Publicidad

¿Por qué optar por un SUV premium para tu renting?


¿Por qué optar por un SUV premium para tu renting?
1 comentario

El renting, con marcas como Jaguar a la  cabeza, sigue imparable en su crecimiento como opción para conseguir un  vehículo nuevo en España. A pesar del frenazo que ha supuesto el  escenario actual de pandemia, el interés de los españoles por esta  modalidad no ha parado de crecer. El número de clientes ha aumentado un  19,88% en el tercer trimestre del año, con respecto al mismo periodo del  año pasado. Y su cuota de mercado supera ya el 25%.

La categoría SUV, que ya supone más del 50% de las ventas totales de  vehículos en España, también es muy apreciada por las empresas en el  mercado del renting. De hecho, su crecimiento es aún mayor que en el mercado de particulares, situándose por encima del 35%. Algo similar ha ocurrido con el renting de la categoría premium, cuyo crecimiento casi duplicó en 2019 el del arrendamiento de vehículos de otras categorías más generalistas. Precisamente Jaguar cuenta con una de las gamas SUV premium más representativas.

El crecimiento del SUV es aún mayor en el mercado del renting

Los motivos de este idilio entre renting, SUV y clase premium parecen claros: a las ventajas habituales del primero (fiscales y operativas) se suma el menor coste de propiedad que pueden ofrecer los todocaminos frente a las berlinas, segmento habitual en las flotas corporativas.  También los profesionales, sobre todo ejecutivos y directores, pero  también autónomos con negocios asociados a la exclusividad, han girado  ahora sus miradas hacia el SUV premium. Veamos con Jaguar algunos de los motivos de este fenómeno.

Máxima versatilidad y confort en el trabajo y con la familia

Jaguar 2

Uno de los motivos por el que los SUV están tan de moda es sin duda porque han ido sustituyendo a otras categorías.  El ejemplo más claro es el de los monovolúmenes, esos vehículos que  hasta no hace muchos años parecían imprescindibles para cualquier  familia. Los llamados todocaminos ofrecen unos diseños infinitamente más  atractivos, incluyendo esa altura extra que tanto gusta para salirte de  la carretera. Y todo ello sin perder apenas la habitabilidad y el  espacio que ofrecían los monovolúmenes.

La versatilidad del SUV es lo que gusta tanto a autónomos como directivos

A la hora de buscar un vehículo de renting, el ideal es aquel que le permita utilizarlo para su actividad profesional y a la vez disfrutarlo con su familia.  Indispensable, por ejemplo, un gran maletero que además pueda aumentar  su capacidad abatiendo unos asientos que permitan varias  configuraciones.

La categoría de los SUV premium va más allá. Aportan la diferenciación y exclusividad que requieren los mejores coches de representación.  Un atractivo diseño que permita a la empresa transmitir una imagen de  marca novedosa y de categoría pero, también, un interior de excelentes  acabados y materiales de calidad que hagan sentirnos como si viajásemos  en clase business.

Jaguar 3

El Jaguar F-PACE fue uno de los primeros SUV premium en ofrecer precisamente esto cuando salió al mercado su primera versión, allá por 2015. Posee ese estilo inconfundible de la firma británica, remarcado por la calandra frontal, que hace que todo el mundo sepa que estamos ante un vehículo premium. En el interior se respira igualmente esa exclusividad, con unos acabados de calidad y una sensación de confort que se deja sentir nada más sentarnos.

Ese confort se prolonga en cuanto salimos a carretera. El F-PACE es  uno de esos coches donde los kilómetros caen sin esfuerzo, también  gracias a las buenas prestaciones que ofrece: conducción agradable y  caballos de sobra para afrontar cualquier tipo de ruta. Todo ello  características que harán más fácil la labor de aquellos profesionales  que, por su trabajo, deban pasar muchas horas en la carretera.

El confort y las prestaciones son indispensables para los que desplazan muchos kilómetros

A todo ello se suma una muy destacable capacidad del maletero, de hasta 650 litros totalmente aprovechables gracias a su diseño sin huecos ni formas extrañas. Un maletero que nos  servirá tanto para llevar todo el material de nuestro trabajo como el  equipaje de toda la familia.

En modalidad de renting, Jaguar nos ofrece el F-PACE debidamente equipado:  sistema Configurable Dynamics, faros LED adaptativos, techo panorámico  deslizante, cuadro de instrumentos interactivo, equipamiento exterior  Black Pack, asientos delanteros con ajuste eléctrico, llantas de 19  pulgadas Style 503 y unos preciosos asientos Ebony con pespunte en  contraste. La cuota será de 495 euros al mes.

Deportividad y distinción para los profesionales

Jaguar 4

Más recientemente, los fabricantes han explorado los caminos del SUV compacto,  que han permitido renovar aún más la categoría. Este tipo de vehículo  ofrece las características que ya conocemos, en una dimensiones más  reducidas que lo hacen más apto para el día a día en la ciudad. Permite también ofrecer unos diseños más deportivos e incluso agresivos (ya se habla de los CUP o SUV coupé) que hace las delicias de profesionales y ejecutivos.

La categoría premium consigue acentuar más aún la  deportividad de estos vehículos, que no se queda solo en el diseño, sino  que también se hace notar en unas sobradas prestaciones. El renting de este tipo de vehículos le permite a la empresa reforzar su imagen no solo de cara a sus clientes. También le aporta ese valor añadido a los empleados o directivos que disfruten de la flota, dándoles la oportunidad de conducir modelos que, en circunstancias normales, no podrían permitirse.

Jaguar 5

En esta categoría podría encajar el Jaguar E-PACE,  que reduce las dimensiones del F-PACE hasta los 4,4 metros de largo.  Pero no se trata de una versión reducida de su hermano mayor (como hacen  otros fabricantes) sino que cuenta con personalidad propia.

Los profesionales y directivos buscan el valor añadido a su vehículo de empresa

El Jaguar E-PACE en modalidad de renting también incluye un amplio  equipamiento: Smartphone Pack, sistema Touch Pro, cámara de visión  trasera, asistencia al estacionamiento, asientos delanteros manuales de 8  movimientos, monitor del estado del conductor y llantas de 17 pulgadas.  Y está disponible desde 295 euros al mes.

Altas prestaciones y máxima sostenibilidad para nuestro negocio

Jaguar 6

Hablábamos más arriba del soplo de aire fresco que supuso la  irrupción del SUV, y que usarlo para nuestra actividad profesional, o  incorporarlo a la flota de nuestra empresa, nos ayudaría a renovar y fortalecer la imagen de nuestro negocio.  Pero el SUV realmente ya no supone ninguna novedad: el mercado está  prácticamente copado por decenas de modelos que, francamente, lucen muy  similares entre ellos.

El mercado del SUV pedía a gritos una renovación que volviera a  despertar las pasiones del público. Y se ha logrado explorando las vías  que dan a otros segmentos, como los SUV compactos o los coupé. La  renovación viene de la mano de las motorizaciones alternativas, especialmente las eléctricas. Ya podemos encontrar el F-PACE y el E-PACE en versión híbrida enchufable, que les concede el distintivo ambiental ECO tan necesario en el futuro más inminente de nuestras ciudades. Ya se  sabe, nuestro tiempo es oro y no podemos perderlo porque se haya  activado un protocolo anticontaminación.

La verdadera innovación de la gama SUV es la electrificación

Pero la verdadera innovación se encuentra en los vehículos cien por cien eléctricos, los Battery Electric Vehicle o  BVE. No cabe duda de que es el verdadero futuro de la automoción, y  contar con ellos para nuestra empresa o negocio lanza un mensaje muy  contundente. Que sea además un SUV premium eléctrico nos garantiza que  ese mensaje sea el adecuado: innovación, discreción, elegancia,  exclusividad.

Jaguar 7

Si decimos que el Jaguar I-PACE encaja en esta definición no es gratuito. La firma británica se  adelantó con este modelo al resto de marcas generalistas y de lujo del  mercado europeo. No en vano fue escogido Coche del Año en Europa en 2019,  por la brecha que abría para la industria. El I-PACE es un coche  eléctrico, sí, pero uno de altas prestaciones que lo sitúa fuera del  rango de los habituales compactos y utilitarios reconvertidos de otras  marcas.

El renting de Jaguar nos permite contar para nuestro negocio con un SUV a medio camino entre la berlina de lujo y el deportivo.  Cuenta con un diseño claramente diferenciado del resto de modelos de  los británicos pero con los detalles que lo identifican inequívocamente  con la marca. Y la experiencia interior combina la vanguardia tecnológica de los BEV con la exclusividad que se espera de la firma.

Además la versión del I-PACE para renting incluye generosos  extras: suspensión neumática, techo panorámico, equipamiento exterior  Black Pack, llantas de aleación de 20 pulgadas, cristal Privacy, o  acabado interior Aluminium Monogram, entre otros. Y podemos disfrutarlo desde 595 euros al mes.

Jaguar 8

En todo caso, la opción de contar con Jaguar para nuestros vehículos de  renting podría interesarnos no solo por los modelos que ofrece. También  nos garantiza que contemos con las mejores condiciones que se pueden esperar de esta firma:  asistencia en carretera 24/7, mantenimiento y reparaciones en taller  oficial, primeras marcas en neumáticos (con recambio ilimitado por  desgaste), vehículo de sustitución y el ServiPlus, el servicio de  reparación de daños para accidentes sin franquicia.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio