Compartir
Publicidad
Publicidad
Nissan NP 300 Navara: probamos la pick-up que quería ser SUV
Pruebas de coches

Nissan NP 300 Navara: probamos la pick-up que quería ser SUV

Publicidad
Publicidad

Si bien el punto fuerte de Nissan en Europa durante los últimos años han sido los crossover, hay muchos clientes con necesidades más avanzadas, y aquí es donde entra en juego la nueva Nissan Navara (ahora NP 300 Navara), una pick-up de hasta una tonelada de carga y con cierto carácter SUV, enfocada tanto a clientes profesionales como a particulares con una vena aventurera.

Nissan propone una pick-up en dos variantes, de cabina simple (King Cab) o doble, cada una de ellas destinada a un tipo de cliente: el que necesita una herramienta de trabajo y el que busca un polivalente vehículo de recreo . Nosotros ya nos hemos puesto al volante de las dos carrocerías, las dos motorizaciones disponibles y las dos cajas de cambio, para contarte todos sus secretos.

La Nissan NP 300 Navara llega al mercado español a finales de enero del próximo año en carrocería de doble cabina y en marzo con cabina King Cab. Se fabrica en la planta de Nissan en Barcelona, donde también se producirán los modelos para Renault y Mercedes-Benz, basados en la misma arquitectura (hasta 120.000 unidades anuales, en total). El precio inicial del NP 300 Navara, antes de impuestos y sin promociones de ningún tipo, es de 23.043 euros. Los precios definitivos los conoceremos pronto, aunque ya sabemos que tendrá garantía de 5 años o 160.000 kilómetros.

Nissan NP 300 Navara: probamos la pick-up que quería ser SUV

En este 2015 se cumplen 80 años desde que Nissan fabricara su primer vehículo de tipo pick-up, así que algo de experiencia en este ámbito ya tienen. La última de ellas es, por supuesto, la más avanzada y refinada hasta la fecha, y en Nissan nos han hecho saber lo orgullosos que están de su nuevo modelo. ¿Nos gustará tanto como prometen? Vamos a verlo.

Más moderna, más capaz

Uno de los cambios obligados en esta nueva Navara, que sustituye a la introducida en el mercado europeo en el año 2005, es precisamente su apariencia. Ahora su diseño es más acorde al del resto de modelos de la gama crossover, gracias entre otras cosas a la parrilla con forma de V que comparten todos o a los nuevos faros, con firma lumínica en forma de boomerang.

El nuevo modelo mide 5,3 metros de largo (3,4 centímetros más que antes), si bien recorta su distancia entre ejes en 5 centímetros, mejorando así su maniobrabilidad. Por otro lado, el cajón trasero es ahora 6,7 centímetros más largo que antes en la versión de doble cabina (1,58 metros), mientras que para la variante King Cab la longitud total es de 1,79 metros. Según la versión, el peso en vacío del conjunto varía entre los 1.800 y los 1.960 kilogramos.

Nissan NP 300 Navara: probamos la pick-up que quería ser SUV

Además, también mejora la capacidad de carga del modelo. Todas las versiones garantizan ahora una carga máxima admitida de una tonelada, llegando hasta 1,2 toneladas en el caso de la versión King Cab (160 CV, manual). Por su parte, la capacidad de remolque en toda la gama es de 3,5 toneladas, lo que supone poder remolcar un barco de 8 metros o un remolque con tres caballos.

A nivel estético hay que sumar los pasos de rueda ensanchados, un interesante capó con nervaduras en sus extremos, llantas de entre 16 y 18 pulgadas (de chapa en la versión de acceso y de aleación en las demás), elementos decorativos en acabado cromado, barras de techo, estriberas, etc... Además, Nissan ofrece una amplia gama de accesorios (hasta 120), entre los que destacan un baúl para el cajón trasero, portabicis, barras traseras, capota dura o bandeja deslizante para la carga.

En España sólo se comercializan versiones 4x4, todas con caja reductora, bloqueo de diferencial trasero, control de diferencial electrónico (mediante el uso selectivo de los frenos), control de descenso y asistente de arranque en pendiente, además de equipamiento de serie como 7 airbags, rueda de repuesto de tamaño normal, pilotos LED, Bluetooth o sensor de luz.

Nissan NP 300 Navara: probamos la pick-up que quería ser SUV

Los acabados disponibles son cuatro: Visia (el de acceso, más dirigido a vehículos profesionales o para flotas), Acenta (llantas de 16", elementos cromados, pantalla TFT 5", llave inteligente y arranque por botón...), N-Connecta (climatizador bizona, retrovisores calefactados, cámara de marcha atrás, volante en cuero, llantas de 18 pulgadas...) y Tekna (faros LED, sensores de aparcamiento, navegador con pantalla de 7 pulgadas, cámara 360, etc...).

King cab vs Cabina doble

La carrocería King Cab, pensada para un uso profesional, es la versión más robusta del Navara y la que goza de mayor capacidad de carga, gracias a una suspensión trasera de ballestas. También es la más interesante en cuanto a diseño, ya que sólo tiene dos puertas delanteras, junto a dos portezuelas auxiliares (que sólo se abren si abrimos previamente las delanteras) para acceder al hueco que queda en el habitáculo, para guardar pertenencias o para llevar a dos ocupantes extra en dos asientos plegables, más aptos para un uso eventual que para otra cosa.

Por tanto, la variante King Cab es la ideal para trabajar (autónomos, servicios, flotas...) y se ofrece únicamente con la motorización 2.3 dCi de 160 CV y 403 Nm, aunque hay varios acabados disponibles que permiten añadir llantas de aleación, climatizador y más tecnología, como el asistente de frenada de emergencia o la cámara de marcha atrás.

Nissan NP 300 Navara: probamos la pick-up que quería ser SUV
Nissan NP 300 Navara: probamos la pick-up que quería ser SUV

A su vez, la Navara de doble cabina es la que tiene un enfoque más parecido a un SUV. Está dirigido a particulares con necesidades camperas o aventureras, que buscan mayor comodidad de marcha y un interior amplio con plazas traseras "de verdad". Ésta carrocería puede elegirse con el motor 2.3 dCi de 160 ó 190 CV (éste último con 450 Nm de par máximo). En cualquier caso, el NP 300 cabina doble incorpora el nuevo eje trasero de cinco brazos, mucho más capaz en carretera y también bastante más cómodo, pero menos apto que el King Cab para transportar grandes cargas.

En ambas variantes el habitáculo tiene un aspecto mucho más de todocamino que antes. Atrás quedó la apariencia sobria y espartana de la pick-up, ya que ahora luce un interior con mucha más clase. Mezcla materiales agradables y plásticos duros, pero hasta el volante multifunción, el cuadro de instrumentos o el pomo de la palanca de cambios ahora tienen mucha mejor pinta. En general, el cambio a mejor es importante tanto en calidad de materiales como en acabados y diseño.

Además, en cualquiera de los dos se nota una mejora clara en cuanto al nivel de ruido que llega al habitáculo. En Nissan nos han asegurado que han trabajado tanto en conseguir un motor más silencioso como en aislar mejor la cabina acústicamente, así que el resultado es una experiencia menos "agrícola" tanto al volante como si viajamos de acompañante, ya que hay menos rumorosidad, tanto procedente del motor turbodiésel (menos traqueteo) como de la carretera.

Nissan NP 300 Navara: probamos la pick-up que quería ser SUV
Nissan NP 300 Navara: probamos la pick-up que quería ser SUV

En la práctica, la suspensión trasera de cinco brazos (Doble Cabina) resulta mucho más agradable para una conducción normal en carretera, ya que es más estable y absorbe mejor las irregularidades del asfalto (baches, ondulaciones, badenes, resaltos...), aunque es cierto que la King Cab con ballestas ofrece un comportamiento bastante bueno para una configuración de suspensión de este tipo. Sólo se hace especialmente incómoda cuando circulamos por carreteras muy rotas o con muchas grietas y ondulaciones, que irremediablemente hacen rebotar ligeramente el eje trasero si circulamos sin carga.

¿160 ó 190 CV?

Una de las mejoras más importantes de esta nueva generación del Navara es precisamente el motor 2.3 dCi de 160 ó 190 CV, que reduce el consumo de combustible en un 24% con respecto al 2.5 litros turbodiésel que montaba el modelo predecesor. El menos potente homologa un consumo de 6,3 litros a los cien kilómetros, mientras que la variante de 190 CV se queda en 6,4 litros, o bien en 7 litros si equipa el cambio automático de siete velocidades.

Nissan NP 300 Navara: probamos la pick-up que quería ser SUV

Las diferentes versiones aceleran de 0 a 100 km/h entre 10,8 y 12 segundos, y alcanzan entre 172 y 184 km/h. No hay grandes diferencias, aunque en la práctica sí se nota más enérgico el de 190 CV, especialmente en línea recta, donde esos caballos extra permiten ganar velocidad con mayor ímpetu. Ambas variantes son Euro5, aunque Nissan asegura que ya trabajan en mejorar la homologación.

¿Con cuál nos quedamos nosotros? Pues lo tenemos claro. El motor de 160 CV es suficientemente potente como para mover al modelo con soltura y nos gusta su respuesta. Es elástico gracias a un buen par motor, así que podemos pedirle desde la zona baja del cuentavueltas, en marchas largas, y cumple. Es algo más lento que el de 190 CV, pero con la caja de cambios manual de seis velocidades resulta agradable de conducir.

Nissan NP 300 Navara: probamos la pick-up que quería ser SUV

El cambio manual tiene recorridos largos, muy al estilo de la generación anterior (y nos encanta que sea así en este tipo de vehículo, pues tiene su encanto), pero quizá la palanca esté mejor guiada que antes y cueste menos engranar las marchas. En comodidad gana claramente la caja automática, pero nos gusta menos, porque es de convertidor de par y no es de las más rápidas, aunque en conducción off-road nos ahorra bastante trabajo.

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión | Nissan NP300 Navara: a la conquista del segmento de las pick-up

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos