Compartir
Publicidad
Publicidad

Ford S-MAX Concept: el futuro de los monovolúmenes Ford llega a Frankfurt

Ford S-MAX Concept: el futuro de los monovolúmenes Ford llega a Frankfurt
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En un escenario plagado de crossovers, la marca del óvalo busca su propio espacio remodelando el Ford S-MAX. En el Salón de Frankfurt darán a conocer el Ford S-MAX Concept, un prototipo que anticipa las formas del futuro en cuestión de monovolúmenes de la casa. La idea es respetar la esencia del modelo pero sometiéndolo a una actualización que viene cargada de notas futuristas.

En motorizaciones, sabemos simplemente que el futuro S-MAX dispondrá de un EcoBoost 1.5, sin especificar aún prestaciones. Finalmente, el tercer apoyo del nuevo monovolumen estará en las tecnologías que incorporará, sobre todo en el terreno de la conectividad y comodidad para sus ocupantes.

Visto desde el frontal, el S-MAX Concept presenta una parrilla más elevada, unos faros apuntados y un diseño de paragolpes más dinámico. Recorriendo el lateral se observa una línea estilizada y continua que desemboca en una parte trasera decididamente futurista. El uso de faros de ledes orgánicos, que permite una mayor flexibilidad en diseño, acentúa esa sensación.

Ford S-MAX Concept

Para el interior se ha previsto una consola de reducido tamaño que deje mayor espacio libre. Su pantalla emite distintas imágenes al conductor y al acompañante, evitando las distracciones al primero. El habitáculo sigue centrado sobre la figura del conductor, y los materiales empleados, entre ellos el cuero y la fibra de carbono, elevan el nivel de sofisticación del ambiente.

En tecnologías, Ford SYNC con MyFord Touch se erigen en centro neurálgico de la conectividad. SYNC AppLink permite usar aplicaciones de smartphone mediante comandos de voz. Se incluye el asiento con monitorización del ritmo cardiaco (ECG Seat), así como el control de niveles de glucosa, que avisa a los padres si un niño dormido en los asientos traseros sufre una crisis diabética.

Por lo demás, un poco de todo: asientos inteligentes en la tercera fila, accionables en un solo movimiento de mano, asistente de aparcamiento, asistencia precolisión... Y como plato especial, las tecnologías de comunicación car-to-car, que permiten que los coches se avisen entre ellos en casos como circulación en sentido incorrecto o detenciones en lugares potencialmente peligrosos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos