Compartir
Publicidad
Probamos los Goodyear Eagle F1 Asymmetric 5 y gama Supersport: el regreso de Goodyear a las altas prestaciones
Pruebas de coches

Probamos los Goodyear Eagle F1 Asymmetric 5 y gama Supersport: el regreso de Goodyear a las altas prestaciones

Publicidad
Publicidad

Durante el pasado Salón de Ginebra el fabricante de neumáticos Goodyear presentó su nueva generación de productos Eagle F1 de altas prestaciones, con los que renueva su oferta en el segmento UHP (Ultra High Performance) y vuelve al mercado UUHP (Ultra Ultra High Performance).

La familia Goodyear Eagle F1 está ahora compuesta por el Eagle F1 Asymmetric 5, que sustituye al conocido Asymmetric 3, y por la gama Supersport, que propone tres variantes diferentes en función del uso que se quiera hacer de los neumáticos, con un enfoque más de carretera o circuito según el caso. Los diferentes modelos estarán disponibles a lo largo de este año 2019, y los hemos probado.

En esencia, los nuevos Goodyear Eagle F1 Asymmetric 5 son aptos para vehículos deportivos de todo tipo pero enfocados sobre todo a la carretera y al comfort de marcha, si bien la gama Supersport va un paso más allá y cuenta con tres niveles, cada cual más radical. En este caso las aspiraciones son más deportivas y están enfocados a vehículos deportivos y superdeportivos.

Goodyear Eagle F1 Asymmetric 5 y Supersport prueba contacto
Goodyear Eagle F1 Asymmetric 5 y Supersport prueba contacto

Asymmetric 5: de Focus RS a BMW M3 o 911 Turbo

El conocido Eagle F1 Asymmetric 3 ha dejado paso a la siguiente generación del neumático de altas prestaciones de Goodyear, el Asymmetric 5, diseñado para compactos deportivos (Focus RS, Golf R...), berlinas de altas prestaciones (BMW M3, C 63 AMG...) e incluso deportivos como el Porsche 911. Un neumático de altas prestaciones pero pensado sobre todo para el día a día.

Con respecto al modelo anterior, Goodyear asegura que este neumático gana en cuanto a comodidad de marcha, pero sobre todo en comportamiento y agarre sobre superficie seca y en distancia de frenado sobre suelo mojado, gracias esencialmente a un nuevo compuesto -con un mayor porcentaje de sílice- que permite que la huella se expanda en frenadas, aumentando la superficie de contacto con el asfalto.

La marca lanzará 51 referencias de este modelo hasta mayo de 2019, y 10 más se sumarán entre junio y diciembre. Las dimensiones engloban opciones de entre 17 y 22 pulgadas de diámetro, secciones de 215 a 305 milímetros y perfiles laterales de entre 25 y 50.

Goodyear Eagle F1 Asymmetric 5 y Supersport prueba contacto
Goodyear Eagle F1 Asymmetric 5 y Supersport prueba contacto

Eagle F1 Supersport

El siguiente escalón es el nuevo Goodyear Eagle F1 Supersport (UUHP), que busca un mejor comportamiento en seco, gracias a una menor profundidad del dibujo, una mayor superficie de contacto y una combinación de compuestos (las franjas centrales del dibujo están optimizadas para mojado). En cualquier caso cuenta con un hombro grueso para permitir apoyos pronunciados y nervios rígidos en la banda de rodadura para mejorar los cambios de dirección.

En principio ofrecerá 25 referencias este año, de entre 18 y 21 pulgadas, y con anchura de 205 a 305 milímetros, y perfiles de 30 a 45. Este neumático está indicado para los mismos vehículos que el Asymmetric 5, es decir, desde Ford Focus RS, o Volkswagen Golf R, hasta BMW M3, Mercedes-AMG C 63 o Porsche 911 Turbo.

Eagle F1 Supersport R

Un paso más allá está el Supersport R, con el punto de mira puesto también en el circuito e indicado para vehículos de primer nivel, como versiones más radicales de los anteriores (BMW M4 CS, Golf GTI Clubsport, Porsche 911 GT3...) o exóticos como el Ferrari 488 GTB, por poner algunos ejemplos.

Goodyear Eagle F1 Asymmetric 5 y Supersport prueba contacto
Goodyear Eagle F1 Asymmetric 5 y Supersport prueba contacto

Aquí los niveles de agarre son superiores, tanto en carretera como en circuito, gracias a un compuesto de alta fricción, puentes en el surco interior del dibujo del neumático para reducir la deformación y aumentar la estabilidad, o una huella optimizada para mejorar la respuesta y precisión a través de la dirección.

En este caso hablamos de 10 referencias entre febrero y noviembre de 2019, con tamaños de entre 18 y 21 pulgadas, secciones de 205 a 325 milímetros y perfiles de 25 a 40.

Eagle F1 Supersport RS

El neumático insignia de Goodyear es el llamado Supersport RS, que es además el más enfocado a circuito. Si bien sigue estando homologado para carretera, utiliza un compuesto heredado de la competición y, según responsables de la compañía, es un neumático por y para circuito, aunque tiene la ventaja de permitir a los clientes llegar a la pista por carretera. El RS ya está disponible y hay dos referencias, en dimensiones 265/35Z R20 y 325/30Z R21.

Goodyear Eagle F1 Asymmetric 5 y Supersport prueba contacto
Goodyear Eagle F1 Asymmetric 5 y Supersport prueba contacto

A prueba en el circuito de Ascari

Para presentarnos precisamente su nueva familia de productos de altas prestaciones y con el objetivo de poder poner a prueba estos neumáticos, Goodyear nos ha invitado al Ascari Race Resort en Ronda, Málaga. Un circuito que para la ocasión está dividido en diferentes secciones para poner a prueba los diversos neumáticos montados en diferentes coches.

Sobre mojado probamos las Asymmetric 5 en un Volkswagen Golf R (225/40R18), para lo que tenemos preparado un pequeño circuito con conos de tipo eslalon y una frenada de emergencia como colofón. Nos sorprende la capacidad de tracción, de cambio de dirección y de frenada de este Golf R, y parte de culpa tienen los neumáticos, que a pesar de lo breve de la prueba nos dejan buen sabor de boca.

El siguiente paso, también en mojado, es en el que toca probar los Eagle F1 Supersport montados en un Alpine A110, y en dimensiones 205/40R18 para el eje delantero y 235/40R18 para el trasero. Un coche que tengo ganas de probar, aunque sea brevemente.

Goodyear Eagle F1 Asymmetric 5 y Supersport prueba contacto
Goodyear Eagle F1 Asymmetric 5 y Supersport prueba contacto

Desde el principio sorprende por sus buenas manera. A pesar del agua que cubre la pista, estos neumáticos facilitan una muy buena motricidad, si bien no pueden evitar que el ABS entre en acción en la frenada más fuerte del pequeño trazado (1,34 km). Con todo, el coche apoya bien y permite abrir gas con contundencia. A falta de probarlo sobre suelo seco, las sensaciones son muy buenas.

Pero es que en seco también vamos a probar estos Supersport, y nada menos que en un Ferrari 488 GTB con motor V8 biturbo de 670 CV, en este caso en dimensiones bastante más generosas: 245/35 ZR20 y 305/30 ZR20, delante y detrás respectivamente. Desde un primer momento tanto el sonido como las prestaciones y el comportamiento del coche son de primer nivel. Nada que objetar.

En el primer sector de Ascari, con 2,6 kilómetros, descubrimos la gran capacidad de tracción de este 488 con estos neumáticos y su estabilidad a gran velocidad. En las frenadas más contundentes las gomas tampoco rechistan y la trasera sólo se menea cuando somos demasiado ansiosos con el gas o bien entramos a demasiada velocidad en curvas rápidas. La toma de contacto es breve pero intensa, desde luego.

Goodyear Eagle F1 Asymmetric 5 y Supersport prueba contacto
Goodyear Eagle F1 Asymmetric 5 y Supersport prueba contacto

Sin tener una referencia con la que comparar, es complicado saber hasta qué punto los neumáticos contribuyen al buen comportamiento del coche, pero teniendo en cuenta la velocidad a la que podemos rodar con el 488, la facilidad con la que se detiene y lo estable que resulta en cualquier situación, estos Supersport deben tener algo que ver, sin lugar a dudas.

El plato fuerte del día llega en el sector más interesante de Ascari, el de la parte final del trazado con zonas peraltadas. Un coche de escándalo como el Porsche 911 GT3 RS (991) y los neumáticos más radicales de la gama, solo superados por los RS, homologados para calle pero desarrollados para circuit. Hablamos de los Eagle F1 SuperSport R en tamaños 265/35 ZR20 y 325/30 ZR21. Con semejante aparato, ¿cómo sacar algo en claro sobre sus neumáticos?

Difícil, sin duda, pero digamos que conducir un coche con un límite tan lejano, preciso como ningún otro que hayamos conducido antes y con unas prestaciones de primer orden, no sería fácil si los neumáticos no estuvieran a la altura. Y, desde luego, las maneras de este GT3 RS son una delicia.

Dirección directa, cambios de dirección instantáneos y sin esfuerzo aparente, frenos espectaculares, una adherencia que parece no tener límite, una capacidad de apoyo en curva sobresaliente sin que la zaga se insinúe... y qué decir de su motor bóxer atmosférico de 520 CV y capaz de subir hasta 9.000 RPM. Solo echamos en falta una cosa: poder conducirlo más a menudo.

Los gastos asociados a esta toma de contacto han sido asumidos por la marca. Para más información, consulta nuestra guía de relaciones con empresas.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio