El influencer que pasó de presumir en Bugatti a la cárcel: coches de lujo, 37 millones en efectivo y blanqueando dinero para Corea del Norte

El influencer que pasó de presumir en Bugatti a la cárcel: coches de lujo, 37 millones en efectivo y blanqueando dinero para Corea del Norte
14 comentarios

Hushpuppi, de su verdadero nombre Ramon Abbas, es un influencer que saltó a la fama haciendo alarde de su adinerado estilo de vida en su página de Instagram, que contaba con 2,8 millones de seguidores. Pero todo se vino abajo cuando fue detenido en Dubai hace dos años.

Su detención en Dubái en 2020 se debió a su participación en un sindicato de “ciberestafadores” que robó millones de dólares. El ciudadano nigeriano explotó esa riqueza durante años para hacerse famoso como influencer de Instagram.

Sus publicaciones en la red social mostraban su lujoso estilo de vida, con relojes de lujo y una flota de exclusivos coches. Abbas publicaba regularmente fotos suyas con o al volante de Rolls-Royce, Ferrari, Mercedes Clase G y Bugatti, explicando que su riqueza se la había ganado como "promotor inmobiliario".

Poco después de su arresto en Dubai, Abbas fue extraditado a Estados Unidos para enfrentarse a cargos de "blanqueo de dinero, fraude cibernético, piratería informática y estafa" por valor de 430 millones de dólares.

La detención fue coordinada por las autoridades de Dubai, el FBI y la Interpol. Las redadas permitieron descubrir a otros 11 sospechosos supuestamente implicados, junto con 37 millones de dólares en efectivo en el apartamento de Abbas y más de 12 coches de lujo. Sí, 37 millones en efectivo, quizá porque no confiaba en la seguridad de los bancos...

De ligar por internet a blanquear dinero para Corea del Norte

Hushpuppi 02

Según la BBC, Abbas empezó sus andaduras como “Yahoo Boy”, en referencia al primer servicio de email gratis que estuvo disponible en Nigeria y que se usaba para cometer las primeras estafas online.

Un Yahoo Boy se dedica básicamente a entablar relaciones amorosas a distancia vía email y redes sociales con el fin de obtener de sus víctimas dinero. Y por lo visto es un negocio tan lucrativo en Nigeria que existen hasta escuelas para aprender a ser un Yahoo Boy.

Abbas fue ampliando sus horizontes delictivos y geográficos. Dejó Nigeria para mudarse a Indonesia en 2014. Y en 2017 se fue a Dubai. Fue entonces cuando sus publicaciones en Instagram -y sus delitos- pasaron a otro nivel.

Hushpuppi 01

Así, en febrero de 2019, intentó blanquear 13 millones de euros robados por una banda de hackers norcoreanos en el Banco de la Valeta de Malta, sumiendo a la isla del Mediterráneo en el caos mientras el sistema de pago informático del país se venía abajo. El banco terminó recuperando 10 millones de euros.

Al final, Abbas se declaró culpable de blanqueo de capitales en 2021 en el caso de un intento de robar más de 1,1 millones de dólares a una persona que deseaba aportar fondos para abrir una escuela en Qatar.

Lo más curioso es que en Instagram, hacía tiempo que se oían voces críticas contra él, asegurando que sólo era cuestión de tiempo que fuera arrestado.

En una ocasión escribió en respuesta a los que consideraba haters en un post de Instagram en el que posaba junto a un Rolls-Royce: "Gracias, Señor, por las muchas bendiciones en mi vida. Continúa avergonzando a los que esperan que yo sea avergonzado". Quince días después era detenido.

Temas