Compartir
Publicidad
Probamos el Audi A7 3.0 TDI Ultra: ha sido económico pero algo incómodo
Pruebas de coches

Probamos el Audi A7 3.0 TDI Ultra: ha sido económico pero algo incómodo

Publicidad
Publicidad

Cómo pasa el tiempo. Eso es lo primero que pensé cuando fui a recoger el nuevo Audi A7 Sportback 3.0 TDI Ultra, la versión más eficiente de la renovada gama A7, un modelo que sin que nos hayamos dado cuenta, ya lleva cinco años en el mercado. Por eso tuvimos una primera toma de contacto con la versión renovada el año pasado, justo al cumplirse su primer ciclo de vida.

Ese tiempo le ha servido para posicionarse como la berlina grande de referencia en la marca de los cuatro aros, desbancando así al hasta entonces todopoderoso Audi A8 que ahora parece reservado a altos mandatarios y CEO´s de las empresas más poderosas del mundo. Pero ¿qué esconde el Audi A7 para haber alcanzado esa posición preferente en la cúspide de la gama Audi? Veámoslo de la mano del Audi A7 Sportback 3.0 TDI Ultra, un coche más suave que la seda.

Lo primero que hay que destacar del Audi A7 Sportback es su elegante y deportiva línea exterior. Su diseño no pasa desapercibido, y aunque por delante sigue la línea del resto de modelos de la marca de los cuatro aros, con un frontal casi imposible de distinguir por ejemplo del de su hermano pequeño el A5 Sportback, en otras partes sí que denota bastante personalidad.

Audi A7 Ultra Prueba 26

Hablo por ejemplo de la trasera que corona sus 4,97 metros de largo. La línea del techo baja con mucha inclinación hacia atrás, dándole un aspecto muy característico, inconfundible diría yo.

Aunque a finales del año pasado se presentó esta segunda fase de la primera generación del A7, con cambios en las ópticas delanteras y traseras, nuevos paragolpes con diseño específico y una parilla singleframe más estilizada que antes, lo cierto es que los cambios son muy, muy sutiles.

Tal vez lo que más llame la atención y lo que permite identificarlo como un modelo de última hornada sean las ópticas tanto delanteras como traseras. La unidad de pruebas equipaba el sistema Matrix LED que lleva aparejado consigo una nueva disposición de los LED que le dan un aspecto renovado, diferente a pesar de que las formas maestras apenas cambian.

Audi A7 Ultra Prueba 22

Una línea doble las recorre de lado a lado, y si optas por estas ópticas también tendrás los llamativos intermitentes con accionamiento dinámico progresivo, estrenados en el Audi R8 y que tanta admiración despiertan entre quienes los ven en funcionamiento.

Las salidas de escape posteriores son otro de los elementos que cambian en esta segunda generación, y no solo en las versiones Ultra como esta lucen ese aspecto trapezoidal que por una vez, he de admitir que no le queda nada mal.

Interior muy Premium

En el interior los cambios son mínimos. Cuando abres las puertas, todas ellas sin marco de las ventanillas para conseguir imitar a los modelos deportivos Coupé, accedes a un habitáculo donde el cuidado por el detalle es máximo en todos los materiales y acabados.

Audi A7 Ultra Prueba 31

Aunque inicialmente se ofrecía sólo con cuatro plazas, en Audi al igual que le pasó a BMW con el primer X6, se dieron cuenta de que los clientes reclamaban cinco plazas aunque fuesen contadas las ocasiones en las que iban a llevar a cinco personas en el coche. Por ello el A7 aunque sigue siendo un 4 plazas, puede llegar pedirse con la configuración de cinco pasajeros.

Así pues, nos encontramos con un habitáculo amplio para cinco personas, en el que quien más sufrirá será quien se sitúe en la plaza central del asiento trasero, ya que la banqueta no está pensada para satisfacer a ese inquilino.

El resto disfrutarán de un interior muy Premium, marcado en la parte delantera por una consola central muy ancha que aglutina la mayor parte de los mandos del vehículo junto a dos amplias guanteras, una delante y otra detrás de la palanca de cambios.

Audi A7 Ultra Prueba 39

Los mandos de la climatización quedan situados en la parte vertical del habitáculo, y en el caso de esta unidad de pruebas se había equipado con las molduras interiores en la elegante madera con raya diplomática que tan bien encaja con este coche. El maletero por su parte dispone de 535 litros de capacidad y una boca de carga gigantesca.

Las llantas de 20 pulgadas opcionales y el paquete S-Line no encajan con el confort que esperas de una berlina como esta

Por lo demás, destaca la pantalla retráctil situada en la posición central, la cual se complementa a la perfección con la pantalla, también en color y de grandes dimensiones que se sitúa en el panel de mandos como adelanto del MMI que ya incorporan otros modelos como el TT por ejemplo.

Las preciosas llantas opcionales multiradio de la unidad de pruebas, con un precio de 2.135 euros, eran de 20 pulgadas. Éstas, unidas al paquete de equipamiento S-Line, hacen de este Audi A7 Sportback el centro de atención de todas las miradas allá por donde pasa. Pero ojo, porque esta configuración además de bonita puede ser también algo incómoda. No quiero pensar lo duro que debe ir con las llantas de hasta 21 pulgadas que Audi ofrece en su catálogo.

Audi A7 Ultra Prueba 28

Como decía al comienzo de esta prueba, la unidad que hemos probado responde al apellido Ultra, reservado a esa nueva hornada de Audi con ganas de plantar cara en cuanto a consumos y eficiencia a sus rivales más directos de Mercedes y BMW y convertirse en una opción a tener en cuenta por empresas que buscan un coche de renting para sus directivos.

Este modelo esconde bajo el gigantesco capó el mismo motor 3.0 TDI V6 que monta la versión de 272 caballos, pero en este caso con una potencia más contenida para conseguir mejorar los consumos. Según Audi, 218 caballos son más que suficientes para mover este buque con soltura y hacerlo con consumos mínimos, ya que homologa 4,7 l/100 km de media.

Para ello renuncian a uno de los elementos más característicos de la marca de los cuatro aros, la tracción integral quattro. Así consiguen reducir el peso que supone un sistema de estas características, y como es natural, los consumos bajan al tener que mover solo un eje.

Audi A7 Ultra Prueba 20

Aunque cuesta hacerse a la idea, estamos ante todo un Audi A7 Sportback, el modelo de representación de la marca alemana, únicamente con tracción delantera. El motor se combina además en este caso con la caja de cambios S-Tronic de 7 velocidades y doble embrague de la que no os voy a hablar en detalle porque ya se ha hablado mucho sobre ella.

Durante la prueba tuve ocasión de hacer muchos, muchos kilómetros con el Audi A7 Sportback 3.0 TDI Ultra en recorridos que creo encajan a la perfección con el cometido habitual de este modelo: 30% uso urbano y 70% uso en carretera para viajar.

Con el hemos hecho algo más de 1.500 kilómetros en los cuales el ordenador de abordo ha marcado un consumo medio de 6,7 l/100 km, una cifra impensable en un A7 de primera generación. Así pues, parece que la gama Ultra realmente responde a su posicionamiento ahorrador.

Audi A7 Ultra Prueba 10

A cambio, no debemos esperar unas prestaciones que impresionen demasiado, pero tampoco debemos pensar que el coche se va a quedar corto. Los 218 caballos de potencia le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos y alcanzar una velocidad punta de 240 km/h.

Lo más destacado es que el motor es muy lineal desde abajo hasta arriba, y que aunque no tiene un pico de potencia especialmente marcado, si que permite llevar a cabo una conducción tranquila y sosegada disfrutando del silencio del que hace gala.

Jugando con la caja de cambios S-Tronic de 7 marchas, que dispone de un modo normal y otro Sport que se activa tirando de la palanca hacia abajo, puedes conseguir la respuesta necesaria para llevar a cabo con soltura esa maniobra que requiere inmediatez para ejecutarla con seguridad.

Aplomo contra confort de marcha

Audi A7 Ultra Prueba 9

Por lo demás el aplomo el conjunto es excelente y si bien no es un coche pensado para correr demasiado en curvas lentas, en carreteras nacionales con buen firme permite trazar las curvas con un ritmo alto.

En parte ese tacto deportivo que transmite confianza se debe al paquete deportivo S-Line, que hace que el coche tenga unas suspensiones que transmiten al habitáculo casi todo lo que ocurre bajo nosotros.

A esa puesta a punto seca de suspensiones debido a los muelles más cortos, se unen las descomunales llantas de 20 pulgadas, y hacen que por un lado el tacto del coche sea muy agradable en conducción deportiva, ya que apenas notas derivas de la carrocería ni inclinaciones en exceso cuando entras en apoyo en una curva.

Audi A7 Ultra Prueba 5

Por el otro lado, también penaliza considerablemente el confort de marcha, de forma que en viajes largos de más de 4 horas es fácil que el cuerpo de los pasajeros se resienta en exceso, como si estuvieses viajando en un superdeportivo. Tal vez ayude también que la carrocería baja 10 mm al superar los 120 km/h para mejorar la aerodinámica y por tanto los consumos.

Siendo este su principal punto en contra, por lo demás creo que en Audi han conseguido al fin lo que echábamos en falta en muchos de sus modelos, ser capaces de igualar a sus principales rivales en cuanto a consumos y eficiencia.

Porque aunque tengas los 63.500 euros que cuesta esta versión 3.0 TDI Ultra, a nadie le gusta malgastar el dinero en combustible. En este, con consumos que rondan de media los 6,8 l/100 km y autonomías superiores a los 1.000 kilómetros cuando llevas el depósito lleno, si tienes que parar será por lo cansada que tienes la espalda tu o cualquiera de tus acompañantes.

Audi A7: nuestra puntuación

7.3

Diseño exterior8
Diseño interior7
Calidad8
Habitabilidad8
Maletero8
Motor8
Seguridad7
Comportamiento7
Comodidad5
Precio7

A favor

  • Diseño exterior
  • Suavidad del motor
  • Caja de cambios S-Tronic
  • Acabados interiores

En contra

  • Suspensiones secas con el paquete S-Line
  • Tracción delantera únicamente
  • Precio de opciones
  • Confort de marcha
Audi ha alcanzado el éxito con el A7 Sportback, un modelo que ha conseguido situarse como la nueva referencia dentro de la marca entre las berlinas de superlujo. Por diseño y acabados interiores, es un coche excelente. No defraudará a quien busque una berlina de representación con diseño deportivo.

Con la llegada de esta renovación que trae aparejada las versiones Ultra, además han conseguido situar los consumos en los niveles que pide el segmento, a pesar de tener que renunciar a la tracción quattro para conseguirlo. El confort de marcha en esta unidad es su principal defecto, por la dureza del paquete deportivo S-Line y las llantas de 20 pulgadas, pero ¿no decían que para lucir hay que sufrir? Por lo demás, los 218 caballos son suficientes para mover el coche con suavidad, porque ese es el principal atributo de esta versión Ultra, la suavidad de marcha que demuestra en todo momento


 

Audi A7 Ultra Prueba

Ficha técnica

Versión probada   3.0 TDI Ultra
Cilindrada2.967 cm³ Tipo de tracciónDelantera
Bloque motor6 cilindros en V CombustibleGasóleo
Potencia máxima (CV @ rpm)218 @ 4.000-4.750 Capacidad del depósito73 litros
Par máximo (Nm @ rpm)400 @ 1.250-3.750 Consumo urbano5,5 l/100 km
Masa en vacío1.830 kg Consumo extraurbano4,3 l/100 km
Velocidad máxima240 km/h Consumo mixto4,7 l/100 km
Aceleración 0-100 km/h7,3 segundos Capacidad maletero535 litros
TransmisiónS-Tronic secuencial 7 marchas doble embrague Precio63.500 euros

El coche para esta prueba ha sido prestado por Audi. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas

Fotografía | Héctor Ares
En Motorpasión | Audi A7 Sportback, toma de contacto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio