Compartir
Publicidad
Publicidad

Los chinos finalmente sacarán su Smart en Italia

Los chinos finalmente sacarán su Smart en Italia
Guardar
45 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La guerra de la propiedad industrial está servida. ¿Inspiración o copia? China lleva años fomentando una industria basada, al menos según Daimler, dueños del diseño del Smart, en el trabajo de otros. El acusado es el fabricante chino Shuanghuan.

La filosofía oriental no es, como muchos piensan, aprovecharse indefinidamente de los diseños europeos, sino conseguir entrar en los mercados con un producto que compita en precio, para vender su propio concepto más adelante. Es decir, se financian.

Pero mientras que consiguen la liquidez necesaria, bordean la línea del plagio peligrosamente. En Grecia, este mismo modelo, que se venderá en Italia con el nombre de Bubble (bajo la firma Martin Motors) consiguió el año pasado luz verde a su salida a las carreteras.

Bubble

El tribunal griego que conoció de la demanda consideró en su momento que no sólo el diseño exterior compone la identidad industrial de un vehículo, y son fundamentales otros elementos, como el interior o las motorizaciones.

Traduciendo lo anterior, debemos entender que es imposible, a tenor de la sentencia, que un comprador confunda el producto original con el copiado, y que por tanto su reproducción sea lesiva para el diseñador original.

Por lo que sabemos, los italianos podrían verlo rodar desde octubre, con un precio de partida de 11.400 €. Al contrario de lo que podría pensarse, sí contará con un equipamiento abundante, como aire acondicionado, radio CD-MP3 o asientos de cuero de manera opcional. Bajo el capó, un 1.1 litros de origen Suzuki para mover sus 3,3 metros.

smart-3.jpg

Hay varias cosas que no entiendo de esta historia. En primer lugar, que el precio base de la imitación sea superior al del Smart (en España hay que desembolsar como mínimo unos 9.800 euros). En segundo, que haya discrepancia jurisprudencial entre foros europeos: los alemanes prohibieron hace dos años la venta de un calco del BMW X5 a esta misma marca

Lo que sí tengo claro es que por encima de la legislación de propiedad industrial, y los resquicios que esgriman los chinos, debería quedar la justicia, y no es lógico que pueda tomarse el diseño de quienes trabajaron en un modelo sin consecuencias.

Vía | Omniauto En Motorpasión | Alemania prohibe la venta del Sceo SUV por ser una copia descarada del BMW X5

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos