Compartir
Publicidad
Publicidad

Ford C-MAX, presentación y prueba en Valencia (parte 1)

Ford C-MAX, presentación y prueba en Valencia (parte 1)
Guardar
34 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para esta presentación no hemos tenido que desplazarnos mucho, ya que Ford ha presentado en Valencia la nueva generación del Ford C-MAX, con un cambio radical en el diseño y también en la plataforma, ya que es el primero de la nueva hornada de los Ford que están por llegar con la plataforma del nuevo Ford Focus.

Para la prueba he conducido un 2.0 Duratorq de 140 CV con el nuevo cambio de doble embrague PowerShift. Un cambio de doble embrague que nada tiene que envidiar al DSG de Volkswagen y una de las principales novedades de la marca para esta nueva generación. Un cambio suave, rápido y que funciona a la perfección.

Los cambios en el interior del Ford C-MAX son notables, con un mayor uso de la tecnología y unos acabados muy por encima de la generación que sustituye. Claro, hay que decir que andábamos con un acabado Titanium y eso se nota. Pero pasemos al turrón y veamos su nuevo diseño.

Ford C-MAX, más “kinetic” que nunca

Prueba del nuevo Ford C-MAX

El avance de diseño que vimos en el prototipo iosis MAX se ha trasladado a la producción guardando la nueva estética de Ford pero sin abusar excesivamente del suavizado al que se someten los coches de producción ni dejando las exageraciones de los concepts.

En el nuevo Ford C-MAX las dimensiones del coche parecen haberse encogido, aunque realmente tiene casi el mismo tamaño que la generación actual o incluso en ciertas cotas la supera. Antes veíamos un monovolumen corto y ahora vemos un compacto alto. Engordar un Ford Fiesta ha salido bien en este caso, no tanto en el Focus.

La primera sensación que tuve al ver ambos modelos en vivo es que ha perdido esa sensación de ser una furgoneta apta para la familia a ser un monovolumen en toda regla. No se si alguno compartirá esto conmigo, pero es la sensación que he tenido siempre con este modelo. Estaba demasiado afurgonetado. Eso ha cambiado y a mejor, sin duda.

La gran novedad de esta generación la vemos en el nuevo Ford Grand C-MAX, que aumenta su batalla respecto al C-MAX para dar espacio a una fila más de asientos y diferenciar ambos modelos de cara a ampliar el mercado. Es la primera que se ofrece esta opción en el Ford C-MAX, puesto que el actual no dispone de esta opción.

Prueba del nuevo Ford C-MAX

El frontal de nueva hornada esta muy bien conseguido en términos de diseño. Quizá la altura e inclinación del capó tenga algo que ver en esto, pero me inclino a pensar que el resultado ha mejorado el diseño del Focus por la forma de la parte baja del paragolpes delantero. Mientras que el trapecio invertido del Focus es difícil de ver, aquí es mucho más fino, sin ser más de lo mismo (fuera de la marca, claro).

El lateral de ambas versiones es diferente. De la puerta delantera hacia atrás, el Ford C-MAX y el Ford Grand C-MAX se diferencian, sobre todo, en la parte final de la carrocería. El diseño se ha tenido que modificar por la puerta corredera trasera del Grand C-MAX y para dar más visibilidad a la tercera fila de asientos. En este sentido, el Grand C-MAX pierde algo de estilo respecto al C-MAX.

Para el diseño de la trasera se ha tomado como base el que ya hemos visto en el Ford Kuga y se ha aplicado realmente bien a un monovolumen. No os voy a engañar si digo que es una de las partes de la carrocería que más me gustó nada más ver el coche en vivo. Por cierto, este modelo confirma que Ford pasa de los faros traseros en los montantes del portón, una seña de identidad de sus modelos pasados. Una pena.

Importante salto generacional en el interior del Ford C-MAX

Prueba del nuevo Ford C-MAX

Cuando entras en el Ford C-MAX tienes la sensación de estar en un coche que no es un monovolumen, es bastante espacioso, sobre todo en las plazas delanteras pero da la sensación de estar sentado en un compacto más que en un monovolumen. Pero esto no es malo, ya que no es para nada agobiante, pese a que pueda parecer lo contrario.

El diseño es básicamente el mismo que en el C-MAX actual pero sin embargo, cambia muchísimo. La mejora en las calidades de los materiales es notable y pese a compartir diseño (en las formas generales más que nada) parece que estemos en otro coche. La consola central es más bien alta, con una posición del cambio de marchas cómoda.

Sin embargo, la cantidad de botones puede crear confusión pese a estar todos identificados con su nombre o símbolo. Esto y la diminuta pantalla del navegador son los puntos reprochables de su diseño interior. No es comprensible que con el espacio que hay en el salpicadero, sólo ofrezcan una mini-pantalla de 5 pulgadas.

Nos informaron que más adelante se ofrecerá una de 8" como opción pero habrá que pasar por caja para no tener que dejarte los ojos intentando adivinar hacía donde tienes que ir o ver la indicación del navegador siguiente. Con lo fácil que hubiese sido ofrecerla desde un primer momento…

Prueba del nuevo Ford C-MAX

La posición de conducción es cómoda y los asientos tienen la dureza justa. Ni son excesivamente blandos ni excesivamente duros e incómodos. En este caso, el acabado Titanium, están tapizados en cuero que puede resultar algo caluroso en climas demasiado soleados. Son negros y absorben el calor como si no hubiese un mañana, pero diciendo esto tampoco es que esté descubriendo América.

En el volante se integran los controles tanto del ordenador de a bordo como lo básico de la consola central. La regla nemotécnica que nos dieron es que la parte izquierda del volante controla las funciones que tenemos delante y la derecha el sistema de audio/navegación. Sencillo si lo sabes pero complicado si no lo sabes. Ambos mandos son iguales.

La nueva instrumentación del cuadro es de fácil lectura y el ordenador de a bordo tiene la opción de mostrar un resumen de lo más significativo en pantalla, aunque es un poco complicado hacerse a él. Como en muchos modelos actuales, la mayoría de las funciones están bloqueadas mientras estamos en marcha, algo que creo dificulta en exceso su uso.

Prueba del nuevo Ford C-MAX

Las plazas traseras presentan un espacio generoso para tres ocupantes adultos, aunque tendrán que ir algo sueltos en ellas debido a su diseño. El respaldo de estos asientos es demasiado recto y puede no ser un buen acompañante en un viaje excesivamente largo si van más de dos personas sentadas detrás.

Las banquetas son plegables de forma independiente, lo que garantiza una modulación del maletero y los asientos realmente buena, útil para casi el 100% de los casos en los que necesitemos espacio extra para el maletero. Un maletero con 432 litros hasta la bandeja con formas rectas y de fácil acceso. El portón se cierra con un botón situado en el interior.

Equipamiento del Ford C-MAX

Prueba del nuevo Ford C-MAX

Otro punto a destacar del Ford C-MAX respecto al actual es su equipamiento en matería de seguridad. No es que el de ahora vaya escaso, pero es que este lo mejora. Elementos como el Toque Vectoring Control, detección de objetos metálicos en el ángulo ciego (dicen que detecta hasta una bicicleta) o un subchasis reforzado son sus puntos clave.

En otro orden de cosas, se añade también el Active Park Assist, un sistema que trabaja igual que el Park Assist de Volkswagen (obvio, ¿no?) pero que no aparca en batería, sólo en paralelo. Para evitar rozaduras en la carrocería y aparcar en sitios estrechos (necesita 0,5 m de espacio delante y detrás) viene de perlas, pero si tienes prisa….

La cámara de visión trasera es opcional, así como el cierre por botón del portón del maletero. En los modelos Titanium, el Hill Start Assist es de serie, pero en los Ambiente o Trend no está ni siquiera en opción. Como es de esperar, los Titanium son los mejores equipados, con climatizador bizona, faros y limpiaparabrisas automáticos, etc, etc, etc…

En este sentido, peca en algo. El Trend no es mala opción en cuanto a equipamiento, pero se podría mejorar sin mucho esfuerzo viendo lo que ofrece el Titanium. De los Ambiente ni hablamos, porque van prácticamente pelados y apenas se contemplarán como opción de compra.

Ambiente

  • Cierre centralizado remoto eléctrico
  • Ventanillas delanteras eléctricas
  • Espejos retrovisores eléctricos
  • Puertas traseras deslizantes (sólo Grand C-MAX)
  • Ventanillas tras. y cierres tras. eléctricos (sólo Grand C-MAX)
  • Ordenador de a bordo
  • Aire acondicionado (opcional)
  • Faros y limpiaparabrisas automáticos
  • Tercera fila asientos dual individual (opcional en Grand C-MAX)

Trend (añade o sustituye al Ambiente

  • Espejos retrovisores calefactados eléctricos
  • Ventanillas tras. y cierres tras. eléctricos (opcional en C-MAX)
  • Aire acondicionado
  • Control climatización doble zona autom. (opcional)
  • Punto de conexión aux. en compart. trasero
  • Volante y pomo de cambio en piel (opcional)
  • Ruedas de aleación de 16 pulgadas (opcional)
  • Asientos y parabrisas calefactados (opcional)
  • Techo panorámico (opcional)
  • Portón trasero eléctrico (opcional)
  • Blind Spot Information Sys, Cruise Control (opcional)
  • Asistencia activa aparcamiento (opcional)
  • Cámara de visión trasera (opcional)
  • Sensores de aparcamiento marcha atrás (opcional)
  • Sistema detección desinflado (opcional)
  • Barra remolque retraíble, asist.estab.remolq (opcional)
  • Comfort System en asientos traseros (Grand C-MAX)
  • Tercera fila asientos dual individual (opcional en Grand C-MAX)

Titanium (añade o sustituye al Trend

  • Ventanillas tras. y cierres tras. eléctricos
  • Control climatización doble zona autom.
  • Faros y limpiaparabrisas automáticos
  • Volante y pomo de cambio en piel
  • FordKeyFree-System, FordPower Starter
  • Asist. Arranc. en Pendiente Hill Start Assist
  • Ruedas de aleación de 16 pulgadas
  • Ruedas de aleación de 17 o 18 pulgadas (opcional)
  • Asientos y parabrisas calefactados (opcional)
  • Asientos totalmente en piel (opcional)
  • Techo panorámico (opcional)
  • Portón trasero eléctrico (opcional)
  • Blind Spot Information Sys, Cruise Control (opcional)
  • Asistencia activa aparcamiento (opcional)
  • Cámara de visión trasera (opcional)
  • Sensores de aparcamiento marcha atrás (opcional)
  • Sistema detección desinflado (opcional)
  • Barra remolque retraíble, asist.estab.remolq (opcional)
  • Persianas tras, transformador 240V (opcional)
  • Comfort System en asientos traseros (opcional en C-MAX)
  • Tercera fila asientos dual individual (opcional en Grand C-MAX)

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos