Compartir
Publicidad
Publicidad
Así de espectacular es la Audi TT Cup, la copa monomarca que todos querríamos correr
Otras competiciones

Así de espectacular es la Audi TT Cup, la copa monomarca que todos querríamos correr

Publicidad
Publicidad

Durante el pasado fin de semana estuvimos con Audi en Hockenheim en la final del DTM 2016, el campeonato alemán de turismos que terminó con la victoria de Marco Wittmann y su BMW M4 DTM en la categoría de pilotos, y la de Audi en los de constructores y equipos. Además la primera victoria del fin de semana fue para el español Miguel Molina. Pero paralelamente a las carreras del DTM se disputan otras competiciones que sirven de soporte para que los aficionados se entretengan entre carrera y carrera.

Una de esas categorías es la Audi TT Cup, una copa monomarca que se disputa utilizando como base la tercera generación del pequeño coupé deportivo de Audi. Un responsable de la marca nos ha contado todos los detalles de estos coches y de cómo funciona esta copa de promoción de la que quieren que salgan los futuros pilotos oficiales de la marca. ¿Te vienes con nosotros a los entresijos de esta copa tan apetecible?

El coche: así es el Audi TT cup

En una copa de este estilo, el principal protagonista es el coche. Idéntico para todos los pilotos, el Audi TT Cup está basado en el TT de calle, algo que salta a la vista nada más verlo porque su estética es, salvo algunos detalles, idéntica. Dicen en Audi que la base del coche es tan ligera ya en el modelo de calle, que sirve para competición sin apenas modificaciones.

Audi TT Cup

Unas simples modificaciones sirven para rebajar 20 kilos el peso del conjunto, que se queda en unos nada despreciables 1.125 kilos. El motor es el cuatro cilindros 2.0 TFSI que monta el Audi TT que probamos hace ya unos cuantos meses, y la única modificación que ha recibido es una nueva caja del cigueñal para soportar mejor las fuerzas centrífugas a las que se somete.

Desarrolla 310 caballos de potencia, pero en el volante los pilotos disponen de un botón mágico llamado Push to pass que al presionarlo les ofrece durante un tiempo limitado 30 caballos extra de potencia. Para saber si el piloto está usando este botón, una luz LED se ilumina en el exterior del coche, y además otra indica el número de veces que podrá usarlo en lo que resta de carrera, ya que su uso está como es lógico limitado por reglamento. Además cuenta con 400 Nm de par entre 1.600 y 4.300 rpm.

Los Audi TT Cup usan el motor de cuatro cilindros 2.0 TFSI del modelo de serie con 310 caballos. Eso sí, tienen un botón de uso limitado que les ofrece 30 caballos extra para adelantamientos y otras maniobras

Así suena el Audi TT Cup del que cuento cositas hoy en @motorpasion #audi #audittcup #auditt

Un vídeo publicado por Héctor Ares Torrón (@hector_ares) el

Esta potencia se transmite a través de una caja de cambios de seis velocidades S tronic, la misma de doble embrague que lleva el modelo de serie. Detrás del volante hay unas levas de cambio para accionarla. De hecho, tuvimos oportunidad de montar en el cockpit de este modelo y llama la atención que la palanca selectora del cambio sea exactamente la misma que te puedes encontrar en un Audi TT de serie. Y por supuesto, solo lleva dos pedales.

Audi TT Cup

Lo más llamativo tal vez tratándose de un Audi es que la tracción en este caso es al eje delantero, descartando la opción de competir con un coche con tracción quattro. Han elegido esa configuración para hacer que el coche pese menos y sea más ágil, algo lógico si tenemos en cuenta que además la tracción quattro les daría más estabilidad y tal vez restaría espectacularidad al campeonato.

El coche cuenta con un diferencial Haldex que permite transmitir la potencia necesaria a cada una de las ruedas, asegurándose que no se producen pérdidas de tracción. El piloto puede ir configurando electrónicamente desde el cockpit este diferencial para que actúe más o menos, y también puede ver en que posición lo tiene a través de una pantalla en color situada en el cuadro de mandos. Además cuenta con control de tracción ASR

Seguridad y aerodinámica juegan un papel fundamental

Audi TT Cup

Sentados en el interior, destaca la posición de conducción muy baja y retrasada. El asiento que se utiliza en el Audi TT Cup es el mismo del Audi R8 LMS y como ocurre siempre que estás en un coche de carreras, destacan los sistemas de seguridad que lleva para proteger al piloto en caso de impacto. Hablamos de las barras antivuelco, la barra de refuerzo en la puerta del piloto para evitar daños en caso de impacto lateral o el sistema de extinción de incendios, que es el mismo que llevan los Audi de LMP1 y en el propio DTM.

El Audi TT Cup también incorpora un depósito de combustible de 100 litros, que está protegido para impactos con varias capas de Kevlar.

Como es lógico en un coche de carreras de este tipo, la aerodinámica se ha trabajado mucho respecto al modelo de serie, para asegurar la sustentación máxima tanto en el eje delantero como en el trasero. Así delante llama la atención el gigantesco splitter que va a ras de suelo asegurando que el coche va bien pegado al suelo en esta parte.

Audi TT Cup

Unas entradas de aire específicas más grandes para que el motor respire y los mismos faros de LED que se ofrecen en opción en el modelo de calle completan el conjunto que se parece inequívocamente al TT que puedes encontrarte por la calle.

Es tal vez en la parte posterior del coche donde nos encontramos con el elemento más llamativo, un gigantesco alerón muy elevado sobre el perfil del coche que asegura que la parte trasera también se sustenta, especialmente cuando ruedan en circuitos muy rápidos.

Desarrollado en España por los señores de SEAT Sport

Se da la circunstancia de que este coche tiene mucho sabor español, y eso que solo compite fuera de nuestras fronteras y jamás lo ha hecho en España. A pesar de ello, ha pasado muchas horas en circuitos españoles, ya que los encargados de desarrollarlo fueron los expertos de SEAT Sport, tal y como nos confirmó Jaime Puig durante la presentación del nuevo SEAT León Cupra 290 a finales del pasado año en el Autódromo de Terramar.

Audi TT Cup

El desarrollo del Audi TT Cup comenzó en junio de 2014 en Castellolí y solo unos meses más tarde, en enero de 2015, el coche estaba casi listo para su debut. Nadie como SEAT Sport para desarrollar un coche de tracción delantera y base como la que utiliza este modelo, casi idéntico en muchos aspectos al SEAT León Eurocup.

Antes de que la copa comenzase y que los coches comenzasen a entregarse a Audi, pasaron un intensivo test también en España, pero en un circuito bastante más exigente si cabe con las mecánicas. 30 horas de resistencia en el circuito de Motorland Aragón.

¿Cómo funciona la Audi TT Cup

Un responsable de la marca, además de mostrarnos el coche, también nos contó los motivos que han llevado a Audi a poner en marcha esta copa monomarca. El motivo no es solo tener entretenidos a los seguidores del DTM con más Audi pasando por delante de sus ojos, sino que va mucho más allá. Audi quiere usar la TT Cup como cuna de futuros campeones, de futuros pilotos oficiales para la marca.

Audi TT Cup

Todos los coches son exactamente iguales y todos son propiedad de Audi, no hay equipos independientes gestionando cada coche. En una temporada corren un total de 60 pilotos, los cuales tienen que pagar 120.000 euros y además pagarse los viajes y hoteles a cada carrera. La media de edad de la gente que está corriendo actualmente es de 21,5 años y cada temporada aplica gente de todo el mundo. Esa es otra de las características, puedes encontrarte con pilotos brasileños, italianos, alemanes (por supuesto) o británicos. La pasada temporada 2016 no la hizo ningún piloto español.

Los 60 pilotos que compiten en la Audi TT Cup cuentan con nutricionistas, preparadores físicos, coaches que les ayudan a formarse como pilotos y como personas

Audi, además de toda la estructura que soporta al campeonato, les proporciona a los pilotos el entorno necesario para formarse como pilotos profesionales. Así cuentan con nutricionistas, preparadores físicos, coaches, les permiten compartir sesiones con los pilotos de Le Mans, etc. El objetivo es hacer que todos aprendan y alcancen un nivel de conducción y madurez que les permita algún día convertirse en pilotos oficiales de una marca.

Otra de las características de la Audi TT Cup es que todos los datos son abiertos, de forma que un piloto que está teniendo problemas para poner a punto el coche y conseguir los tiempos necesarios, puede solicitar los datos de los coches rápidos y ver así en qué está fallando. Es una forma de asegurarse que también así aprenden en cuanto a puesta a punto.

Audi TT Cup
Correr una copa monomarca como la Audi TT Cup sería un sueño para cualquier amante de las competiciones de motor

Y es que los parámetros sobre los que pueden influír los mecánicos a la hora de ajustar los coches, son muy pequeños. Sobre una puesta a punto standard que marca Audi Sport, solo pueden hacer modificaciones en presiones de neumáticos, mapping del diferencial, estabilizadoras delanteras y traseras, así como nivel de actuacion del control de tracción.

Sin duda la Audi TT Cup es una copa de promoción de nuevos pilotos con un formato muy atractivo. Coches competitivos, mucha igualdad mecánica, una estructura soportada por la marca y la aspiración de llegar a convertirse en piloto oficial de una marca como Audi son los ingredientes perfecto de este cocktail tan apetecible.

Autor | Héctor Ares

Instagram

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos