Publicidad

"Sueño con conducir algún día un Porsche 917". Entrevistamos a Manu Campa, el pintor que convierte coches en obras de arte

"Sueño con conducir algún día un Porsche 917". Entrevistamos a Manu Campa, el pintor que convierte coches en obras de arte
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

Se llama Manu Campa y en los últimos años se ha convertido en un auténtico referente en el mundo de la pintura haciendo algo que le apasiona, pintar coches clásicos y especialmente Porsche de todas las generaciones existentes.

Nos colamos en el estudio donde Manu Campa pasa horas delante de sus lienzos hasta plasmar en ellos los sueños de cuatro ruedas que le encargan sus clientes de todo el mundo. Hoy es un buen día para que sepas un poco más sobre este artista y su apasionante trabajo, arte sobre cuatro ruedas en el sentido más amplio de la expresión.

Llegamos al estudio de Manu Campa, situado en pleno corazón del barrio madrileño de Malasaña y nos recibe como de costumbre con una sonrisa en la cara y un efusivo "bienvenidos a mi estudio".

Manu, rodeado de botes de pintura, pinceles de todo tipo, lienzos por empezar y cuadros ya terminados, transmite esa alegría que se siente cuando te dedicas a algo que te apasiona.

Tras un rato conversando sobre coches, sobre lo mucho que nos envidiamos el uno al otro por nuestras profesiones, sobre los últimos "aparatos" que hemos probado, y sobre todo lo que tenga algo de gasolina, como es lógico pasamos a la acción.

1. ¿De donde te viene la faceta artística?

Porsche 911 993 Manu Campa

En mi familia hay varios pintores. Mi tía Maite es pintora, mis abuelos eran pintores y uno de ellos también era diseñador de muebles. A mí siempre se me dio bien dibujar, fue algo que siempre me gustó y cuando llegó el momento de tomar la dura decisión de qué iba a estudiar estaba entre Arquitectura y Bellas Artes sin pensar nunca en la carrera de pintor como una carrera viable. Me parecía impensable que me llegase a pasar lo que me está pasando ahora.

Vengo de familia de artistas: mis abuelos eran pintores y mi tía es pintora, de ahí que me haya aventurado a estudiar Bellas Artes.

Decidí tirarme a la piscina con Bellas Artes, en mi familia lo encajaron muy bien porque ya había antecedentes en esta rama. Lo que he querido siempre es poder vivir de la pintura, así que terminé Bellas Artes vendiendo retratos por encargo para empezar a ganar dinero porque tenía claro que la pintura tenía que ser un medio de vida sostenible para mí, cosa que por lo general en Bellas Artes nunca pasa. Esa pintura que vendía fue derivando hacia lo que a mí me interesa. Al principio fue el mundo de las bicicletas clásicas, que es mi otra pasión, y ahora el mundo del motor.

2. Cuéntanos cómo llegas a especializarte en pintar coches.

Porsche 997 Turbo Manu Campa

Siempre me han gustado, soy el típico enamorado del mundo del motor. Es gracioso que este es el típico mundillo en el que para dedicarte a ello, tienes que ser o periodista del motor como vosotros, mecánico o ingeniero, pero yo he llegado a través de la pintura. Es una vía muy rara para llegar a estar todo el día rodeado de coches, pero es una vía que afortunadamente me ha llevado hasta aquí.

Pintar cuadros de coches clásicos era una vía de escape cuando, mientras estudiaba Bellas Artes, me aburría de pintar retratos.

Es algo que siempre me ha encantado, tanto que cuando estudiaba Bellas Artes ya comencé a pintar cuadros de coches. En un principio lo tuve como una vía de escape cuando me aburría de los encargos que tenía, pintaba algún cuadro de algún coche clásico y me liberaba.

Hace 4 años me compré yo mismo un Volkswagen Escarabajo clásico y fue ahí cuando decidí pintar ya más en serio una serie de cuadros de coches. Esa serie me ha llevado a otras series y, sobre todo, me ha llevado con el paso de los años a prodigarme con gente muy apasionada de este mundo, desde coleccionistas hasta personas anónimas que lo único que quieren es que pinte su propio coche.

3. Para alguien que no sabe de pintura, ¿cómo definirías el estilo que tu aplicas a tus obras?

https://www.instagram.com/p/BWmdH0yFudy/

Esto es realismo, como si se tratase de retratos clásicos de coches. Podría aplicarse la misma técnica a retratos de personas o caballos, por poner dos ejemplos. Es llevar un objeto, que es muy estético bajo mi punto de vista, al cuadro de manera realista pero sin ser hiperrealista.

Muchas veces se me cataloga erróneamente como hiperrealista porque en imágenes lejanas los cuadros pueden llegar a parecer fotos, pero realmente cuando te acercas ves en los detalles que no es hiperrealismo.

Por los colores y el tipo de objetos populares que pinto, podríamos llamar a mi estilo "realismo pop".

De hecho, me gusta que se vean los pegotes de pintura en algunas zonas. También mucha gente dice que mi pintura es "Pop" por el hecho de ser objetos populares llevados a la pintura, con colores muy vivos y brillantes, con brillos. Podríamos llegar a llamarlo un "realismo pop".

4. Mayoritariamente pintas Porsche aunque en tu estudio estoy viendo un cuadro de un Mustang, uno de una bicicleta clásica y muchos otros. Los Porsche, son los coches con los que sueñan muchas personas, pero ¿de qué modelo sueñas que te encarguen un cuadro?

Sin duda el 911 de primera serie. Soy un absoluto enamorado de ese coche y siempre lo he sido. Cuando con 15 años he ido a algún museo del automóvil, muchas de las fotos que tomaba eran de ese coche. Esos ojos de rana y esa estética me alucinaban, igual que me alucinaba la del Escarabajo.

5. Si tuvieses que elegir uno de todos los Porsche que has pintado para poder conducirlo, ¿cuál sería?

Porsche 917 Gulf

Como sueño casi imposible de realizar, sería un Porsche 917. Ese coche es otra esfera e incluso he visto que en Estados Unidos venden réplicas y me he llegado a plantear hacer una locura.

6. Cuéntanos qué tipo de perfil tienen tus clientes. ¿Son gente más apasionada de los coches que del arte o hay una mezcla entre ambas facetas?

Porsche 911 Manu Campa

Hay de todo. Quizá el 70-80% sean apasionados de los coches, pero sí que tengo un nicho potente de clientes que les gustan los coches pero cuya pasión real es el arte. Estos me compran porque me valoran como artista por encima de que lo que pinte pueda ser su propio coche o cualquier otro objeto. Pero sí, la gran mayoría sin apasionados de los coches, enamorados del mundo del motor como nosotros y coleccionistas de coches.

7. ¿Cuál es el sitio donde te gustaría más ver un cuadro tuyo expuesto, un museo o un garaje con una colección espectacular de coches?

El segundo ya lo he conseguido, así que en un museo. Me hacía ilusión tener un cuadro bonito en algún garaje bonito y los tengo, pero me encantaría por ejemplo llegar a hacer una exposición en el Museo Porsche en Alemania. Sería genial que por ejemplo dentro de 4 o 5 años alguien me llame y me diga "vamos a hacer una exposición temporal de tus cuadros aquí".

8. Tu que tienes clientes que te encargan cuadros desde todos los puntos del planeta. ¿Cómo ves a España en cuanto a cultura del automóvil respecto a otros países?

Manu Campa

Es diferente cómo se vive el mundo del automóvil y del motor fuera de España que cómo lo vivimos aquí. En otros países mucha gente jóven comparte la pasión por el automóvil y en España en cambio es casi una rareza que la gente jóven entienda el sentido que puede tener para alguien gastarse el dinero en restaurar un coche clásico. En Estados Unidos, Francia, Alemania o Inglaterra hay mucha gente jóven metida en este mundillo que aquí.

Por suerte ahora hay una cierta corriente o moda hacia lo vintage, e igual que esa tendencia ha acercado a mucha gente jóven al mundo de la bici, convirtiendo a muchos "modernos" al uso de la bici como medio de transporte, por qué no pensar en que ocurra lo mismo con los coches.

De todas formas creo que es lógico lo que ocurre en España, porque mientras en los años 60 y 70 en otros países se vivía en esplendor en España no había dinero para comprar coches y de ahí esa falta de "cultura del automóvil" de la que adolecemos.

9. Estando especializado en pintar Porsche, ¿cuál es tu relación con la marca? ¿Te han encargado ellos mismos algún trabajo?

A nivel local tengo muy buena relación con Porsche Ibérica, he trabajado con ellos en varios proyectos, uno de ellos consistente en pintar cuadros para clientes de algunas concesiones. También me han encargado una serie de cuadros de los que ellos regalan láminas a sus clientes más importantes, y la verdad es que estoy muy contento porque me dicen que la iniciativa tiene muy buena acogida.

Tanto es así, que todos los clientes que se compren un Porsche Panamera durante este año, reciben una lámina numerada y firmada por mí. Además tenemos entre manos un proyecto secreto del que todavía no os puedo contar más, pero la relación es excelente.

10. ¿Has tenido oportunidad de conducir alguno de los Porsche de última hornada?

Sí, he probado unos días un 911 Carrera 4S, estoy pendiente del 718 Boxster y la verdad es que son una pasada. Mi mayor inconveniente es que tengo dos hijos y si mi mujer ve que tengo unos días alguno de estos coches en el garaje, va a saber que estaré deseando escaparme para ir a conducirlo. Es algo inevitable.

11. Porsche ha evolucionado mucho en los últimos años y parece que va a evolucionar más en el futuro inmediato. ¿Te ves pintando un Misson E?

Bluewhale

He pintado un Mission E para ellos y estábamos en conversaciones para pintar otro para un chaval que trabaja en el equipo de diseño en Alemania.

Es complicado pintarlo porque es un coche del que han salido todavía muy pocas imágenes y la mayoría hechas por ordenador. Es difícil que un coche así tenga el carisma o el carácter que tiene un 911 o un 356 de los primeros. No hay cromados, no hay metal, no hay hierro, pero probablemente en el futuro acabe pintando ese tipo de coches, sí.

12. Hay más gente en el mundo que está especializada en pintar Porsche. Tendrás algún contacto con gente que se dedique a lo mismo que tu...

Porsche 959 Manu Campa

Con algunos de ellos sí que tengo contacto. Norteamericanos hay varios, son gente superabierta como la propia cultura norteamericana. Ellos me escriben, me comentan y en general tenemos muy buen rollo. Yo comparto imágenes suyas, ellos hacen lo propio con las mías y en general hay muy buena relación.

Incluso de Rusia conozco a un chaval que pinta muy bien y me suele pedir consejo de cómo lo hago para vender tanta obra y yo le aconsejo en todo lo que puedo. Sin duda el nexo de unión que hace que todos estemos tan conectados son las redes sociales.

13. Hoy en día las redes sociales son clave para darte a conocer de manera internacional

Sin duda, hoy en día si te dedicas a esto, sin Instagram no existes. Yo eso lo tenía superclaro cuando empecé a pintar y siempre le he dedicado cariño. Facebook parecía en su momento una red de "gente pija", en la facultad de Bellas Artes se veía como algo elitista y yo en cambio me creé un perfil porque veía el potencial que podía tener subir ahí fotos de mis cuadros.

Estaba convencido de que si conseguía que 100 personas viesen mis cuadros en Facebook, alguno me terminaría comprando. Hoy en día eso ha evolucionado hacia Instagram, que es una herramienta de marketing bestial.

Manu Campa cuenta con casi 22.000 seguidores en Instagram, y el número va creciendo día a día a un ritmo imparable.

14. Normalmente pintas sobre lienzos. Si te propusiesen que el lienzo de una de tus obras fuese la propia carrocería de un Porsche ¿aceptarías?

Manu Campa Porsche

Sí, estaría encantado. Se que sería difícil porque yo pinto realista, mis motivos no permiten pintar un Porsche dentro de un Porsche, pero claro que aceptaría hacer un 'Art Car by Manu Campa'. De hecho he pensado en hacerme con algún capó de 911 para pintar sobre ellos. Se que quedan espectaculares porque los he visto en algunas colecciones y no descarto hacerlo algún día.

Dejo a Manu Campa pasando el pincel sobre el perfil de la llanta del último Porsche que está pintando. Tiene tantos encargos que durante las vacaciones se llevará un par de lienzos para avanzar en trabajos que ha de entregar a finales de verano.

Sin duda, figuras como la de Manu, un auténtico apasionado de la pintura y de los coches, son el ejemplo de que creyendo en las capacidades de uno mismo y luchando muy duro para conseguir lo que quieres, puedes llegar a convertir tu pasión en tu trabajo. Toma nota de su nombre, porque en unos años sus obras estarán muy cotizadas.

En Motorpasión | Manu Campa, un madrileño en Petrolicious

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios