Compartir
Publicidad

Fernando Alonso sorprende en su primer test con un Indycar

Fernando Alonso sorprende en su primer test con un Indycar
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Fernando Alonso ha completado hoy su primer test en la IndyCar. El piloto español se ha puesto por primera vez a manos del monoplaza de Andretti Autosport en el legendario óvalo de Indiana y para ser novato, no lo ha hecho nada mal. Además de cumplir con el examen para poder disputar las 500 Millas de Indianápolis, sus tiempos no han pasado desapercibidos.

El frenético ritmo de la mañana en Indianápolis tan solo era señal de lo que estaba por llegar. A primera hora, antes de saltar a la pista, McLaren Honda Andretti ha presentado la decoración definitiva del coche número 29 que Alonso lucirá en su gran día.

Del mismo naranja papaya que McLaren luce en la Fórmula 1, la sorpresa ha estado en la decoración del casco del piloto asturiano. Con los colores de la bandera española y el azul de la asturiana siempre presentes, destacan los logos de su Karting School y la presencia en la delantera y la parte superior de la marca Kimoa, de la que posee parte de las acciones.

Helmet.

Una publicación compartida de Fernando Alonso (@fernandoalo_oficial) el

El primero en saltar a la pista para hacer las vueltas de instalación y la puesta a punto del coche ha sido Marco Andretti, piloto del equipo Andretti Autosport. La temperatura de la pista no era la óptima para el test la constante amenaza de lluvia, que hubiese suspendido el test, les ha obligado a hacer el trabajo en menos tiempo del deseado.

Hacia las 17.00 hora española, Fernando Alonso ha saltado a pista por primera vez. Uno de los objetivos principales era pasar el Rookies Orientation Program (ROP). Una prueba en la que los pilotos tienen que rodar primero en 205 y 210 mph (330 y 338 km/h), después entre 210 y 215 mph (338 y 346 km/h) y por último entre 215 y 220 mph (346 y 354 km/h).

Con éste examen, se certifica que un novato no supone un peligro en los óvalos para el resto de sus rivales. Y en el caso de Alonso, no ha tenido ningún problema para hacerlo. De hecho, según se ha podido ver el asturiano ha clavado los tiempos vuelta tras vuelta, algo realmente complicado siendo su primera vez en un circuito de éstas características.

Dos mundos completamente distintos

C 7nmrdwsaaji5h

Desde que se anunció su participación en las 500 Millas de Indianápolis, Alonso ha visitado la fábrica del equipo Andretti y puesto en contacto con los que serán sus ingeniero en la Indy500. Allí, ha tenido la oportunidad de acumular kilómetros en el simulador pero la realidad muchas veces supera a la ficción.

El Fórmula 1 y el IndyCar son dos monoplazas completamente diferentes y aún tienen mucho trabajo por hacer antes de conseguir ser tan competitivos como les gustaría.

"Son dos mundos muy diferentes. Un coche está preparado para rodar en óvalos sin mucha carga aerodinámica, para ser rápidos, rodar en grupo, aprovechar el rebufo... Y en la Fórmula 1 es una lucha contigo mismo para tratar de alcanzar los limites del coche y de la maquina en unas condiciones perfectas".

Tras superar el ROP, Alonso ha podido seguir sumando vueltas en las que ha trabajado para aprender a resolver situaciones con las que se encontrará en carrera. Con la cantidad de datos recogidos en el test, y tras Gran Premio de España de Fórmula 1 la próxima semana, equipo y piloto continuarán trabajando sin descanso para estar listos.

Aunque no sabe aún lo que es rodar en tráfico, uno de los factores más importantes en esta competición, según él mismo ha confesado, no cree que vaya a tener problemas para acostumbrarse.

En Motorpasión | Lo que esconde la llegada de Fernando Alonso a las 500 Millas de Indianápolis

Jenson Button toma el relevo a Fernando Alonso en el GP de Mónaco F1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio