Compartir
Publicidad
Publicidad

Lo que esconde la llegada de Fernando Alonso a las 500 Millas de Indianápolis

Lo que esconde la llegada de Fernando Alonso a las 500 Millas de Indianápolis
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A pesar de que hasta horas después del bombazo del día nos cueste imaginar que Fernando Alonso vaya a faltar a su primer GP de Mónaco en quince años para disputar las 500 Millas de Indianápolis, el piloto de McLaren Honda ya nos había dado multitud pistas de que ésto podría suceder en cualquier momento.

Ingénuos de nosotros que creímos que no sería capaz de dejar a un lado la Fórmula 1, a pesar de los problemas en el equipo de Woking, para luchar por el que ha confesado muchas veces ser su objetivo para los próximos años: luchar por la Triple Corona.

La situación en McLaren Honda es insotenible. Los dos ceros registrados por Fernando Alonso en las dos primeras carreras de la temporada son claro ejemplo de lo que le espera para el resto del año. ¿Qué más dan dos que tres? Eso debió pensar Zak Brown antes de descolgar el teléfono y perdirle a Mark Milles, CEO de President & CEO of Hulman & Company, de la Indycar y de las 500 Millas de Indianápolis, un asiento para el español.

Podríamos decir que se juntaron el hambre y las ganas de comer. Zak Brown, americano, seguro que vio en la vuelta de McLaren a la Indy 500 38 años después de su última participación, una oportunidad inigulable de negocio. Alonso, hastiado de lucha en la mitad baja de la parrilla, la oportunidad de luchar por una de las victorias cotizadas del mundo. Y los promotores, la oportunidad de atraer la atención de la prensa y a su vez la millones de aficionados.

El hombre que lo hizo posible: Stefan Wilson

Ci Apxhuoaeihys

Según informaba la publicación americana Racer, tras el anuncio de McLaren, la búsqueda de asiento para Fernando Alonso no habría sido tan sencilla como nos habríamos imaginado. Tras la llamada de Brown, Mark Milles trató de buscarle un hueco en uno de los equipos motorizados por Honda sin mucho éxito hasta que dio con Stefan Wilson.

El hermano menor del fallecido en las 500 Millas de Pocono hace dos temporadas, Justin Wilson, preparaba su segundo asalto a la Indy500, el que en su primera participación terminó en la 34º posición.

Tras negociar con Mark Milles, llegó a un acuerdo con los organizadores para ceder su asiento a Fernando Alonso en Andretti Autosport "por el bien de la categoría". A cambio, desde Indianápolis se ha comprometido a ayudarle con su programa para 2018.

¿Por qué no pensar en la victoria

Victoria 1

El año pasado la victoria se la llevó el expiloto de Fórmula 1 Alexander Rossi en su primera participación en la afamada competición junto al equipo Andretti Autosport. Cierto es que el estadounidense ya tenía experiencia en Indycar antes y que no era su primera carrera en la categoría.

Según ha informado el propio Mark Milles, Fernando Alonso dispondrá que una jornada de test privada en la que peparar su asalto a la categoría. A pesar de que estamos hablando de monoplazas, la Fórmula 1 y la IndyCar son dos competiciones completamente diferentes.

Los coches, los circuitos, las estrategias... El asturiano va a tener que trabajar duro en los dos meses que le quedan para llegar a las 500 Millas con la mayor experiencia posible y con posibilidades de llevarse la victoria, si no, ¿para qué intentarlo?

Por el momento, cuenta con la ventaja de que los dos hombres que han ganado las dos primeras carreras del año, Sebastien Bourdais -expiloto de Red Bull en la F1- y James Hinchliffe, llevaban motores Honda.

La Triple Corona

graham-hill-indy-500

Graham Hill ha sido el único piloto de la historia en conseguir ganar las 24 Horas de Le Mans, las 500 Millas de Indianápolis y el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1. Todo un hito que Fernando Alonso quiere ser el siguiente piloto en conseguir.

La victoria del Gran Premio de Mónaco la tiene y por partida doble, en 2006 con Renault y en 2007 con McLaren. Muchas veces hemos recordado que cerca estuvo de participar con Porsche en las 24 Horas de Le Mans, pero que McLaren no lo vio con buenos ojos.

Ahora tiene la oportunidad de tachar la segunda si consigue subir a lo más alto del podio en Indianápolis. Esperamos verle bañado en leche, que es como se celebran, aunque os parezca curioso, las victorias en Indianápolis.

En Motorpasión | ¡Bombazo! Fernando Alonso no correrá el GP de Mónaco de F1 para correr la Indy 500

¿Qué pasa si Alonso dice que quiere ganar Le Mans y la Indy 500? Que le ofrecen asiento hasta en Twitter

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos