja velocidad para mejorar el comportamiento y más blanda a alta velocidad para mejorar el confort. Ojo, que los ecoFLEX tienen un tarado de suspensión más duro, cercano al ajuste de los GSi y OPC (salvando las lógicas diferencias).

Las barras estabilizadoras crecen en todos los modelos 1 mm de grosor. En cuanto a la dirección asistida eléctrica, tiene un tacto más realista que antes y tiene un auto-centrado más suave. Para giros pequeños asiste más, para giros grandes, asiste mejor. El cambio lo he notado a mejor, ciertamente.

En el Corsa OPC sólo ha cambiado la dirección, en los deportivos (Sport) y ecoFLEX los cambios son más leves que en los básicos. En resumen, es una simple puesta al día a nivel técnico, y no se cuenta con ningún restyling hasta el modelo siguiente, o eso es lo que me han asegurado.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos