Compartir
Publicidad
Probamos el Jaguar XE: un coche con garra que se renueva para resurgir entre las berlinas premium
Pruebas de coches

Probamos el Jaguar XE: un coche con garra que se renueva para resurgir entre las berlinas premium

Publicidad
Publicidad

Nota de Motorpasion

Hace cuatro años que el Jaguar XE, la berlina media del fabricante británico, aterrizó en el mercado para competir en el segmento D contra rivales como el Mercedes-Benz Clase C, el BMW Serie 3 o el Audi A4. Lo cierto es que el tiempo no ha jugado a favor del cuatro puertas, dejando las ventas en lo que va de año en España en 55 unidades.

Sin embargo los de Conventry no tiran la toalla y han querido darle una buena renovación tanto por dentro como por fuera: el nuevo Jaguar XE aterriza con un diseño más agresivo, un interior redondo y menos oferta de motores, aunque más que suficientes. Vamos con las primeras impresiones al volante de esta berlina de lujo, que ya está disponible a partir de los 45.600 euros en su versión diésel.

Un exterior más musculado con aires I-PACE

Xe P250 Caesium Blue

Para animar el exterior Jaguar ha rediseñado el frontal con un nuevo paragolpes y una parrilla más ancha; su imagen es ahora más robusta y asentada, con una silueta más nítida que la anterior generación.

La parte trasera del vehículo también ha sido modificada y presenta un nuevo paragolpes y un nuevo faldón, y las ópticas, más estrechas, bajan la imagen del morro del vehículo.

Además, las luces traseras en LED se han reinterpretado con unos intermitentes dinámicos y una nueva firma lumínica, que ha sido diseñada como una evolución de las que encontramos en el deportivo F-Type, y que se acercan mucho a las del I-PACE, el eléctrico puro de la marca.

Longitud

Altura (con antena)

Ancho (espejos desplegados)

Ancho (espejos replegados)

Batalla

4.678 mm

1.416 mm

2.075 mm

1.967 mm

2.835 mm

Xe D180 Eiger Grey 0

Entre las novedades también encontramos el radar del nuevo Control de Crucero Adaptativo que ahora se localiza detrás del logo de la parrilla delantera, mientras que la cámara del espejo retrovisor trasero ClearSight se ha posicionado dentro del alerón del techo.

Según el director de Diseño de Jaguar, el nuevo XE se ha trabajado como una reinterpretación del original pero buscando un toque más de deportividad, y lo han conseguido.

Interior y tecnología de notable y mandos heredados del F-TYPE

Interior Jaguar Xe

Uno de los aspectos en los que destaca esta renovación del XE son los materiales forrados en cuero del interior: los acabados de los paneles de las puertas se han rediseñado, así como los laterales de la consola central, la zona superior del cuadro de instrumentos y la zona superior del salpicadero.

Al tacto son muy agradables, dejando de lado una de las piezas que enmarcan el túnel central, de plástico rígido y que encontramos algo inestable.

El protagonista del interior es si duda el sistema de infoentretenimiento Touch Pro Duo y la pantalla interactiva de 12,3 pulgadas en lugar de los tradicionales relojes de Jaguar, la misma que utiliza el Jaguar I-PACE. Este sistema utiliza una combinación de dos pantallas táctiles, sensores capacitivos y controles físicos con los que manejar las funciones más importantes del vehículo.

Sin bien el diseño es espectacular, no es lo que se dice intuitivo; para acceder a algunas funcionalidades -si es tu primera vez con el sistema- vas a tener que detener el coche, pues exige bastante tiempo con la vista fuera de la carretera debido al pequeño tamaño de alguno de los iconos y de su relativa complejidad. Es compatible, por cierto, con Apple CarPlay y Android Auto.

Xe P250 Caesium
Jagxe20mylocationinterior260219028glhd

El Jaguar XE es el primer modelo de Jaguar con una plataforma de carga inalámbrica -por inducción-para los móviles, aunque es opcional. El resto de pasajeros tendrá dos puertos USB y tres salidas de 12 voltios esparcidas por todo el interior para cargar los dispositivos electrónicos.

Además, el XE también funciona como punto de Wi-Fi 4G y permite la conexión a internet de hasta ocho dispositivos a través de la antena del vehículo.

Tomando como inspiración el deportivo F-Type, el nuevo XE presenta el selector del cambio Jaguar SportShift y los botones del Jaguar Drive Control. También, el nuevo volante multifunción, ya visto en el I-PACE, presenta mandos táctiles y gráficas escondidas hasta que ponemos el contacto.

Xe P300 Caldera

Por su parte el espejo electrónico sin marco ClearSight ofrece una cámara extra en la que el espejo de toda la vida se sustituye por una cámara bastante nítida y conseguida con un campo de visión de 50 grados, que se puede convertir en espejo al accionar la pestaña que tiene en su parte inferior.

En condiciones de baja visibilidad es un buen asistente del que sus rivales no disponen, aunque es opcional; su precio es de 635 euros.

Los asientos con ajustes eléctricos, calefactados y ventilados recogen bien los lumbares, son cómodos y la habitabilidad es correcta, más en las plazas delanteras -1.055 mm para las piernas- que en las traseras -889 mm-.

En general es un interior elegante, equilibrado y muy confortable. El maletero tiene una capacidad aceptable, de 410 litros, aunque no es todo lo aprovechable que podría ser.

Xe P300 Caldera Red Trunk

En cuanto al equipamiento tecnológico, el Monitor de Estado del Conductor controla la presión sobre el volante, el acelerador y los frenos, analiza el sistema de mantenimiento en el carril y el uso por parte del conductor de los intermitentes.

Si los algoritmos del sistema determinan que el conductor no está todo lo atento que debería, se muestra una taza de café en el cuadro de instrumentos para advertirle que sería conveniente parar.

El Jaguar XE también equipa tecnología Park Assist: puede identificar un espacio donde aparcar mediante el uso de sensores ultrasónicos. Una vez que ha identificado el espacio disponible, puede aparcarse por sí mismo y si es necesario también desaparcar.

La guinda del pastel es un ionizador del aire, para limpiar de alérgenos el habitáculo; un capricho que nos ha recordado al dispensador de fragancias que ha patentado Toyota con gas lacrimógeno incorporado. Si a algún ladrón se le antojara el XE, no se llevaría buen recuerdo, pero seguiremos soñando.

Prueba dinámica: adiós V6 de gasolina y cambio manual

Img 20190422 113035

En la gama mecánica encontramos menos opciones que antes: desaparece el motor 3.0 V6 de gasolina y también la caja en cambio manual, que ahora es ZF automática de ocho velocidades. Sin embargo podemos seguir escogiendo tracción trasera o total.

Para empezar, hay dos motores de gasolina basados en un bloque 2.0 turbo con 250 ó 300 CV y uno diésel 2.0 turbo de 180 CV, todos de la familia Ingenium. El motor diésel de 180 CV está disponible con dos opciones de tracción: RWD (trasera) o AWD, mientras que el gasolina de 250 CV solo lo está con RWD y el de 300 CV con la tracción AWD.

A los mandos de la mecánica diésel con tracción a las cuatro ruedas lo primero que se nota es el espectacular aislamiento acústico, unido a una posición de conducción cómoda y unos asientos que no se hacen para nada duros tras unas horas al volante.

Este motor genera 430 Nm de par y un consumo de combustible en torno a los 5 litros a los 100 km y acelera de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos. Durante la conducción pudimos notar el trabajo que ha hecho Jaguar con la carrocería en aluminio: muy rígido y ligera, unido a las suspensiones de dobles triángulos delanteras y la Integral Link detrás consiguen una dinámica deportiva muy entretenida.

Xe P300 Caldera Red Motor

La berlina incorpora de serie la palanca del cambio SportShift, que vimos por primera vez en el F-Type. Su diseño reemplaza al anterior mando de control giratorio y permite llevar el coche en modo totalmente automático, o usar el cambio en modo manual y mientras aceleramos, empujar el mando hacia atrás para subir de velocidad o reducirla empujándola hacia delante.

Y lo hace de forma bastante comunicativa. Por otro lado, de serie en todas las versiones, incorpora la interfaz Jaguar Drive Control, que situada en el centro de la consola permite elegir entre cuatro modos de conducción que modifican la dirección, la respuesta del acelerador y la velocidad de la caja de cambios: Comfort, Eco, Rain Ice Snow y Dynamic.

Img 20190422 112753

Si tuviéramos que quedarnos con uno, sería con éste último: el Dynamic saca a relucir todo el carácter deportivo del coche, con rápidos cambios de velocidad, una aceleración contundente y un aumento de la dureza de la dirección.

A bajo y medio régimen la fuerza disponible en el motor diésel es ya mucha, y el motor tiene además un sonido bastante agradable para ser un diésel.

Jagxe20mylocation260219032glhd

El segundo motor que probamos fue el gasolina de 300 CV con tracción a las cuatro ruedas. Con una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos y 400 Nm de par, la unidad del turbo actúa bastante rápido a la presión del acelerador y garantiza una ruta más que divertida y una aceleración impresionante.

La ruta por la zona montañosa de Niza, con impresionantes puertos de montaña y algunos tramos dignos de Rally hicieron que echáramos de menos un cambio manual; a pesar de ello la gestión del cambio en modo automático es buena y el comportamiento dinámico del coche es estupendo.

Es en general un coche con una dirección ágil y precisa, estable, que con un peso en vacío de 1.690 kilos es vivo, con mucho aplomo y que se desenvuelve con soltura tanto en ciudad como en carretera.

La versión de acceso al nuevo XE trae de serie elementos como la transmisión automática, llantas de 18 pulgadas, asientos de piel eléctricos, grupos ópticos delanteros en LED, nuevas ópticas traseras LED, asistentes de aparcamiento delanteros y traseros, cámara de marcha atrás y el sistema de asistencia de mantenimiento en el carril.

El Jaguar XE está disponible en cuatro acabado: S, SE y HSE y el más deportivo R-Dynamic.

Una berlina compacta que merece una oportunidad

Jagxe20mylocation260219011glhd

Como hemos comentado, las ventas no han sido muy favorables para el XE. Según datos de Faconauto, Jaguar vendió 561 unidades de su berlina en el ejercicio de 2018; un resultado que se queda muy por debajo de las 6.208 unidades que se vendieron del Audi A4 o las 4.689 del BMW Serie 3.

Sin embargo en lo que va de año -55 unidades vendidas- empieza a acercarse a competidores como el Infiniti Q50, que ha vendido 76 unidades o al Alfa Romeo Guilia, con 108 unidades vendidas.

La actualización del Jaguar XE ofrece una serie de mejoras y cambios reales, desde una mejor tecnología hasta un diseño exterior más rotundo y una conducción emocionante y divertida, que esperamos pueda ayudar a remontar en el mercado al sedán deportivo frente a sus rivales.

Los gastos asociados a esta toma de contacto han sido asumidos por la marca. Consulta nuestra guía de relaciones con empresas.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio