Compartir
Publicidad

Cazado a 165 km/h, el CEO de Lotus rebaja su condena porque "tiene que probar los coches"

Cazado a 165 km/h, el CEO de Lotus rebaja su condena porque "tiene que probar los coches"
41 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Jean Marc Gales es el actual CEO de Lotus. Y es de los jefes de industria que no duda en probar él mismo los productos que vende. Así, fue cazado por un policía británico a 102 mph (casi 165 km/h) en la A11, cerca de las instalaciones de Lotus en Hethel, donde el límite es de 70 mph (unos 112 km/h).

Que lo cazasen a esa velocidad es ya un problema para él, pero la cosa se complica cuando eso le supone una penalización de tres puntos en su maltrecho carnet de conducir. ¿La consecuencia? Seis meses de retirada de carnet. Y eso sería terrible para el CEO de un fabricante de deportivos que prueba los coches. Y esa fue justamente su defensa.

Lotus Jean Marc Gales Ceo Of Group Lotus And Aslam Farikullah Jean Marc Gales CEO de Group Lotus, a la izquierda de la imagen, junto a Aslam Farikullah, su predecesor interino en el puesto nombrado por DRB-Hicom (propietaria de Lotus).

En el Reino Unido, el carnet por puntos es diferente al que usamos en España o en Francia o en casi todos los países de Europa. En lugar de tener un carnet con X puntos que se van restando con cada infracción, en el Reino Unido el carnet tiene cero puntos. Y con cada infracción se van acumulando puntos de penalización. Y cuando un conductor alcanza los 12 puntos, se queda sin carnet. Y Jean Marc Gales se vio en la situación de llegar a los 12 puntos y tener que pasar delante de un juez.

Probar los coches como defensa

En su representación fue su abogado, Simon Nicholls. Y por lo visto lo ha escogido bien, ya que Nicholls consiguió rebajar la** suspensión de carnet de hasta seis meses** que prevé la ley inglesa a tan sólo 30 días. Nicholls alegó que como CEO debe estar al tanto de los productos que fabrica y vende.

Lotus Elise Sport 220

Y es justamente esa actitud que le lleva a probar en persona los productos y experimentar lo que buscan sus clientes que ha permitido a Lotus levantar cabeza. Nicholls terminó recordando que la sentencia debería ser educadora y no punitiva per se. Como explicó a The Telegraph, "los jueces han aplicado el sentido común. Hay gente por ahí mucho más peligrosa, conduciendo a 35 mph mirando su móvil".

El juez le dio la razón a Nicholls. Así, Gales todavía tiene un margen de tres puntos en su carnet de conducir, aunque deberá dejar de conducir durante 30 días y pagar una multa de más de 800 libras esterlinas.

Lo que no me queda claro es si fue el argumento de la renovada rentabilidad de Lotus (léase, estoy garantizando trabajo en la región) o bien el de la necesidad de hacer bien su trabajo el que convenció al juez.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos