Probamos el Omoda 5: una propuesta diferente que confia en la gasolina para meterse en la guerra SUV
Pruebas de coches

Probamos el Omoda 5: una propuesta diferente que confia en la gasolina para meterse en la guerra SUV

HOY SE HABLA DE

Es difícil aburrirse últimamente en el sector de la automoción. Estamos en un momento de cambio brutal y además de los rigores impuestos por las normativas podemos vivir de primera mano cómo el paradigma de los grandes fabricantes occidentales se enfrenta al reto de la ofensiva asiática.

Hoy te traemos otra incorporación a esta contienda. Se llama Omoda 5 y es una creación que no viene a probar suerte, sino con un plan: conquistar una parte del mercado, empezando por el mercado español. No en vano es marca de Chery International, uno de los mayores fabricantes asiáticos y competidor de otros que seguro que te suenan como Geely.

Omoda 5: arriesgando lo justo

Omoda 5 2023 Prueba 001

Llamativo pero no recargado, con el atrevimiento justo. Ese podría ser el resumen que haríamos del Omoda 5 a nivel estético. Si lo ves por fuera es complicado sacarle parecidos al menos en el frontal y desde luego que es un coche que llama la atención. Al menos eso nos decían las miradas de la gente que nos íbamos cruzando en la pequeña prueba a la que nos convocó la marca hace unos días.

Está claro que para crear una imagen de marca no puedes llegar con algo que sea más de lo mismo. Omoda se lo ha tomado en serio y ha presentado su primer coche con un formato C-SUV (el segmento actualmente más competido) y una estética muy personal.

Podemos encontrarle algún parecido a cierta marca de todoterrenos por delante y a un competidor directo japonés superventas por detrás, pero es diferente a todas luces.

Omoda 5 2023 Prueba 004

Lo más llamativo de todo es un frontal con una enorme parrilla con efecto diamantado y tridimensional, con unas formas interiores que podríamos decir dinámicas y que ocupa casi la totalidad de la superficie delantera. En sus extremos unos rasgados faros con tecnología LED para la iluminación diurna y un poco más atrás un pilar A muy tendido le dan un aspecto dinámico.

Los grupos ópticos principales delanteros se han colocado divididos en una posición baja y muy lateral, tocando casi los pasos de rueda. Es una solución de diseño muy diferencial pero que deja un elemento sensible en una posición quizá demasiado expuesta como también ocurre por ejemplo en el nuevo Hyundai Kona.

Omoda 5 2023 Prueba 011

En la parte trasera los grupos ópticos tienen forma de flecha y van unidos por una franja que recorre todo el portón (no iluminada). En la parte baja hay un discreto difusor y una moldura de aspecto metálico que simula unas salidas de escape. De mentirijilla, por supuesto.

Hay elementos muy característicos como la luneta trasera muy tendida, el techo flotante con el robusto pilar C en color negro o los detalles en rojo de serie en alerón, taloneras, llantas, retrovisores y paragolpes delantero (salvo para la carrocería pintada en negro), así como un curioso labio doble para el alerón trasero.


largo

ancho

alto

batalla

omoda 5

4.400 mm

1.825 mm

1.588 mm

2.630 mm

mg zs

4.323 mm

1.809 mm

1.653 mm

2.581 mm

kia sportage

4.515 mm

1.865 mm

1.645 mm

2.680 mm

hyundai tucson

4.500 mm

1.865 mm

1.650 mm

2.680 mm

nissan qashqai

4.425 mm

1.848 mm

1.625 mm

2.665 mm

seat ateca

3.381 mm

1.841 mm

1.615 mm

2.638 mm

En cuanto a medidas estamos ante un coche que va directo a la media. Tiene una longitud de 4,4 metros, así que se sitúa entre los SEAT Ateca y Nissan Qashqai algo más pequeños y los Hyundai Tucson o Kia Sportage que son un poco más grandes. En todos los casos tiene una batalla más corta y es más bajo y estrecho. El MG ZS es más pequeño en todos los sentidos.

Interior sin estridencias con una mirada a los premium

Omoda 5 2023 Prueba 010

Algo que solemos ver en las marcas emergentes o noveles es que cuando llegan con un primer modelo intentan dar algo así como un golpe de efecto en el interior. Al final el habitáculo es donde más tiempo vamos a pasar con nuestro coche (y en muchos casos más que con nuestra familia) y es importante que sentirse cómodo y que no canse.

Este me ha parecido uno de los mayores aciertos de Omoda. Quizá en el exterior hayan arriesgado un poco más, pero al pasar al interior vemos un entorno muy sobrio, elegante y sin alardes.

Para la instrumentación y el sistema de infoentretenimiento tenemos una doble pantalla de 10,25 pulgadas configurada de forma panorámica. Es una puesta en escena propia que no se parece a otras marcas que hayamos probado, con una buena definición y que ha optado por la sobriedad antes que por la espectacularidad. Eso sí, no podía faltar la iluminación ambiental de colores y un sonido de bienvenida musical.

Omoda 5 2023 Prueba 019

Siempre está configurada sobre un fondo oscuro, así que en condiciones de mucha luz y al carecer de un parasol hay momentos en los que la pantalla puede clarear un poco. El sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil funciona muy bien, es rápido y me ha llamado la atención la calidad de imagen de la vista perimetral 360º.

Tiene Android Auto y Apple CarPlay inalámbricos y para que haya opciones para todos hay tomas USB de las de siempre y USB-C. También hay plataforma de carga inalámbrica con recubrimiento gomoso que deja el teléfono en una posición muy protagonista. Quizá demasiado si queremos evitar distracciones.

A nivel de acabados me ha parecido correcto. Hay mucho plástico duro pero en texturas y terminaciones diferentes. Incluso demasiadas. Por ejemplo en las puertas se combinan hasta cuatro tipos diferentes (incluyendo símil madera y metálico) más uno tapizado.

La habitabilidad de las plazas delanteras no es la mejor. Si bien el salpicadero queda muy limpio y despejado, la consola central es muy voluminosa. Es alta y ancha pero a cambio en la parte inferior esconde un hueco portaobjetos que, eso sí, no es muy accesible. La posición de los portabotellas tampoco es la mejor. Si llevamos una bebida nuestro brazo chocará contra ella si queremos accionar el selector de cambio.

Omoda 5 2023 Prueba 009

Cuando decimos que el salpicadero es muy limpio es porque se ha intentado borrar al máximo el ruido visual y no hay apenas botones a la vista. Está todo aglutinado o en la pantalla central, o en las palancas tras el volante (cada una con dos ruletas para regular las funciones) o en el volante.

Un volante con una configuración a la que tienes que acostumbrarte para saber dónde está cada botón y qué función quieres activar. También es curioso que el selector del cambio funciona distinto a lo que estamos acostumbrados o que se haya optado por un retrovisor interior en configuración de gran angular y al que tienes que acomodar la vista. Muy bueno si llevas niños en las plazas traseras pero a mí me cansa los ojos.

Omoda 5 2023 Prueba 008

Las plazas traseras son correctas en anchura y altura (hasta 180 cm) especialmente porque el respaldo y la banqueta trasera están ligeramente inclinadas hacia atrás. No hay tanto espacio longitudinal y menos espacio aún para los pies. Se nota que el suelo está muy alto para dejar espacio para una versión de baterías y que los asientos delanteros están colocados muy bajos.

En cuanto al maletero tenemos un portón de accionamiento eléctrico regulable en velocidad y altura y una capacidad que no es de las mejores: 360 litros. Este espacio está limitado porque viene con una rueda de repuesto de emergencia.

El asistente de voz de serie al igual que todo el software es propio y puede controlar funciones como las ventanillas o la climatización. De momento está desarrollado en una especie de español latino y hay términos que no acaban de funcionar como deberían, pero la marca ya está trabajando en una actualización. Igual con algunas traducciones en los menús.

Un motor convencional pero resolutivo

Omoda 5 2023 Prueba 014

Para ponernos en marcha basta con darle al botón de arranque keyless y el Omoda 5 se pone en marcha. Es un coche que está bien insonorizado y que es cómodo para andar por ciudad. La visibilidad es buena y los mandos responden de forma agradable.

El bloque es un motor de cuatro cilindros, 1.6 litros de gasolina y turboalimentado que ofrece una potencia de 185 CV y 290 Nm de par motor. Como curiosidad, en el portón trasero podemos leer "290T" para esta versión (existen otras para otros mercados), y es porque prefieren utilizar la cifra de par que la de potencia.

Su puesta en escena es muy correcta con un funcionamiento agradable y sin toquedades en su funcionamiento. Es un motor progresivo, con una curva lineal que podríamos definir como para todos los públicos aunque si lo estiras hacia su línea roja corre bien, incluso más de lo que parece rodando a ritmo tranquilo. Eso sí, en la zona alta es un motor ruidoso.

Omoda 5 2023 Prueba 0 1

Tiene modos de conducción (tres concretamente) pero no hay una diferencia notable de comportamiento así que es uno de esos casos en los que parece una característica prescindible.

Es un motor que va asociado a una transmisión de doble embrague con siete velocidades que transmite toda la fuerza exclusivamente a las ruedas delanteras. Pese a ser un cambio de doble embrague parece un funcionamiento de convertidor de par por la velocidad de cambio entre marchas.

En cuanto al chasis tenemos un tacto noble con un comportamiento agradable y bastante bien balanceado, es muy agradable de conducir en vías rápidas. No deja de ser un SUV y tiene sus inercias, por supuesto, aunque sí nos ha parecido que a baja velocidad la suspensión trabaja un pelín dura y cuando buscamos apoyos fuertes en curvas cede más de la cuenta.

Omoda 5 2023 Prueba 016

El tacto de la dirección es muy asistido y nos ha parecido un coche con el que es fácil maniobrar. Por pedirle algo a la dirección es que estuviera un poco más desmultiplicada porque hay que girar mucho el volante para girar un poco las ruedas.

Se agradece que de serie viene bien cargado de ayudas a la conducción. El asistente de velocidad de crucero funciona muy bien, detecta correctamente al coche que nos precede incluso en curvas donde esperas que pierda el contacto y no deja una distancia de seguridad excesiva. El asistente de mantenimiento de carril en cambio debe mejorar porque hace correcciones bruscas y la marca ya está trabajando en ello.

Omoda 5: una propuesta ajustada

Omoda 5 2023 Prueba 002

La marca no nos ha confirmado el precio final porque aún tienen que definirlo, pero sí nos han asegurado que la variante Premium que hemos probado se situará por debajo de los 30.000 euros. Eso es más caro que un MG ZS más pequeño y mucho menos potente y equipado, y justo por debajo de un SEAT Ateca en versión de acceso de 110 CV.

Durante esta breve toma de contacto hemos podido compartir impresiones con Darren Tu (Country Manager de Omoda España). Además de estar muy pendiente de nuestras impresiones sobre su coche para aprender cómo son nuestros gustos y poder mejorar de cara a futuro, también nos respondió a un buen puñado de dudas acerca del planteamiento del coche y de la marca.

Pudimos preguntarle por qué el gigante de la talla que hay detrás de Omoda elige España como primer país europeo en el que desembarca. Su respuesta me pareció muy curiosa porque nos contó desde China nos ven a los españoles como un mercado con una mente muy abierta, tolerantes y capaces de asimilar marcas totalmente nuevas.

Omoda 5 2023 Prueba 017

Dentro del planteamiento de Omoda nos ha gustado que opten por lanzar como primer modelo un coche que busca la penetración en el mercado, maridando los requisitos que buscan los clientes: SUV, moderno, distintivo, con líneas coupé y mucho equipamiento.

Aunque el Omoda 5 no va a venir solo, porque en unos pocos meses va a hacer acto de presencia la variante 100% eléctrica y con la que comparte plataforma, pero no imagen. El Omoda 5 EV exteriormente cambia por completo y estrenará un frontal completamente distinto y que le da un punto extra de diferenciación incluso dentro de su propia familia. Además que al menos en foto parece bien bonito.

Omoda 5 2023 Prueba 003

Algo que nos ha gustado de la propuesta presentada por la firma es que tiene un planteamiento a largo plazo. No desembarca a través de importadores sino que va a articular una red propia de concesionarios con más de una treintena ya en activo y que pretende llegar a 80 repartidos por toda España.

Y Omoda no va a venir sola. La marca china ya está presente en nuestro mercado y en solo unos meses hará su estreno Jaecoo, una segunda firma que conformará la estrategia de Chery en nuestro mercado y que compartirá estructura comercial y técnica.

Los gastos asociados para acudir a esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Temas
Comentarios cerrados