Compartir
Publicidad

Así son las apuestas de Acura para la mítica subida a Pikes Peak de este año: un NSX, dos TLX y un RDX

Así son las apuestas de Acura para la mítica subida a Pikes Peak de este año: un NSX, dos TLX y un RDX
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La edición de este año de la subida a Pikes Peak, que se celebra el próximo domingo 24 de junio, tiene ya un protagonista bastante claro: la bestia eléctrica Volkswagen I.D R. Aun así, también habrá otros interesantes participantes, como Acura y algunos de sus modelos, como el nuevo NSX.

A diferencia de la apuesta de Volkswagen, que nada tiene que ver con sus modelos de competición, estos Acura/Honda están basados en vehículos de producción de la marca. La principal novedad es el nuevo Acura RDX, que se estrena en competición, junto a tres modelos ya vistos el año pasado.

Este 2018 la marca Acura suma el séptimo año consecutivo participando en la "Carrera a las nubes", y también es el cuarto año que un vehículo de la marca ejerce de Pace Car o coche de seguridad, concretamente un 2019 Acura RDX A-Spec. Además, los coches de apoyo de la organización también serán del fabricante, concretamente el modelo 2018 Acura MDX.

De los cuatro vehículos inscritos por Acura en este evento, tres de ellos ya participaron el año pasado. La novedad es el RDX, pero también estarán el TLX A-Spec ganador de la Exhibition Class de 2017, el NSX que hizo podio en Time Attack 1 y el TLX GT ganador de la Open Class.

Acuras Pikes Peak
Acuras Pikes Peak

2019 Acura RDX

El primero de todos es el modelo más novedoso, el 2019 Acura RDX, que se estrena en competición en la categoría de exhibición (Exhibition Class) y con un motor 2.0 litros VTEC Turbo derivado del de producción, junto a una caja de cambios automática de diez velocidades y la tracción total Super All-Wheel Drive de la casa con reparto vectorial de par.

En este caso el motor VTEC Turbo se ha optimizado para desarrollar una potencia de 350 CV y un par máximo de 447 Nm, gracias principalmente al uso de un turbocompresor más grande, un intercooler también más generoso y un compresor eléctrico que ayudará a reducir el turbo lag a medida que el vehículo vaya ganando altitud durante la prueba.

Además, el RDX incorpora un sistema eléctrico de 48 voltios que lo convierte en un microhíbrido de los que tan de moda están, su interior se ha vaciado para aligerar peso, la suspensión tiene una puesta a punto de carreras, las llantas son HRE forjadas con gomas Pirelli y el sistema de frenos se ha mejorado mediante pinzas Brembo delanteras y pastillas también de competición. Lo pilotará Jordan Guitar, un rookie de Pikes Peak con gran experiencia en rallies.

Acuras Pikes Peak
Acuras Pikes Peak

2018 Acura TLX A-Spec

Tras su exitoso debut el pasado año, el TLX A-Spec vuelve a Pikes Peak con Nick Robinson -del equipo de desarrollo de chasis de Acura Norteamérica- al volante, un veterano que ha participado ya cinco veces en la prueba y que consiguió su primera victoria en 2014, aunque sobre dos ruedas y en la categoría de 250 cc. En 2017 llevó a la victoria el NSX.

Por supuesto, este TLX goza de una suspensión puesta a punto para la carrera, un motor 3.5 litros V6 turbo de 500 CV con electrónica completamente personalizada para la ocasión y junto a un diferencial autoblocante. Los únicos cambios con respecto al TLX de la pasada edición son un nuevo kit aerodinámico y una reducción adicional de peso.

2018 Acura TLX GT

Preparado por RealTime Racing (RTR), el TLX GT monta un motor V6 J35 biturbo utilizado anteriormente en las Pirelli World Challenge Series, pero modificado para trabajar con los grandes cambios de altitud de Pikes Peak. Además, la suspensión es específica para la prueba y la relación de la caja de cambios también se ha ajustado para la máxima aceleración.

Este año el modelo tiene aún más carga aerodinámica gracias a un enorme spliter frontal y a un alerón que genera aún más fuerza. A los mandos del modelo estará Peter Cunningham, rookie del año en 2017.

Acuras Pikes Peak
Acuras Pikes Peak

2018 Acura NSX

El modelo más icónico de Honda (que se vende bajo la marca Acura en Estados Unidos) también estará en Pikes Peak. El Acura NSX vuelve a la categoría Time Attack 1, donde marcó un récord el pasado año, y lo pilotará James Robinson, veterano del evento con ocho participaciones.

Según la marca, este NSX está aún más aligerado que en 2017, y también se ha mejorado la carga aerodinámica mediante un mayor alerón y un nuevo slitter delantero. Y, por si fuera poco, su motor 3.5 litros V6 (que cuenta con apoyo eléctrico de serie y tracción total Super Handling All-Wheel Drive) recibe dos nuevos turbocompresores también de mayores dimensiones.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio