Compartir
Publicidad
Publicidad

La curva de la muerte de Colmenar Viejo, arreglada por fin

Guardar
36 Comentarios
Publicidad

Hace ya algunos meses, Esther Rincón León, una profesora que había perdido un año y medio antes a su hijo de 22 años, grababa un accidente en el mismo fatídico punto donde su hijo había perdido la vida, y conseguía que comenzaran las obras para remodelar ese tramo.

Afortunadamente las tareas para mejorar el punto negro ya han finalizado. En concreto las obras han consistido en la mejora del peralte, la ampliación del radio de la curva y la eliminación del montículo de la mediana que quitaba visibilidad.

Por otro lado se ha ensanchado en ese punto, en dirección Navacerrada, el arcén del carril izquierdo, se ha instalado un guardarraíl en la margen izquierda, se ha reducido el límite de velocidad (antes estaba en 100 kilómetros por hora) y se ha asfaltado. El coste total asciende a 500.000 euros.

Además, se han invertido 1.470.000 euros adicionales para el asfaltado de la M-607 en ambos sentidos, entre los kilómetros 25 y 35, trabajo que se espera esté concluido en algo menos de un mes, ya que hace ya varias semanas que se está llevando a cabo.

Creo que sobre este asunto está todo dicho, pero merece la pena decir que es lamentable que tenga que producirse un escándalo a raíz de una muerte, para que los ciudadanos disfrutemos de las carreteras que nos merecemos, vista la presión fiscal que soportamos.

Vía | El Mundo
En Motorpasión | La M-607 pone en jaque a la Comunidad de Madrid, Accidente en directo: “Es lo que le pasó a mi hijo”

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos