Compartir
Publicidad
Publicidad

Fiat Ducato, presentación y prueba en Italia (parte 2)

Fiat Ducato, presentación y prueba en Italia (parte 2)
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de ver como es el Fiat Ducato por dentro, además de un resumen de las novedades que el modelo de 2011 incorpora, nos toca hablar de cómo se comporta este modelo.

Durante la presentación internacional únicamente pudimos conducir esta furgoneta en el circuito de Balocco, propiedad del grupo Fiat, por lo que todas las impresiones de conducción se refieren a su comportamiento dentro de circuito, aunque se puedan sacar conclusiones aplicables a la vida diaria.

Además hay que tener en cuenta que por seguridad, los vehículos que probamos estaban cargados con bidones de agua, lo que además aporta realismo a la prueba teniendo en cuenta que hablamos de un vehículo comercial, destinado al transporte de mercancías.

Impresiones de conducción en el Circuito de Balocco

Evidentemente una furgoneta con una MMA de 3.000 kilogramos no es el vehículo más adecuado para darse una vueltas en un circuito, y menos uno como Balocco, estrecho y revirado.

Fiat Ducato 8

No obstante, la prueba no consiguió sacarle los colores al Fiat Ducato. Las suspensiones (tipo McPherson delante y eje rígido con ballestas detrás) contienen razonablemente los balanceos de la carrocería sin hacer el vehículo incómodo.

Por su parte la dirección no me acabó de convencer. Es difícil interpretar que está pasando entre las ruedas y el asfalto, y no acaba de transmitir confianza cuando de lo que se trata es de tomar una curva cerrada.

En el día a día, en un vehículo de este tipo no me parece un gran inconveniente, la comodidad es importante y me parece razonable que sea así.

No obstante, opcionalmente en los motores intermedios y de serie con el motor más potente, Fiat ofrece una dirección hidráulica de asistencia variable con la velocidad, cuyo resultado es satisfactorio.

Fiat Ducato 9

Facilita mucho las maniobras, y regula su asistencia de manera uniforme (en algunos coches con este sistema solo se nota aparcando).

Además, dado que en la Fiat Ducato hay que cambiar de marcha muy a menudo para moverse en el rango óptimo de revoluciones (frecuentemente manejaremos el volante con una mano) este sistema resulta especialmente útil.

Otro de los apartados que nos convencieron fueron los frenos, por su capacidad de deceleración máxima, aunque no tanto por su facilidad de dosificado. El recorrido del pedal es muy corto, y en difícil encontrar un equilibrio entre el punto de frenado máximo y uno que solo provoque una frenada intensa.

Fiat Ducato 13

Como era de esperar, tras varias vueltas al circuito, los frenos mostraban síntomas de fatiga, pero en un tiempo mayor al que yo esperaba, teniendo en cuenta el trato al que estaban siendo sometidos y el peso del vehículo.

Para todas las versiones los discos son de 280 mm delante y detrás, excepto en el caso de la Fiat Ducato Maxi, que cuenta con discos delanteros de 300 mm.

Comportamiento de los motores

Durante la presentación pudimos probar todos los motores disponibles (a excepción del 140 Natural Power, impulsado por gas natural). Como ya dijimos en la primera parte, todos son Euro 5, y pertenecen a la segunda generación de motores Multijet.

Todos los motores se caracterizan por cuatro cilindros en línea – con cuatro válvulas por cilindro y doble árbol de levas en cabeza. El 2.0 y el 2.3 de 130 CV tienen una turbina de geometría fija con intercooler, mientras los dos motores más potentes, el 2.3 de 148 CV y el 3.0 de 177 CV, están dotados de turbina de geometría variable.

Fiat Ducato 16

Según Fiat los nuevos motores mejoran considerablemente las prestaciones y el consumo respecto a sus predecesores, cosa que nosotros por el momento no hemos podido comprobar.

Dicho esto su funcionamiento nos ha parecido satisfactorio. Son motores ruidosos cuando se acelera a fondo (no a velocidad constante), algo toscos y exigen al conductor moverse en un rango de revoluciones pequeño, pero resultan efectivos.

De hecho, a partir de las 3.800 vueltas, más allá del régimen de potencia máxima en todos los motores, no tiene sentido seguir estirando la marcha.

El motor menos potente, 2.0 115 Multijet II de 115 CV y un par de 280 Nm a 1.500 revoluciones, resulta suficiente para mover al Fiat Ducato, aunque puede ser algo escaso si lo que se pretende es cargar al máximo al vehículo.

Fiat Ducato 12

Con este motor cuesta alcanzar los 100 km/h, y la respuesta en quinta marcha es bastante pobre (es el único que se combina con una caja de cambios de 5 velocidades).

La diferencia de prestaciones respecto a los dos motores 2.3 (en sus versiones de 130 y 150 CV) es importante, y se nota especialmente en las recuperaciones.

Si comparamos a estos dos últimos, la diferencia de prestaciones es casi inapreciable, aunque no así el agrado de uso.

El más potente de los dos (150 CV), cuenta con una turbina de geometría variable, lo que le permite tener más potencia desde menos revoluciones. En realidad no es una diferencia crucial, pero para algunos compradores puede ser importante saberlo.

Fiat Ducato 14

Solo nos queda un motor por analizar, el más potente, que Fiat denomina 3.0 180 Multijet Power. Este propulsor si supone un salto cualitativo respecto a la gama intermedia disponible.

Sus 400 Nm a 1.400 vueltas se notan y mucho, y además, al contar con turbina de geometría variable y unas relaciones de cambio algo más largas, es el más agradable de utilizar.

Un elemento que es novedoso en la gama es el sistema Traccion+, un diferencial autoblocante electrónico pensado para permitir el avance del vehículo en zonas deslizantes. Este sistema, que no pudimos comprobar, solo es de serie en la versión más potente.

Capacidad de carga

La capacidad de carga del Fiat Ducato se define por sus datos de volumetría máxima (17 metros cúbicos), anchura entre paserruedas (1.422 mm), altura máxima del compartimiento de carga (2,17 m), altura de la puerta trasera (2,03 m) y altura del umbral de carga (46 cm con suspensiones autonivelantes).

Fiat Ducato 15

Además el vehículo cuenta con multitud de soluciones para compartimentar y amarrar la carga, como gancho en el suelo, en el techo y a la altura de la cintura, además de dos tipos de tabiques de separación cabina/compartimiento de carga.

Equipamiento en seguridad

El hecho de tener como opción el control de estabilidad como opción (que por cierto está especialmente adaptado para vehículos comerciales), le resta puntos en el apartado de seguridad.

Además, aunque cuenta con airbags frontales para los pasajeros delanteros, los airbags laterales y de cortina son también opcionales.

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión | Fiat Ducato, presentación y prueba en Italia (parte 1)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos