Compartir
Publicidad
Así son los 7 curiosos prototipos de Jeep para el Moab Easter Jeep Safari de este año
Prototipos

Así son los 7 curiosos prototipos de Jeep para el Moab Easter Jeep Safari de este año

Publicidad
Publicidad

Como cada año con motivo de la espectacular ruta todoterreno Easter Jeep Safari que se celebra en el desierto del Moab (en Utah, Estados Unidos) desde 1967, Jeep acaba de presentar siete curiosos prototipos con nombres tan variopintos como Sandstorm, 4SPEED, Jeepster o Nacho Jeep.

El evento, cuya quincuagésima segunda edición arranca este mismo fin de semana (del 24 de marzo al 1 de abril), llevará a los participantes por algunos de los paisajes más espectaculares de Estados unidos y los enfrentará a secciones todoterreno muy técnicas.

A modo de regalo para los aficionados a la marca y como auténticos escaparates de lo que puede llegar a ofrecer Jeep en materia de personalización y accesorios, los siete prototipos para este año son de los más interesantes. Veamos cada uno en detalle.

Jeep 4SPEED

Jeep 4SPEED concept

Diseñado para ser rápido y ligero, el Jeep 4SPEED concept es el último de una saga de prototipos aligerados y está basado en un Jeep Wrangler, aunque convenientemente puesto a dieta. En este caso cuenta con el nuevo motor 2.0 litros turbo de gasolina, que ofrece 268 CV y 400 Nm, se combina con una caja de cambios automática de ocho velocidades y además es microhíbrido.

Además de ser más ligero, este Wrangler tan especial ha sido recortado en casi 56 centímetros, aunque conservando la distancia entre ejes del modelo de serie. De esta manera, ha ganado en ángulos de ataque y salida para poder enfrentarse a obstáculos mayores. También incorpora ejes delantero y trasero Dana 44, llantas ligeras de 18 pulgadas o neumáticos todoterreno BF Goodrich.

Por dentro luce un panel de instrumentos personalizado, asientos delanteros retapizados, barras antivuelco (ya no hay asientos traseros) o suelo de aluminio, entre otras cosas.

Jeep Sandstorm

Jeep Sandstorm

El Jeep Sandstorm es quizá uno de los más interesantes, inspirado en los vehículos de carreras de la Baja. Según la marca, su objetivo es "ser una bala en largas rectas de arena pero apañarse en el día a día". Para ello recurre, por ejemplo, a una suspensión de altas prestaciones y un poderosísimo motor en forma de 6.4 litros V8 de Mopar junto a un cambio manual de seis marchas.

Al aspecto Baja contribuyen el capó con tomas de aire de carbono, enormes pasos de rueda ventilados de fibra de carbono, jaula antivuelco trasera con soporte para rueda de repuesto, taloneras, faros auxiliares delanteros, compresor de aire integrado, tapón del depósito al estilo competición o puertas traseras cortadas. Por dentro incluye asientos de cuero, asientos baquet traseros, instrumentos "racing" con GPS y suelo metálico.

Además, el eje delantero Dynatrac 60 de cuatro brazos se ha adelantado 10 centímetros mientras que el trasero se ha retrasado 5, y se añaden amortiguadores ajustables con un recorrido de 36 centímetros delante y 46 centímetros detrás, llantas beadlock de 17 pulgadas o neumáticos BF Goodrich Krawler.

Jeep B-Ute

Jeep B-Ute

Menos espectacular que los dos anteriores, este Jeep B-Ute es un escaparate con ruedas de accesorios Jeep Performance e incluye desde paragolpes específicos o capó ventilado hasta pasos de rueda propios, un kit de elevación de la carrocería en 4 centímetros, baca de techo, taloneras o llantas de 17 pulgadas con gomas BF Goodrich T/A Baja Champion.

En el interior incorpora asientos con un tapizado específico, inserciones "Mineral", acabado "Carbonite" en la palanca de cambios o en los marcos de difusores de aire y altavoces, molduras decorativas negro piano o alfombrillas Mopar "all weather" (suponemos que de goma). Por último, equipa un motor 2.4 litros Tigershark con cambio automático de nueve velocidades.

Jeep Wagoneer Roadtrip

Jeep Wagoneer Roadtrip Concept

El prototipo más nostálgico de todos se llama Jeep Wagoneer Roadtrip y recurre a una carrocería de acero de un iocónico Wagoneer clásico de 1965, aunque con chasis y sistema de propulsión puestos al día. En este caso la batalla es 13 centímetros más larga, las vías se han ensanchado y se han instalado pasos de rueda también más anchos y de diferente forma. El modelo incorpora un 5.7 litros V8 junto a una transmisión automática de cuatro marchas son sabor a vieja escuela.

Las capacidades todoterreno del modelo vienen dadas por una estructura reforzada, ejes Dana 44 con bloqueos, suspensión ajustable de cuatro brazos y llantas de 17 pulgadas con gomas BF Goodrich Mud-Terrain. Por dentro incorpora banquetas originales delante y detrás, tapizados en cuero Oxblood, suelo metálico, maletas a juego o una caja de herramientas específica.

Nacho Jeep

Nacho Jeep

Otro catálogo sobre ruedas, el Nacho Jeep es un Jeep Wrangler Rubicon cargado de componentes Jeep Performance: capó ventilado con gráfico en color negro y pensado para poder instalar una admisión de aire frío para el 2.0 litros turbo, parrilla Mopar en negro satinado, paragolpes de acero, cabestrante delantero, kit de iluminación auxiliar LED (en pilares y parrilla), etc...

Además, la carrocería lleva un kit que eleva su altura en 5 centímetros, hay llantas beadlock de 17 pulgadas, neumáticos todoterreno, taloneras específicas, soporte de rueda de repuesto reforzado en el portón trasero o puertas tubulares de color negro, como ya habíamos visto en prototipos previos.

Jeep Jeepster

Jeep Jeepster

Basado de nuevo en un Wrangler Rubicon, este Jeepster rememora la paleta de colores del Jeepster de 1966, con una carrocería a dos colores (Firecracker Red y Bright White), un hardtop en contraste y un parabrisas inclinado 2,5 grados hacia atrás -que sigue siendo abatible-.

Como los otros, tiene la carrocería elevada en 5 centímetros, incorpora iluminación auxiliar LED, paragolpes metálico, llantas de 17 pulgadas, neumáticos BF Goodrich K02, jaula antivuelco tubular, asientos de cuero, costuras en contraste de color rojo o panel de instrumentos con inserciones en el mismo color rojo de la carrocería.

Jeep J-Wagon

Jeep J-Wagon

Junto al Renegade es el más anodino de todos, pero también incorpora un montón de accesorios. Este Jeep J-Wagon basado en un Wrangler Sahara de cinco puertas luce un tono gris y lunas tintadas, así como una chimenea (snorkel), faros adicionales LED, parrilla Mopar de color negro, llantas de 17 pulgadas, soporte trasero de rueda de repuest6o, etc... Por dentro ofrece también una tapicería de cuero en color "Camello", costuras en color marrón, molduras "Brass Monkey"

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio