Compartir
Publicidad
Publicidad

Chevrolet Aveo 1.2 GLP, prueba (parte 1)

Chevrolet Aveo 1.2 GLP, prueba (parte 1)
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Recientemente os hablé del Chevrolet Aveo durante una toma de contacto de la versión bifuel que puede funcionar con GLP, y a primeros de 2008 os comenté las primeras impresiones en su presentación internacional. Esta vez toca un análisis más en profundidad, que es válido para la versión 1.2 sin GLP.

El Aveo es uno de esos coches “anticrisis” que están haciéndose muy populares en los diferentes mercados en los que milita. Dependiendo del país se le conoce como Chevrolet Aveo, Daewoo Kalos o Holden Barina. Veamos qué podemos esperar por este coche de menos de 10.000 euros.

Chevrolet Aveo

Exterior del Chevrolet Aveo 5 puertas

Los cambios respecto al modelo que reemplazó (Chevrolet Kalos de 2005) son mínimos, pero tiene más seña de identidad hoy día. No estoy conforme con la posición del logotipo frontal, pero la vida es así. La versión de tres puertas es muy parecida y apenas cambia la habitabilidad, el maletero tiene la misma capacidad.

El modelo que se ve en las imágenes es el LS, el más sencillo. Las ruedas vienen con tapacubos y tienen medidas 185/55 R15, no pueden ser de aleación en este acabado. Todo lo que se ve es de serie, y las carencias también, como los faros antiniebla. El logotipo “Ecologic” de la parte trasera lo tiene la unidad de prensa pero no deberían tenerlo los que se vendan.

Chevrolet Aveo

Quitando ese detalle no se puede distinguir de ninguna forma de un Aveo que no funcione con GLP, a menos que los pesemos en una báscula, pues hay 70 kg de diferencia. Se aparca con mucha facilidad debido a sus dimensiones compactas (menos de 4 metros de longitud) y el portón trasero no ocupa más espacio desplegado del estrictamente necesario.

Cuando el modelo se llamaba Kalos existío una versión muy chula que se llamaba Kalos Sport, que consistía en un kit “tuning” exterior muy apetecible para un coche de este precio, y el resto del coche era exactamente igual. No se oferta hoy día, pero le añadía un poco de sal al conjunto. Por cierto, las rejillas de ventilación del pilar A no cumplen ninguna función, son de adorno.

Chevrolet Aveo

Interior del Chevrolet Aveo

El Chevrolet Kalos de 2005 era prácticamente igual al Daewoo Kalos de 2002, pero el modelo actual coge el salpicadero que ya estrenó el Chevrolet Aveo 4p de 2005, la versión sedán. Estéticamente mejora mucho aunque la posición al volante es un poco peor, o se va cómodo de piernas o de brazos, pues el volante no se regula en profundidad y la rodilla toca un plástico.

Uno de sus principales rivales es el Dacia Sandero. En el Chevrolet Aveo no se tiene tanta sensación de coche barato o esencial, visualmente parece mejor hecho y algunos materiales son objetivamente mejores. En general creo que el Aveo es un coche de más calidad que el Dacia, y hay varios ejemplos que refuerzan dicha afirmación.

Chevrolet Aveo

Por ejemplo, el tacto de las palancas del volante me parecen mejores no sólo a las del Sandero, también a las del SEAT Ibiza III, Fiat Grande Punto u Opel Corsa C. Cierto es que la mayoría de los plásticos son duros pero al ojo dan mucha mejor impresión. Fijémonos en el volante, no es de cuero, pero es blandito y qué queréis que os diga, no he echado de menos el cuero.

Sigue siendo un coche sencillito, así que no hay lujos pero lo esencial para el día a día sí está a bordo. Los retrovisores se regulan eléctricamente en ambos lados, la radio-CD MP3 con toma auxiliar es bastante decente, tiene un pseudo-ordenador de viaje (indica temperatura exterior, tiempo de conducción, autonomía y velocidad media), climatizador manual fácil de usar…

Chevrolet Aveo

El asiento del conductor se puede regular en longitud, respaldo y “altura”, mientras que el del pasajero sólo en longitud y respaldo. A ambos lados de los asientos hay unos pequeños huecos donde caben objetos pequeños como móviles o mecheros, de forma discreta. Los espejos de cortesía no tienen tapas ni luz, y dispone de un portagafas con fondo acolchado.

La versión de GLP tiene un pequeño mando encima del portalatas extraíble. Sirve para cambiar de gasolina a GLP o viceversa, también indica la capacidad restande de dicho depósito. Cuando se agota empieza a pitar repetidamente, pero ya ha pasado a funcionar con gasolina. He comprobado que el depósito aún aguanta un poco más si se pisa el acelerador con una pluma.

Chevrolet Aveo

La guantera es pequeña, no está iluminada ni refrigerada. Dentro he encontrado un adaptador de boquilla para repostar gas (no está normalizado, hay dos tipos), instrucciones específicas sobre GLP y cómo no, la documentación del coche acreditando que todas las transformaciones del coche son 100% legales y homologadas.

Cuando estemos usando los parasoles nos veremos reflejados, pues no hay tapas en los espejos, un detalle a mejorar. Por otra parte, el ordenador se maneja mediante un botón que obliga a meter la mano dentro del aro del volante, otro detalle a mejorar. Sólo hay luces de cortesía en las plazas delanteras, es un problema en zonas oscuras. El cierre centralizado es de tipo “codazo” y tiene dos elevalunas eléctricos.

Chevrolet Aveo

El precio que tiene me parece justo en relación al equipamiento que tiene, eso sí, el A/C es opcional. Tiene cinco plazas y son todas útiles siempre y cuando atrás no se sienten personas con cintura ancha. La plaza central es utilizable por respaldo y mullido, aunque los reposacabezas no favorecen a la gente que sobrepase 1,70 m de estatura, mejor más bajitos.

La sonoridad del coche viene principalmente de los neumáticos y la aerodinámica (autopista), el motor es silencioso por lo general a menos que vaya revolucionado, cosa que es fácil a nada que necesitemos respuesta. No he percibido ninguna diferencia acústica al usar GLP aparte del pitido que suena cuando cambiamos de un carburante a otro (un grillo chillón).

Chevrolet Aveo

El maletero tiene 220 litros de capacidad. Si es una versión normal de gasolina la rueda de repuesto es de emergencia (galleta), pero si es una versión GLP entonces la rueda desaparece y en el hueco se instala el depósito de GLP. Tiene 47 litros de capacidad pero se llenan efectivamente 37,6 litros (aprox.) por motivos de seguridad relacionados con la temperatura.

Tenemos un kit de reparación de pinchazos que también sirve para comprobar las presiones de los neumáticos, no va sujeto en un lugar específico del maletero, en mi unidad iba suelto, y no cabe bajo el piso. En el maletero cabe fácilmente una nevera portátil de 25 litros de capacidad. Finalmente, los asientos traseros pueden abatirse de forma asimétrica.

En Motorpasión | Chevrolet Aveo 1.2 GLP - "Parte 2":https://www.motorpasion.com/pruebas/chevrolet-aveo-12-glp-prueba-parte-2, "Parte 3":https://www.motorpasion.com/pruebas/chevrolet-aveo-12-glp-prueba-parte-3 y "Parte 4":https://www.motorpasion.com/pruebas/chevrolet-aveo-12-glp-prueba-parte-4

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos