Compartir
Publicidad
Publicidad

Los nuevos peajes portugueses atacan al bolsillo de los gallegos que viven cerca

Los nuevos peajes portugueses atacan al bolsillo de los gallegos que viven cerca
Guardar
86 Comentarios
Publicidad

La autovía portuguesa A-28 se ha convertido en una trampa mortal para miles de conductores gallegos. Hay que instalar un aparatito cuyo alquiler cuesta 27 euros y pagar una recarga mínima de 50 euros. Esa recarga durará tres meses, se use o no, luego caduca.

Desde Vigo a Oporto se resta al crédito 8,10 euros, la alternativa es ir por la A-3, que cuesta prácticamente el doble (aunque no requiere ese aparato al ser un peaje normal), o ir por una interminable carretera nacional. El que quiera autopista pagará sí o sí, pues también hay multas, claro. Ya se ha notado una estampida a la gallega de conductores.

Muchos se replantearán usar la A-28 por el elevado coste, un mínimo de 50 euros cada tres meses. Si se devuelve el chip, se reembolsará parcialmente el alquiler, pero el saldo se perderá igualmente. Una medida muy inteligente para época de crisis. Léase ahora con ironía.

Fotografía | Reservasdecoches
Vía | La voz de Galicia
En Motorpasión | Si vas a Portugal, ojo con los nuevos peajes
En Diario del viajero | Nuevas condiciones para viajar en coche a Portugal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos