Compartir
Publicidad

Así funcionan los modos de conducción del Opel Ampera

Así funcionan los modos de conducción del Opel Ampera
59 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Por fin se nos proporciona la primera imagen de la versión definitiva del Opel Ampera, que será exhibida durante el Salón de Ginebra. La marca asegura tener ya 1.000 personas interesadas en comprarlo en Europa, en torno a la mitad son empresas o flotistas. El precio de más de 40.000 euros (sin ayudas) no parece asustarles.

Digo primera imagen porque no hay más en la página de prensa, solo las del prototipo que ya hemos visto normal, visto con Photoshop para parecer Vauxhall e incluso probado (matrícula GG CN 689). Se empezará a vender a finales de año, estando su producción localizada en Detroit (EEUU), en el mismo lugar que se fabrica el Chevrolet Volt.

Tal y como habíamos anunciado, el Opel Ampera (y por ende el Volt) permitirá elegir cuándo funcionar en modo 100% eléctrico y cuándo tener la ayudita de un motor de gasolina 1.4 de 100 CV de potencia. Recordemos que es un coche eléctrico de autonomía extendida, puede parecer un híbrido pero no lo es.

Opel Ampera

Dispondremos de cuatro modos de conducción, siempre con transmisión automática (en realidad solo hay una marcha, no necesita más). No conocemos datos nuevos. Sigue teniendo 150 CV de tracción delantera eléctrica, 370 Nm de par máximo, 0-100 en torno a 9 segundos y una punta de 161 km/h.

El primer modo de conducción es Normal. Funcionará en modo eléctrico hasta que las baterías lleguen a un nivel predeterminado de descarga, cerca del 30%. A partir de ese momento el motor de gasolina funcionará el tiempo necesario para que no bajen las baterías de ese nivel.

Si se permitiese el agotamiento de las baterías, el motor de gasolina solo podría dar 100 CV, por lo cual, el motor eléctrico quedaría limitado también a 100 CV excluyendo pérdidas de conversión. Manteniendo ese buffer zone, queda energía disponible para que haya 150 CV de potencia para el motor eléctrico.

Opel Ampera

El segundo modo es Sport. La única diferencia con el modo normal es que el acelerador responde antes, pero no hay cambios en la potencia, ni sirve para dejar de ahorrar. Es decir, el modo Normal no produce un ahorro por falta de potencia máxima. En la práctica, el modo Sport reduce algo la autonomía.

El tercer modo se llama Mountain, y sirve para encender el motor de gasolina antes de llegar a una zona de pendiente para llenar forzosamente las baterías de energía y que no se agoten prematuramente. Recordemos que con 64 km de autonomía en llano, pero subiendo mucha cuesta, eso se reducirá considerablemente.

Por último tenemos el modo City, que permite mantener el generador de gasolina encendido todo el rato o desconectarlo, para aprovechar la autonomía eléctrica en los momentos en que sea más favorable. Es una herramienta útil para expertos en conducción eficiente pero no tanto para un conductor normal.

El resto de la información que nos ofrece la página Web de Opel Europa no dice nada nuevo o nada más interesante.

En Motorpasión | El Opel Ampera podría permitir elegir cuándo funcionar con electricidad y cuándo con gasolina

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos