Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Tiene sentido pagar 1.8 millones de libras por un Porsche 911 GT2 de 1995?

¿Tiene sentido pagar 1.8 millones de libras por un Porsche 911 GT2 de 1995?
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace años que se comenta en los ámbitos de las subastas de coches de lujo que vivimos en una burbuja que tarde o temprano va a estallar. En los últimos años hemos visto como se han pagado cifras astronómicas por coches que en muchos casos no está claro si realmente tienen el valor alcanzado en las subastas.

Casi cada año los precios en Pebble Beach o en otras subastas como las de RM Sotheby´s en Londres o Mónaco alcanzan cifras de negocio desmesuradas, en parte animados por el creciente interés por los coches exclusivos y en parte por las cifras multimillonarias que alcanzan algunas unidades. El último ejemplo de esta posible burbuja en la que vivimos, es este Porsche 911 GT2 de 1995 subastado la semana pasada en Londres por 1.8 millones de libras. ¿Tiene sentido pagar tanto por un coche así? Veámoslo.

Porsche 993 GT2

Los Porsche, especialmente los 911, son desde hace años los modelos que tal vez más estén experimentando en sus propias carnes la fluctuación de precios. Invertir en un Porsche 911 puede ser una opción muy lógica, un valor seguro con el que que es difícil perder. Independientemente del año que sean, los precios de los Porsche 911 están al alza, e incluso el "patito feo" de la familia, el 996, ya está empezando a revalorizarse en algunas versiones como las Turbo y Turbo S o los GT3 y GT3 RS.

Este efecto es más destacado si cabe en su inmediato antecesor, el 993. Esta generación, la última con los motores refrigerados por aire, ha aumentado su valor en los últimos años de forma muy destacada. Hoy en día es casi imposible comprar un 993 Carrera, la versión más sencilla, por menos de 45.000 euros. En Alemania además hay peleas por hacerse con uno, y eso hace que sus precios suban como la espuma.

Porsche 993 GT2

Evidentemente este efecto se agrava cuando nos vamos a las versiones más exclusivas. Un 993 Carrera 4S no baja hoy en día de los 60.000 euros, y eso que hace unos seis años se podían adquirir por poco más de 35.000 euros. Los Porsche son por tanto una inversión segura siempre y cuando sepamos elegir qué modelo nos interesa tener y hasta cuando puedes aguantar para venderlo.

Un coche muy especial del que solo se hicieron 57 unidades

Pero el protagonista de este artículo no es un Porsche 993 cualquiera, sino que se trata de un Porsche 911 GT2 adquirido en el año 1995. El origen de los Porsche 911 GT2 hay que buscarlo en la competición. Porsche lanzó este modelo para competir en circuitos, ya que se trataba de una configuración mucho más adecuada para estos menesteres que los 911 Turbo.

Porsche 993 GT2

Los GT2 eran turbalimentados, pero carecían del pesado sistema de tracción a las cuatro ruedas de los Turbo. Además los motores tenían más potencia, llegaban a los 430 caballos sin demasiado problema, convirtiéndoles así en máquinas difíciles de batir por la competencia. Para homologar los modelos de competición, se tuvieron que hacer algunas unidades de calle.

De los aproximadamente 194 Porsche 993 GT2 producidos, solo 57 fueron unidades con homologación para circular por la calle. Este de color azul Riviera es uno de ellos, una unidad que ha tenido un único propietario y que cuenta en su cuentakilómetros con solo 12.730 kilómetros recorridos.

Porsche 993 GT2

Hasta ahora estaba en una colección privada de un amante de los Porsche, pero la semana pasada fue uno de los protagonistas de la subasta de RM Sotheby´s en Londres, esa donde también se subastaron estos otros coches curiosos. Este modelo, que no tiene ninguna modificación respecto a cómo salió de la fábrica de Ludwigsburg en 1995 y que cuenta con todos los certificados de autenticidad, libro de inspecciones sellado y todo lo que debe tener para ser considerado una pieza de colección, se subastó por la astronómica cifra de 1.848.000 libras, siendo así uno de los 911 más caros jamás subastados.

Analizando la situación, tal vez sea demasiado para un coche así. Vale que es uno de los Porsche más exclusivos de la historia, un coche para puristas que buscan las sensaciones más fuertes en un coche vintage como es el 993, pero se nos antoja que el precio ha sido excesivo si lo que se pretende con él es ganar algo algún día. A pesar de que solo han existido 57 coches como este, el precio es demasiado alto.

Porsche 993 GT2

Otra cosa es que fuese el capricho de alguien, el sueño inalcanzado hasta ahora por alguien que sabe valorar el pedigree de una máquina como esta. Si es ese el caso, enhorabuena por la compra y a disfrutar del nuevo juguete. Conducir un Porsche 993 GT2 debe ser una de las experiencias más gloriosas que se pueden tener al volante de un coche, y eso nos encanta.

Fotos | Remi Dargegen

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos