Compartir
Publicidad

Chevrolet Captiva 2.4 GLP, miniprueba

Chevrolet Captiva 2.4 GLP, miniprueba
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Delante de mis narices se hallaba una fila tremenda de modelos GLP a elegir… me pegué la carrera para llegar antes que los demás, así que podía coger el que me saliera de las válvulas de escape, me decanté por el más grande: Chevrolet Captiva 2.4. Este modelo ya lo probamos a fondo con su motorización 2.0 VCDi en otra ocasión.

Utilizando gasolina este tetracilíndrico eroga 136 CV de potencia a 5.000 RPM, con un par máximo de 220 Nm a 2.200 RPM. Con este motor sólo se comercializa con el acabado básico LS y con tracción delantera, así que no hay que pensar en él como un todocamino sino más bien como un SUV y pinta de todocamino.

Al subirme en el Captiva la única diferencia que encontré respecto a cualquier otro es el conmutador de GLP, situado a la izquierda, cerca del mando de altura las luces (ver detalle). Un apaño estéticamente discutible y mal situado, pues también es el medidor del depósito GLP y obliga a retirar la vista de la carretera para mirarlo.

Chevrolet Captiva 2.4 GLP

Este medidor tiene cuatro luces, que indican desde el lleno hasta el vacío. Cuando se ilumina la luz roja central significa que sólo rodamos con gasolina, bien por elegirlo, por estar el motor frío o por agotar el depósito GLP. Por lo demás no hay ninguna diferencia. Arranqué y me puse en marcha. Los primeros kilómetros se hicieron con gasolina, ya que el motor estaba frío.

Hice un trayecto todo el rato por autovía y a velocidades legales. Hasta el momento no había probado ningún modelo propulsado por gas, lo primero que me llamó la atención es que la transición de un combustible a otro es totalmente imperceptible, el motor sigue funcionando como si nada. Con gasolina gasta 8,9 l/100 km en ciclo mixto, con GLP un poco más.

Chevrolet Captiva 2.4 GLP

Probé a hacer distintas aceleraciones y recuperaciones para comprobar la diferencia a altas y bajas revoluciones. Cuando el tacómetro apunta bajo el motor responde un poco mejor, quedó de forma más patente en la última parte del recorrido, por secundaria y ciudad. A regímenes altos, el Captiva 2.4 pierde un pelín de fuelle pero hablamos de algo muy sutil, casi no se nota.

Usando GLP la combustión es más limpia y completa, de modo que hay menos sonoridad y vibraciones. El L4 de 2.405 cc no es ni silencioso ni poco vibrador por naturaleza, pero sí creí notar que hacía un poco menos de ruido, sobre todo estrujando la tercera hasta unos 130 km/h. Al igual que con gasolina, es un SUV con alegría pero no es lo más prestacionalmente.

Chevrolet Captiva 2.4 GLP

Comparado con el diesel VCDi, según gustos, el sonido es un poco más agradable y creo que un poco más silencioso. Al fin y al cabo, los dos VCDi que he probado eran automáticos y a veces el motor diesel iba más revolucionado de lo que iría con cambio manual, igual no es una apreciación muy justa compararlo con un gasolina de cambio manual, el 2.4 no puede ser automático.

La diferencia respecto al diesel era más notable en los pocos momentos que estuve al ralentí, en cedas de glorietas por la zona de Leganés,* el gasolina/GLP es más silencioso, aunque más con GLP*. El punto de reunión era una gasolinera, y ahí me bajé. Ubiqué rápidamente el depósito, está en el exterior del coche, donde iría la rueda de repuesto.

Chevrolet Captiva 2.4 GLP

Si se practicas 4×4 chungo el depósito sería candidato a llevarse un golpe, pero tranquilos, que es dificilísimo que haya una explosión, tiene doble recubrimiento. En el maletero no se nota diferencia alguna. Si se abre la tapa del depósito para repostar, se observan dos bocas, una sirve para gasolina y otra más pequeña para echarle gas licuado, la confusión es imposible incluso para los más manazas.

Ficha técnica

Captiva 2.4 GLP (los datos corresponden a uso de gasolina)

  • Cilindrada: 2.405 cm³
  • Motor: 4 cilindros transversales (136 CV)
  • Par máximo: 220 Nm CEE a 2.200 RPM
  • Peso en vacío: 1.730 kg.
  • Velocidad máxima: 185 km/h
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 11,4 s
  • Transmisión: Manual de 5 velocidades
  • Consumo urbano: 12 l/100 km
  • Consumo extraurbano: 7,1 l/100 km
  • Consumo mixto: 8,9 l/100 km
  • Combustible: Gasolina o GLP
  • Capacidad del depósito: 65 litros (gasolina)
  • Capacidad del maletero: 465 litros – 930 litros (asientos abatidos)
  • Neumáticos: 215/70 R16 – 6,5 × 16

Fotografía | Javier Costas
En Motorpasión | Chevrolet Captiva Sport VCDi, prueba (parte 1, parte 2, parte 3 y parte 4)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos