Hay una pieza en tu coche extremadamente fácil de robar y que está llena de metales preciosos

Hay una pieza en tu coche extremadamente fácil de robar y que está llena de metales preciosos
3 comentarios

Si bien ocurre desde hace años, en los últimos tiempos se han disparado los robos de los catalizadores de coches. Basta echar un ojo en Google para toparnos con no pocas noticias recientes relacionadas con este tipo de hurtos, y detenciones por este motivo, en varias regiones de España.

¿Por qué este dispositivo que equipan la mayoría de coches modernos es tan preciado por los ladrones? La clave la encontramos en los materiales nobles que los componen.

Y es poca broma para el propietario del coche, ya que se trata de un elemento que es complicado de reponer sobre todo si el vehículo es antiguo, pero principalmente costoso. Y dependiendo de la póliza, puede no cubrirlo el seguro.

A lo ello se suma que deja a efectos el coche inservible, pues sin catalizador no se puede circular ya que estaremos emitiendo gases nocivos por encima de lo permitido.

Rodio, paladio y platino

Catalizador de coche

El catalizador, también denominado convertidor catalítico, se integra en el sistema de escape y su cometido es el de procesar los gases nocivos resultantes de la combustión del motor para disminuirlos al salir por el tubo de escape. En definitivas cuentas, controlar las emisiones de los coches térmicos y hacerlos menos contaminantes.

A nivel visual es una suerte de petaca incrustada en la línea de escape y en su interior encontramos un bloque de material cerámico que está atravesado por microconductos revestidos por materiales nobles como el paladio, el platino o el rodio.

Precisamente esos metales hacen que los catalizadores sea tan preciados para los ladrones. El precio actual del paladio ronda los 70 euros por gramo, que entre 2018 y este 2022 ha alcanzado máximos históricos, el platino los 30 euros el gramo y el rodio los 500 euros el gramo, teniendo un buen pico a mediados de este año.

En definitiva, materiales con los que sacar un buen pico y por tanto el principal objetivo de los cacos, mayor que el de obtener este componente por la falta de suministros. O al menos así lo afirma la aseguradora Mapfre a 20 Minutos.

Esta compañía señala que entre enero de 2021 y agosto de 2022, han tramitado más de 3.600 expedientes a consecuencia del robo del catalizador. Y que entre este año y el anterior, han registrado una tendencia al alza por este motivo.

Los más susceptibles: SUV estacionados en la calle o en aparcamientos disuasorios

Coche aparcado en la calle

Más allá de los datos de una aseguradora, desde los cuerpos de seguridad también alertan del incremento de estos robos, que se ha vuelto especialmente popular desde hace cinco o siete años.

Por ejemplo, por irnos a los más recientes, la Ertzaintza, señala que en el País Vasco este tipo de robos han aumentado un 20 % en el último año, según recoge El Correo. También en Valencia se alerta de una oleada de robos de este dispositivo.

Y ayer varios medios, por ejemplo la Cadena Ser, informaron de la detención de dos ladrones que este verano habían sustraído hasta cuatro catalizadores, valorados en cerca de 1.000 euros, en Jerez de la Frontera (Cádiz).

A mediados de este mes de septiembre, otra banda dedicada a estos robos fue detenida: tres ladrones fueron interceptados a la faena de madrugada en Castilleja de la Cuesta, una localidad del extrarradio de Sevilla.

Y no solo se han detectado en España: este verano en EE.UU. detuvieron a una banda que atesoraba más de un millón de dólares en catalizadores robados.

Las víctimas más habituales son coches aparcados en la calle, pero también por ejemplo en parkings disuasorios en paradas de Cercanías y Metro. La nula vigilancia en estos aparcamientos y las muchas horas que pasan allí los vehículos los convierten en lugares perfectos.

No obstante, también se han detectado hurtos por ejemplo en desguaces o en campas de vehículos de empresas de alquiler.

Nissan Qashqai 2017

Con los SUV y los todoterrenos en el punto de mira. El robo en sí, según detallan desde la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) a 20 Minutos, es sencillo. Si bien para un turismo como un compacto o un utilitario requiere elevarse para poder sacar la pieza, no ocurre así con vehículos con mayor distancia libre al suelo.

Así que en el caso de los coches, los más susceptibles de sufrirlo son SUV o todoterrenos. Además que su catalizador suele ser más grande. Y dado que los todocamino es el segmento de moda ya tenemos el caldo de cultivo perfecto.

Aunque por ejemplo la Ertzaintza alude a su mecánica o antigüedad: los que más están sufriendo estas sustracciones son coches de más de doce años o turismos con mecánica híbrida.

Fuera sorpresas en carretera: contrata el Seguro de Coche Allianz y ahorra hasta un 40%. Tendrás asistencia sin límites, acceso a la red de Talleres Excelentes con vehículo de sustitución, recogida y entrega a domicilio, peritación digital sin esperas, limpieza y revisión de los puntos del coche y reducción de la franquicia.

Consejo ofrecido por la marca

El modus operandi para perpetrar el robo requiere varias personas, pero no muchas normalmente dos o tres si hay que elevar el coche: uno lo levanta y otro lo roba, mientras un tercero está vigilando.

Temas