Compartir
Publicidad
Publicidad

Trucos para no dormirte cuando vas de viaje

Trucos para no dormirte cuando vas de viaje
Guardar
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante mi reciente y fugaz viaje a Salamanca a probar brevemente el Seat León, iba con un acompañante. Durante el viaje de vuelta, veníamos hablando, cuando de repente se calló y cuando le miré se había quedado dormido. De repente se despertó y empezamos una interesante conversación que nos llevó por los diferentes métodos existentes para evitar quedarse dormidos. Tan interesantes que he decidido traeros una pequeña recopilación de trucos para no dormir.

Antes de ponernos al tema, que quede claro que el único método eficaz para no quedarse dormido al volante hay que descansar y dormir bien la noche anterior al viaje. Si durante el viaje nos sentimos cansados, la primera y preferible opción es parar en la primera estación de servicio y si es necesario, dormir. Si la fatiga es poca, podemos optar por un refresco con cafeína, una bebida energética o un café, algo que nos despeje un poco.

Hora de dormir

Si no conducimos nosotros o la fatiga es leve, podemos usar alguno de los truquitos aquí recopilados. Obviamente, si uno no es el conductor puede dormir en cualquier momento sin poner en peligro nuestra integridad, pero no son pocas las veces que el pasajero quiere ir despierto por una u otra razón, para ellos tenemos algún truco exclusivo.

Repetimos, si estáis cansados, no conduzcáis, o que conduzca otra persona o dormid, pero jamás os pongáis en peligro a vosotros o a vuestros ocupantes por no haber descansado adecuadamente. Empezamos con los trucos para el conductor y luego seguimos con los trucos para los acompañantes.

Una simple pinza de la ropa

La pinza

Un truco rápido, sencillo y eficaz. Se coge una simple pinza de la ropa y se aplica al lóbulo de la oreja. La presencia de la pinza en la oreja y la sensación de dolor soportable nos mantendrá despiertos. Mejor si elegimos la oreja derecha para poner la pinza, así la gente no pensará que estamos locos. Este truco pueden utilizarlo también los acompañantes, pero es más complicado porque al tener las manos libres es muy probable que se las acaben quitando.

Conducir descalzo

Solo he conducido una vez descalzo, en una ocasión que me empapé las zapatillas y los calcetines, la sensación es realmente curiosa. Es esa sensación la que causa que conducir descalzo nos mantenga atentos a la conducción. O esa es la teoría de los que apoyan este truco para no dormirse.

Radio a tope y ventanillas abajo

Es un clásico que consiste en algo muy simple, poner la radio a tope y abrir las ventanillas para que el aire fresco despeje no solo al conductor si no a los ocupantes. Hay una pequeña variante que consiste en mantener las ventanillas cerradas y poner el aire acondicionado, en cualquiera de los casos, la radio con chundachunda o nuestra música favorita (siempre que no sea clásica) a tope, ayudará.

La música a tope

Comer pipas

Este es un método del que no había escuchado hablar nunca, destinado únicamente a los pasajeros. Consiste en un hecho muy simple, comer pipas. Por lo visto mientras estás dedicado en cuerpo y alma a pelar las pipas y comértelas, no estás tan predispuesto a quedarte dormido o directamente KO. Nótese que no lo he probado nunca, pero si en alguna ocasión tengo que recurrir a ella, conviene hacerlo con pipas sin sal, salvo que queramos quedar con los labios como Carmen de Mairena.

Existe una variante que es la de comer chicle, por lo que me han comentado también funciona y se puede utilizar siendo el conductor, ahora bien, yo no la recomendaría porque en caso de accidente el chicle podría acabar obstruyendo nuestras vías aéreas o molestando a los equipos de emergencia durante nuestro rescate.

El acompañante durmiente

La siesta rápida o power nap

Otro clásico de los pasajeros, una siesta rápida de unos 5 o 10 minutos. Los americanos lo llaman power nap, supuestamente estas microsiestas ayudan a recuperar energía. Yo por la experiencia que tengo, pasajero que intenta hacer una power nap, pasajero que acaba echándose una pijama&orinal nap. No pongas excusas al conductor, ¡duérmete y deja de dar la tabarra con que no te vas a quedar dormido!

Utilizad estos consejos con moderación y recordad, lo mejor para evitar el sueño y la fatiga al volante es dormir bien la noche anterior al viaje (o echar una buena siesta), además de planificar bien nuestro viaje parando cada hora y media o dos horas, estirar las piernas, tomar un refresco o un café y también evitar comidas copiosas antes o durante las paradas del viaje.

Gracias a Ivan y Juanjo por sus trucos que aquí he recopilado.

Fotografía | Flickr (Nanny Snowflake, judge_mental, vanhookc, davidbrookes, Stephen Nesbit) En Motorpasión | Especial Semana Santa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos