Compartir
Publicidad
Publicidad

Air-Ink, la tinta creada a partir de la polución de tu tubo de escape

Air-Ink, la tinta creada a partir de la polución de tu tubo de escape
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Te imaginas poder capturar las emisiones nocivas de carbono de vehículos o chimeneas antes de que lleguen a la atmósfera, y convertirlas además en algo útil? Pues esto es precisamente lo que propone la startup Graviky Labs gracias a un dispositivo (Kaalink) capaz de captar la polución de tu tubo de escape o de otra fuente contaminante. Después, ese hollín acumulado se utiliza para la creación de tinta de alta calidad, convenientemente apodada como Air-Ink.

Esta solución persigue una idea del arquitecto, diseñador, visionario e inventor estadounidense Richard Buckminster Fuller (1895-1983), quien dijo una vez que "la polución no es más que un recurso que no estamos aprovechando. Permitimos que se disperse porque no hemos apreciado su valor". Y explotando este concepto, la compañía sugiere precisamente eso: aprovechar el recurso.

Si bien es cierto que lo que deberíamos hacer en primera instancia es reducir dichas emisiones contaminantes, esta startup en lo que trabaja es en capturar la polución del aire -antes incluso de que llegue a la atmósfera- y aprovechar estos desechos para la fabricación de otros productos, mediante procesos de desintoxicación, refinamiento y reciclado. Además, al utilizar estos residuos, el proceso de creación de tinta evita la quema de combustibles fósiles (algo básico para crear tinta).

Air-Ink, la tinta creada a partir de la polución de tu tubo de escape
Air-Ink, la tinta creada a partir de la polución de tu tubo de escape

Básicamente, mediante la instalación de un dispositivo "capturador" de polución en el tubo de escape de un vehículo diésel o en una chimenea, se puede capturar hasta el 95% de las particulas -sin afectar a la presión del sistema de escape, en el caso de un vehículo-. Según Graviky Labs, 45 minutos de emisiones contaminantes de un coche se transforman en unos 28 gramos de tinta Air-Ink.

El proceso actual de producción de tinta es bastante arduo y requiere mucho trabajo, por lo que por ahora se está haciendo a pequeña escala. Precisamente para incrementar su productividad, la empresa ha recurrido al crowd funding y ofrece a sus inversores diferentes tamaños de rotuladores Air-Ink (0,7 mm, 2 mm, 15 mm y 50 mm) y botes de tinta. Hasta el momento, Graviky Labs afirma haber 'limpiado' 1,6 billones de litros de aire para la fabricación de su particular tinta.

"Nuestra idea es retener el hollín de los vehículos de manera que no llegue a nuestros pulmones. El proceso de creación de Air-Ink elimina la toxicidad de metales pesados y partículas cancerígenas del hollín o el carbón. Los contaminantes que podrían estar en los pulmones de millones de personas son ahora obras de arte", afirma el fabricante, que es el primero en crear tinta basada enteramente en residuos de polución.

Air-Ink, la tinta creada a partir de la polución de tu tubo de escape

Todo comenzó como un experimento del MIT Media Lab, en el que el equipo quiso desarrollar una impresora capaz de funcionar con el hollín de las velas, y tras mostrar su invento en varias ferias y conferencias, se dieron cuenta de que la idea gustó a muchos ecologistas y artistas. El siguiente paso fue crear el dispositivo capaz de captar la polución de un tubo de escape y diseñar el proceso para eliminar la toxicidad y convertir los desechos en una tinta tan segura (o sana) como cualquier otra.

Vídeo | Youtube
Fuente | Graviky

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos