Nissan Qashqai, presentación y prueba en Madrid (parte 2)

Nissan Qashqai, presentación y prueba en Madrid (parte 2)
9 comentarios

Continuamos con la segunda y última parte de nuestra pequeña prueba del Nissan Qashqai, el éxito de ventas de Nissan. En esta parte abordaremos la prueba dinámica (no va mal, pero que nadie espere un crossover deportivo) y veremos sus niveles de equipamiento, sin opciones llamativas pero bastante completos, incluyendo un techo panorámico que me ha encantado.

Mientras tanto en la primera parte continúa el debate sobre si los crossover son criaturas de nuestro señor o merecen la hoguera. Y al final ese es el quid de la cuestión, se trata de gustos personales y de anteponer unas cualidades a otras.

Pero antes de llegar a las conclusiones, os invito a poneros al volante del Nissan Qashqai.

Prueba dinámica

Nos subimos al coche y la primera impresión es la de un compacto alto con reminiscencias de todo terreno, con una consola bastante vertical. La posición de conducción alta nos permite tener un punto de vista que da sensación de seguridad, uno de los primeros motivos de elección de coches de este tipo. Por el parabrisas vemos el capó, y al ajustar los espejos nos damos cuenta de que son de un tamaño considerable, tanto como el coche.

Arrancamos la versión que pude probar, un 2.0 gasolina de 140 CV. Va asociado a un cambio manual de seis marchas, bastante suave sobre todo teniendo en cuenta que la unidad probada tiene muy pocos kilómetros.

Nissan Qashqai

Por si nos quedase alguna duda de la vocación urbana del coche, la prueba comienza en la rotonda de Atocha, en Madrid. Esquivando los primeros peatones para salir del parking y colándome entre dos autobuses entiendo perfectamente cuál es la diferencia respecto a un compacto: punto de vista más alto equivale a mayor sensación de comodidad y mejor visibilidad.

Ya en autopista y carretera secundaria notamos algo flojo el motor, de hecho parece más el 1.6 de 115 que el 2.0 de 140. En cualquier caso a este coche parecen venirle como anillo al dedo los dos motores diésel, más adecuados para mover un coche algo grandecillo.

En rotondas y curvas su respuesta me parece buena teniendo en cuenta su altura. ¿Se mueve de forma segura y cómoda? Sí. ¿Recomiendo este coche para quien busque ir rápido? No. No se puede tener todo, la misma altura que nos permite pasar por caminos no demasiado extremos (algo que un compacto podría hacer a duras penas), es un punto en contra a la hora de buscar estabilidad en carretera y aerodinámica.

Nissan afirma que ha realizado reajustes en la suspensión y de la dirección. No he probado el modelo anterior pero mi compañero de prueba tiene un Qashqai y me confirma que la diferencia es significativa, la dirección es ahora más suave y la suspensión parece mejor ajustada. Los neumáticos que montaba son un Bridgestone Dueler (especiales para todoterrenos) con medidas 215/60 R17, perfil tirando a alto, también orientado a su uso fuera de carretera.

Equipamiento del Nissan Qashqai

Nissan Qashqai

Según Nissan una de las claves del éxito ha sido la actualización constante. Ser un modelo con un volumen de ventas tan alto les permite hacer un restyle tres años después de su salida al mercado, pero con una actualización de equipamiento hace un año.

El acabado más básico, Visia, incluye seis airbags, ESP, aire acondicionado, control de crucero, equipo de audio con Bluetooth y ordenador de a bordo. Lleva llantas de acero de 16 pulgadas con tapacubos y no tiene volante de cuero ni mandos en el volante.

El segundo acabado, Acenta, añade climatizador, sensor de aparcamiento trasero, faros antiniebla, luces y limpiaparabrisas automático, volante de piel, asientos regulables eléctricamente, manetas en el color de la carrocería y llantas de 17 pulgadas. Salvo que busquemos un acabado muy básico, podemos pensar en el Acenta como la primera versión a considerar.

El tercer acabado es el Tekna Sport, que incorpora el techo panorámico, pedales de aluminio, barras de techo, Nissan Connect, mandos en el volante y conector USB.

Por último, la opción más alta es el Tekna Premium, que cuenta con faros de xenón, sistema de arranque sin llave, asientos de piel y sistema de audio Bose, además de todo el equipamiento de las versiones anteriores.

Nissan Qashqai

Una de las opciones interesantes es el Nissan Connect, el sistema de navegación que incorpora además una cámara trasera de aparcamiento. Tiene una pantalla táctil de 5 pulgadas.

El sistema de navegación está en una posición algo baja, y su pantalla se hace pequeña. Los menús son correctos, algo lentos en ocasiones, podemos decir que no es mejor ni peor que un sistema tipo TomTom. Sin embargo al venir de serie en los dos acabados más altos resulta mucho más cómodo que un navegador de instalación.

La cámara de aparcamiento se agradece enormemente en un coche destinado al uso urbano y que es más voluminoso que otros de sus competidores.

Motores del Nissan Qashqai

Nissan Qashqai

Gasolina

  • 1.6 de 115 CV
  • 2.0 de 140 CV

Diésel

  • 1.5 dCi de 106 CV
  • 2.0 dCi de 150 CV

Nissan nos cuenta que el motor 1.5 dCi es el más vendido, supone aproximadamente un 35-40% de las ventas del Qashqai (algo menos si tenemos en cuenta también el Qashqai+2). Teniendo en cuenta el tipo de uso del coche y que el 2.0 es algo perezoso, los dos diésel parecen las opciones más interesantes para el Qashqai.

Junto a este restyle 2010 se añade a la lista el Nissan Qashqai Pure Drive. Es una versión de consumo reducido que monta el mismo 1.5 dCi, pero con unas emisiones de 129 g/km CO2 y un consumo de 4,9 litros. Lo logra gracias a desarrollos de marchas más largas y mejoras aerodinámicas como tapar los huecos de las luces antiniebla o con unos tapacubos especiales.

En esta primera toma de contacto no hemos podido probar la versión con tracción integral, que cuesta unos 3.000 euros más que la versión con tracción delantera.

Seguridad

El Qashqai 2007, estructuralmente el mismo que el que se presenta, lograba 5 estrellas EuroNCAP. ¿Y protección para peatones? El hecho de ser más alto a priori me parecía un problema, sin embargo logra dos estrellas, las mismas por ejemplo que un Ford Focus (algo más antiguo). El equipamiento en seguridad pasiva (ESP de serie, 6 airbags) es correcto para su segmento y precio.

Precio del Nissan Qashqai

Según Nissan, a igualdad de equipamiento sólo el Ford Focus y el Renault Mégane son más baratos, si tenemos en cuenta compactos, monovolúmenes y pequeños crossover como el Ford Kuga (sin tener en cuenta descuentos). Viendo que parte en 20.650 euros, realmente podemos decir que es una opción algo más cara que un compacto, aunque no demasiado.

Nissan vende sobre todo los dos acabados más altos, algo comprensible: por ejemplo el Tekna Sport cuesta 2.800 más que el más básico con el motor 1.5 dCi e incluye casi todos los extras que podemos tener en el coche.

Precios Nissan Qashqai

Conclusiones

El Nissan Qashqai es la primera opción que tienen en cuenta aquellos compradores que no quieren un compacto de los de siempre, o que buscan las facilidades de un monovolumen o crossover sin pagar demasiado ni tener un coche demasiado grande.

Si te gustan los coches con aspecto de todoterreno o buscas un coche distinto, es una buena opción, aunque ligeramente más cara. Si por contra valoras un comportamiento deportivo en carretera o unos acabados y diseño interior más elaborados deberás irte a un perfil más clásico.

En Motorpasión | Nissan Qashqai, presentación y prueba en Madrid (parte 1)
En Motorpasión | Ford Kuga 2.0 TDCi 4WD, prueba

Temas
Comentarios cerrados