Compartir
Publicidad

El brutal Porsche 919 Hybrid Evo y el mítico Porsche 956 C, reunidos este fin de semana en Nürburgring

El brutal Porsche 919 Hybrid Evo y el mítico Porsche 956 C, reunidos este fin de semana en Nürburgring
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con 19 victorias a sus espaldas en las 24 Horas de Le Mans, a Porsche no le faltan precisamente coches de competición míticos a lo largo de su historia, pero si hay uno que quizá destaque sobre el resto es precisamente el Porsche 956, que fue campeón cuatro veces (1982, 1983, 1984 y 1985).

Ahora, aprovechando que este fin de semana se celebran las 24 Horas de Nürburgring en el famosísimo trazado de las montañas de Eifel, Porsche ha querido juntar aquella exitosa bestia, y más concretamente un Porsche 956 C, con su coche de carreras más brutal, el Porsche 919 Hybrid Evo.

Por primera vez desde su récord en el circuito de Spa-Francorchamps, con un tiempo más rápido que el de un Fórmula 1 actual, este Porsche 919 Hybrid Evo (una evolución del coche del WEC del año pasado) hará su primera aparición pública justo antes del banderazo de salida de la prueba alemana, ante los 200.000 espectadores que se espera copen los alrededores del circuito.

Porsche 919 Hybrid Evo y Porsche 956 C
Porsche 919 Hybrid Evo y Porsche 956 C

Ambos modelos rodarán juntos por el mítico Nordschleife (el viejo Nürburgring o Infierno Verde), un circuito cuyo récord absoluto lo sigue teniendo precisamente el Porsche 956 C, con el que en 1983 el piloto Stefan Bellof marcó un tiempo de 6 minutos y 11 segundos en los días previos a los 1.000 kilómetros de Nürburgring de aquel año.

Fue el 28 de mayo de 1983, concretamente, cuando en una sesión de entrenamiento de cara a la prueba en el circuito alemán Bellof paró el crono en 6:11.13, con una velocidad media superior a los 200 km/h, gracias entre otras cosas a los alrededor de 620 CV del motor bóxer biturbo de seis cilindros y 2.649 centímetros cúbicos de su Porsche 956 C (chasis 007).

Durante la carrera hubo de retirarse tras un serio accidente en Pflanzgarten, del que salió ileso, pero un año después, en 1984, pudo redimirse ganando los 1.000 kilómetros de Nürburgring junto al piloto británico Derek Bell, con el que compartió un 956 C con decoración Rothmans.

Porsche 919 Hybrid Evo
Porsche 919 Hybrid Evo durante la búsqueda de su récord en Spa-Francorchamps
Porsche 956
Porsche 956 de 1983

Duelo de leyendas

Liberado de las restricciones impuestas por la normativa, el 919 Hybrid Evo consiguió superar el tiempo del Mercedes F1 W07 Hybrid de Lewis Hamilton en el circuito belga de Spa-Francorchamps, con el piloto Neel Jani.

Ahora será Timo Bernhard (campeón vigente del WEC y cinco veces ganador de las 24 horas de Nürburgring) quien ruede en el trazado norte de Nürburgring, aunque de momento no en busca de un récord, y además detrás de un safety car.

Por su parte, el Porsche 956 C (chasis 005, el mismo que Jacky Ickx y Jochen Mass compartieron en la temporada 1984 del Mundial de Resistencia) será pilotado por otra leyenda del automovilismo, el piloto Hans-Joachim Stuck.

Stuck, de hecho, compartió coche con Stefan Bellof en alguna ocasión, y que cuenta en su palmarés con dos victorias absolutas en Le Mans (1986 y 1987) a lomos del sucesor del 956, el Porsche 962 C, y tres triunfos en las 24 Horas de Nürburgring, aunque con BMW.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos